Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Quinta Comisión

(Nueva York, 1 de Diciembre de 2000)

Intervención del Embajador Alfonso Valdivieso, Representante Permanente de Colombia, en nombre de los países miembros del Grupo de Río sobre la Propuesta para una Escala de Cuotas para Presupuesto Regular, en sesión informal de la Quinta Comisión.

 

Gracias Sr. Presidente,

La iniciativa que hoy presenta el grupo de río, es el resultado de un intenso proceso de negociación y debe ser considerada como una contrapropuesta a las iniciativas que han presentado los países desarrollados, cuyo objetivo es reducir la cuota de algunos miembros permanentes a expensas del resto de la membresía de la organización.

Nuestra propuesta se basa en los principios consagrados en las resoluciones 1874 (s-vi) y 3101 (xxviii) y su formulación busca garantizar equidad, gradualidad, y previsibilidad, con especial atención a la situación de países en desarrollo.

El grupo de río espera que los miembros permanentes resuelvan la cuestión de la distribución de la prima - consecuencia directa de su status y privilegios- de manera razonable y aceptable para la asamblea general, sin afectar la situación de los países en desarrollo. En este sentido, enfatizamos que ningun país en desarrollo debería pagar más que un miembro permanente.

Por las razones expuestas, consideramos que el modelo que hoy presentamos es el único que reune las características necesarias para convertirse en la base para el consenso.

La escala de cuotas para las operaciones de mantenimiento de la paz es esencialmente un acuerdo político, que se fundamenta en la escala de cuotas para el presupuesto ordinario. En nuestra opinión, el umbral para la eliminación de los descuentos no debe ubicarse en el promedio del ingreso mundial que, como decimos en las negociaciones de la escala de cuotas para el presupuesto ordinario, se acerca más a la línea de la pobreza que a la riqueza. Por esta razón proponemos que el umbral para ingresar a la categoría b sea igual a 2 veces el promedio del ingreso mundial.

Proponemos un enfoque gradual que permita una mayor planificación de los recursos fiscales y un período de transición de tres años para todos los movimientos ascendentes.

Sobre la base de un ingreso igual a 1.5 veces el promedio del ingreso mundial, se establecerían 3 nuevas categorías, antes de la eliminación total de los descuentos. Los niveles de descuento propuestos para cada categoría buscan evitar un fuerte impacto presupuestal para cada movimiento.

Los países que se ubiquen abajo del umbral de 1.5 veces el ingreso mundial promedio y cuyas cuotas al presupuesto ordinario no excedan el 0.01% conservarán el 80% de descuento que disfrutan actualmente.

La categoría que tendrá el 90% de descuento, comprenderá a todos los países en desarrollo y economías en transición cuya cuota al presupuesto ordinario no sobrepase el 0.01%, que es lo que hemos aceptado como nivel máximo de contribución de los países menos adelantados. De esta forma, quedarían cubiertos la gran mayoría de países con situaciones particulares de vulnerabilidad.

En los números, de conformidad con nuestra propuesta 13 países podrían aumentar su cuota, bajo los beneficios de un período de transición de tres años, y podrían disminuir su cuota 37 países en desarrollo y economías en transición, quedando tuvalu con un descuento del 90%.

Adicionalmente, proponemos que se utilice un período estadístico de 6 años para el cálculo del ingreso per cápita y de los umbrales, sobre la base del pnb.

Una consideración adicional, debido a que nuestros presupuestos nacionales para el 2001 ya están cerrados y que los presupuestos de la mayoría de las operaciones de mantenimiento de la paz se ejercen a partir del 1 de julio de cada año, proponemos que la entrada en vigencia de la escala de cuotas que adoptemos sea a partir del 1 de julio de 2002.

ˆarriba

« regresar

Periodo 55