Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Primera Comisión

(Nueva York, 8 de Julio de 2003)

Intervención del Embajador Luis Guillermo Giraldo, Representante Permanente de Colombia, Primera Reunión Bienal de seguimiento al Programa de Acción de las Naciones Unidas Contra el Tráfico Ilicito de Armas Pequeñas y Ligeras en todos sus Aspectos

 

Señora Presidenta:

Esta reunión tiene especial importancia para Colombia, pues mi país, que sufre el flagelo del tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras, desde hace más de diez años ha buscado que la comunidad internacional le confiera sin igual importancia a este problema. Bajo su acertada orientación, Señora Presidenta, esta reunión avanzará en las soluciones correspondientes.

Mi delegación quiere aprovechar este espacio para presentar a continuación los avances, dificultades y expectativas que Colombia ha identificado durante este tiempo en la aplicación del Programa de Acción:

AVANCES

1.- A nivel Nacional

Colombia inició desde el año 2001 el trámite para la adopción de una nueva legislación, actualmente a consideración del Congreso de la República, la cual contempla entre otros, nuevos mecanismos de control para la identificación electrónica de las armas y municiones; la tecnificación del Registro Único de las Armas adquiridas legalmente; el establecimiento de los procedimientos y causales para la incautación y el decomiso de armas; y la reglamentación y definición de los derechos, obligaciones y prohibiciones de las armerías.

Asimismo, a nivel nacional y gracias a la difusión del Programa de Acción entre las instituciones, se ha logrado la conformación de objetivos claros de cooperación interinstitucional e intercambio de información necesarios para combatir el tráfico ilícito de estas armas en todos sus aspectos. Por este motivo, mi país ha avanzado en la conformación de un Comité como Punto Focal Nacional y esta próximo a ser aprobado el Decreto que le dará vida oficial.

2.- A nivel bilateral

Colombia ha suscrito con la mayoría de los países con los que comparte frontera terrestre o marítima, acuerdos de Cooperación y Seguridad Fronteriza en el marco de Comisiones de Vecindad o en los Mecanismos de Cooperación de Alto Nivel, los cuales contemplan específicamente la lucha contra el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras.

3.- A nivel Subregional

Como seguramente lo destacará más ampliamente el gobierno del Ecuador como Secretaria Pro Tempore de la Comunidad Andina, mi Gobierno se complace en anunciar que gracias a la Decisión Andina Presidencial 552, y al patrocinio de la Organización "Safer Africa", nuestra subregión ha adoptado el Plan Andino para prevenir, combatir y erradicar el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos en la subregión. Colombia desea destacar la presencia en esta Conferencia de la Secretaría de la Comunidad Andina, que respalda la seriedad del compromiso subregional de esta iniciativa.

4.- A nivel Regional

El pasado 5 de febrero Colombia ratificó la Convención Interamericana contra la fabricación y el tráfico ilícito de armas de fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados, -CIFTA-. Dado el grado de importancia que mi Gobierno le concede a este tema, hemos ofrecido ser sede de la Primera Conferencia de los Estados Parte de la Convención que tendrá lugar en marzo de 2004 en la ciudad de Cartagena de Indias. Para tal efecto, Colombia, como Secretaria Pro Témpore de la Convención, viene trabajando activamente para desarrollar el Programa de trabajo aprobado por los Estados Miembros.

5.- A nivel Global

Mi país continua participando activamente en todas las iniciativas que permitan un pronto y completo cumplimiento del Programa de Acción, tales como el Grupo de Lancaster, la Conferencia Nacional en Namibia, y la iniciativa de Noruega y los Países Bajos para el control de las exportaciones de armas.

EXPECTATIVAS

Mi país aspira a que en este encuentro se establezcan líneas de asistencia y cooperación en áreas tales como cursos de entrenamiento y capacitación del personal de seguridad en las fronteras en los aspectos técnicos y comerciales del ingreso de armas (policía aduanera, etc.); asistencia en manejo y/o destrucción de arsenales y excedentes de armas; y programas de sensibilización y educación de las poblaciones para evitar la proliferación del uso y compra ilegal de las armas pequeñas y ligeras.

DIFICULTADES

Una de las principales dificultades que Colombia ha encontrado para la aplicación del Programa de Acción es la falta de armonización en las legislaciones nacionales sobre el comercio de armas, lo que crea vacíos legales e imprecisiones que permiten el desvío al tráfico ilegal. Asimismo, mi país considera que la transparencia en la venta de armas, así como la homologación en los requisitos de licencias de exportación, importación, transito e intermediación, revisten indudable utilidad para evitar el desvío de armas, municiones y explosivos.

En consecuencia, Colombia expresa su satisfacción por los avances que en estas materias se vienen realizando en el marco hemisférico a través del estudio de un Reglamento Modelo de Corretaje (brokering) de armas para la región. No obstante, mi Gobierno considera que se puede mejorar el intercambio y suministro de información que permita el rastreo, tanto de las armas como del lavado de activos proveniente de las ventas ilegales de armas y demás material bélico. Recientes experiencias ocurridas en el hemisferio confirman esta imperiosa necesidad.

Mi país considera que se debe crear conciencia alrededor de la especial responsabilidad que compete a los países productores de estas armas respecto de sus transacciones, pues es en el sitio de producción en donde se puede ejercer un previo control, exigir y verificar la información, y también compartirla, todo ello a fin de evitar el desvío de armas pequeñas y ligeras al mercado ilegal.

Para garantizar una mejor aplicación del Programa de Acción, Colombia estima necesario iniciar negociaciones de instrumentos jurídicamente vinculantes, particularmente en tres áreas: rastreo y marcaje, corretaje y tranferencias internacionales que establezcan criterios normativos de exportación. Asímismo, y en el más caro de los sueños de Colombia, la creación de un organismo internacional que vigile el cumplimiento y ejecución de estos acuerdos, de forma similar a los existentes para las armas de destrucción masiva.

Muchas gracias, señora Presidenta.

ˆarriba

« regresar

Periodo 57