Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Tercera Comisión

(Nueva York, 22 de Octubre de 2001)

Intervención del Doctor Alvaro Tirado, Embajador de Colombia en Misión Especial, Tema 115: Promoción y Protección de los Derechos del Niño.

 

Señor Presidente:

Como primera medida quiero expresar que Colombia se asocia plenamente a la intervención realizada por el Grupo de Río sobre este tema, y quiero así mismo resaltar la importante labor de concertación y coordinación realizada por la Secretaria Protempore Chilena, así como el destacado papel que ha jugado el Grupo de Río a lo largo del proceso preparatorio de la Sesión Especial de la Asamblea General sobre la Infancia.

Las infortunadas circunstancias del 11 de septiembre no hicieron posible la celebración de este encuentro que tantas expectativas había generado. Pero esas expectativas permanecen, y aumentan constantemente, en especial en muchos de los niños y niñas hacia quienes están dirigidos nuestros esfuerzos, y quienes esperaban, y esperan aun, jugar un rol activo y destacado en lo que será la mas amplia revisión de los compromisos adquiridos en favor de la infancia en los últimos 11 anos, desde la celebración de la primera asamblea especial sobre el tema en 1989.

La Convención de los Derechos del Niño, el mas amplio y aceptado tratado de derechos humanos en la historia, que ha sido el eje de aplicación de esos compromisos, debe constituir también el eje de esa revisión.

Colombia, como uno de los 191 países que a la fecha son Partes de esta Convención quiere hoy ratificar su compromiso con el cumplimiento de las obligaciones que de ella derivan. En este propósito, hemos buscado aplicar el mandato del articulo 44 de la constitución nacional que señala: "los derechos del ninfo prevalecen sobre los derechos de los demás, y son fundamentales.

Señor Presidente:

La visión de mediano y largo plazo que orienta el compromiso de Colombia con y por la niñez esta basada en el reconocimiento del papel central de las niñas y niños como finalidad de la sociedad, en su carácter de ciudadanos y en su potencial de constructores y sujetos de su propio desarrollo.

En ese propósito, entre muchos otros esfuerzos, estamos trabajando en el montaje de un sistema nacional de indicadores para la infancia. Este sistema nos permitirá llevar a la practica el seguimiento de cada uno de los derechos del niño, entendidos como una propiedad del individuo, como bienes socialmente apreciables de manera que se puedan medir, programar y evaluar.

El resultado será un conjunto de indicadores, agrupados en factores de beneficios para el niño y condensado finalmente en un solo índice que permitirá ordenar los resultados de las instituciones, de los programas y de los municipios por la eficacia, equidad, eficiencia y calidad de la ejecución de las políticas, tanto a nivel local como nacional.

En otro ámbito de acción, estamos haciendo grandes esfuerzos para desvincular a los niños del conflicto armado que asola nuestro país. En Colombia, estamos convencidos de que si puede haber una salida negociada para el conflicto armado y soluciones concretas al problema de la niñez afectada por este.

Con esta convicción estamos trabajando. En este propósito, el Gobierno ha dado pasos como el aumento a 18 años de la edad de reclutamiento en las fuerzas armadas y la desmovilización de todos los soldados menores de esa edad.

Pero en Colombia lamentablemente los niños y niñas, como tantos otros colombianos están vinculados de diversas maneras al conflicto. Y para esos niños y niñas, como para todos los colombianos, estamos buscando, en medio de innumerables obstáculos, avanzar en una negociación que ponga fin a la violencia que sufren todos y cada uno de nuestros compatriotas.

En estas circunstancias, al tiempo que perseveramos en las conversaciones de paz, estamos implementando iniciativas de rehabilitación y reinserción integral de la niñez desvinculada de los grupos armados. Estas iniciativas, desarrolladas principalmente a través del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, incluyen programas sociales especiales que van desde la reinserción económica y el apoyo familiar hasta la creación de una red nacional e internacional de apoyo al menor desvinculado.

De igual manera, hemos dado prioridad a la erradicación de minas antipersonales, y a través de la Red de Solidaridad Social estamos desarrollando un Plan Nacional de Atención para la población desplazada, con énfasis en la población infantil.

Señor Presidente:

Para finalizar, quisiera destacar la encomiable labor realizada por la Embajadora Patricia Durrant, en el proceso preparatorio de la Sesión Especial sobre la Infancia y quisiera expresar, a nombre de Colombia, nuestro especial reconocimiento a los esfuerzos que tanto ella como los demás miembros de la mesa han desplegado para conseguir un documento final que esté a la altura del compromiso que tenemos con los ninfos y niñas del mundo. Un documento con consensos sólidos y compromisos concretos.

Es nuestro propósito continuar trabajando como hasta ahora en el marco del Grupo de Río y sobre la base de la Convención de los Derechos del Niño y el lenguaje acordado en las diferentes conferencias mundiales celebradas en al marco de las Naciones Unidas. Ese es nuestro compromiso, y en el seguiremos avanzando, con espíritu constructivo y con la seguridad de que al final, el resultado será fructífero para todos.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Periodo 56