Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Plenario

(Nueva York, 29 de Octubre de 2003)

Intervención del Embajador Luis Guillermo Giraldo, Representante Permanente de Colombia, Tema 55, 57,58 y 59: Revitalización de la Asamblea General.

 

Señor Presidente:

Debo señalar, que mi Delegación se identifica plenamente con lo expresado, el pasado 27 de octubre, por el GRUPO DE RIO.

Señor Presidente:

Los cuatro temas que analizamos corresponden a aspectos importantes que conllevan a un sólo propósito: dotar a las Naciones Unidas de las herramientas necesarias, acorde con los nuevos tiempos, para que cumpla con los objetivos señalados en su Carta, de manera eficiente, y efectiva.

El fortalecimiento de las Naciones Unidas debe, ser integral y, en consecuencia comprende a sus órganos principales: La Asamblea General, el Consejo de Seguridad, el Consejo Económico y Social, así como la Secretaría.

Contamos con la aplicación de medidas, sobre métodos de trabajo y transparencia, que arrojan resultados positivos, pero los retos que el mundo enfrenta, como el terrorismo, tráfico ilícito de drogas, tráfico de armas ligeras y pequeñas, precursores químicos, lavado de dineros, etc., que sí trabajan con la velocidad que la tecnología brinda al sistema financiero, al transporte y a las comunicaciones, exige de unas Naciones Unidas, que cimentadas en un multilateralismo efectivo, tenga una respuesta oportuna.

El fortalecimiento efectivo del Sistema de Naciones Unidas, permitirá el más alto grado de credibilidad en la solución equilibrada de los múltiples problemas que aquejan a nuestros países.

Durante el pasado Debate General, la gran mayoría de oradores, coincidieron en la imperiosa necesidad de impulsar esta tarea y, debemos cumplir con el mandato de los Estados Miembros de la ONU, aquí expresado.

Señor Presidente:

Permítame expresar la complacencia por su respuesta inmediata a la urgencia ya señalada, para cumplir con uno de los aspectos del fortalecimiento de la ONU, como es el de la Revitalización de la Asamblea General.

Precisamente, en el mes de mayo de este año, en el Consenso del Cusco, los Jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de Río fijaron una directriz clara y precisa en el sentido de examinar las formas de fortalecer el Sistema Multilateral de Naciones Unidas, y dentro de este contexto, se encuentra la Asamblea General.

Su Nota Informal, en la cual condensa los temas que considera relevantes para lograr tal propósito, ha sido ampliamente analizado por mi Gobierno, al igual que en el contexto del Grupo de Rio y NOAL….

No entro a detallar lo ya expuesto, en dichas intervenciones, pero sí debo señalar que existe total coincidencia en que la Asamblea General debe rescatar su verdadero papel de órgano político y fortalecerse como foro de resonancia mundial respecto a las preocupaciones de los Estados Miembros.

Debemos dar prioridad y continuidad a esta tarea de fortalecer la autoridad y el rol de la Asamblea General, así como de mejorar sus métodos de trabajo, aprovechando los avances logrados y, teniendo presente que hemos identificado, algunas formas concretas, entre otras, la necesidad de apoyo financiero y técnico al papel de la Presidencia de la Asamblea General; racionalización de la Agenda; priorización de temas, conforme a la exigencia de una atención inmediata; evaluación de los debates del Informe del Secretario General y del Consejo de Seguridad; la implementación de las Resoluciones; y, muchas más que han surgido y continuarán presentándose.

Muchas gracias, Señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Periodo 58