Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Sexta Comisión

(Nueva York, 20 de Octubre de 2003)

Intervención del Embajador Nicolás Rivas, Representante Permanente Alterno de Colombia, Tema 156: "Medidas para Eliminar el Terrorismo"

 

Señor Presidente:

Sea esta la oportunidad para expresarle la complacencia de mi Delegación, por tener la seguridad que Usted continuará conduciendo las sesiones de la Sexta Comisión, con gran eficiencia, tal como lo hizo su ilustre antecesor.

Debo señalar, que mi Delegación se identifica plenamente con lo expresado, el pasado 15 de octubre, por mi grupo regional: GRUPO DE RIO.

Señor Presidente:

Nuevos actos de terror y violencia cobraron la vida del Señor Sergio Vieira de Mello y de otros distinguidos representantes de las Naciones Unidas, causando luto y dolor no solamente a sus familiares sino a todos los que conformamos las Naciones Unidas. Este hecho, que se suma a otros de igual naturaleza, y aflige a innumerables familias del planeta, es criminal, injustificable y contrario a los propósitos y principios de la ONU. Demuestran que para los terroristas lo primordial es crear terror y, la respuesta efectiva para eliminarlo, se espera que surja de este ámbito.

Ciento Noventa y Un Estados Miembros de las Naciones Unidas, que representan al mundo actual, deben y están obligados a legar a las futuras generaciones un mundo sin terror. Para ello, este mundo que aquí representamos, debe unir sus fuerzas a fin de derrotar al enemigo común: EL TERRORISMO.

El terrorismo es uno sólo y busca un único propósito, producir terror. es a partir de esta premisa que podemos afirmar que no hay terrorismo justificable. El terrorismo, provenga de dónde provenga, origínense en cualesquier lugar del mundo, debe ser rechazado y combatido con igual determinación. El Terrorismo genera costos que no tienen cuantificación, porque están representados en vidas de hombres, mujeres, ancianos y niños indefensos; destrucción de infraestructura, lograda con esfuerzo y tesón; deterioro del medio ambiente; aniquilación de múltiples y diversos recursos, agudizando la pobreza y por consiguiente el hambre.

Aquí, reiteramos nuestro criterio, de que la única diferencia con otros crímenes contra la humanidad, radica en su finalidad, la de producir terror. Quien realiza ¨actos criminales con fines políticos, concebidos o planeados para provocar un estado de terror en la población¨ (Resolución 49/60 de la Asamblea General), es un Terrorista, cualesquiera que sean sus motivaciones. Debemos, por tanto, liberar de una vez por todas el tema del terrorismo de su contenido político para combatirlo en todos las regiones del mundo como lo que es: un grave crimen contra la vida y la libertad de las personas y una seria amenaza contra la civilización

Señor Presidente:

Colombia, como Usted y los distinguidos Delegados conocen ampliamente, enfrenta un Terrorismo desatado por grupos violentos que pretenden desestabilizar al Gobierno democráticamente constituído, para ganar territorio y desarrollar actividades de producción y comercialización de drogas. Este terrorismo, estrechamente conectado con la delincuencia transnacional organizada, el tráfico ilícito de drogas, el tráfico ilícito de armas, el blanqueo de dinero, es combatido internamente por mi Gobierno con firmeza, serenidad, dedicación y un gran compromiso con el pleno respeto por los Derechos Humanos.

Mi Gobierno desarrolla una política de Seguridad Democrática, dirigida a proteger por igual a todos los habitantes del territorio nacional. La seguridad es el primero de los Derechos Humanos de nuestras poblaciones desplazadas, y de toda la sociedad colombiana, dentro y fuera del país, que claman por el éxito de esta política para que se genere tranquilidad, confianza, inversión, empleo y equidad.

La aplicación de la Política de Seguridad Democrática ha comenzado a obtener resultados alentadores, muchos índices han registrado bajas, pero aún persiste su existencia y su generador el Terrorismo, y lo que es peor los factores externos que lo fortalecen. De tal manera, se ha emprendido una modificación constitucional para que se permita actuar a la fuerza pública con personal especializado, en casos de terrorismo, para efectuar capturas, allanamientos e interceptaciones. Todo esto, con la intervención de la Fiscalía e información a la Procuraduría y al Congreso. Se han recibido críticas y las mismas son bienvenidas, para ser objeto de análisis, y realizar los ajustes que sean necesarios a fin de lograr su efectividad. Realmente, esta legislación no alcanza a ser tan severa como la que se aplica en otros países que están libres del terrorismo, pero que no por eso descuidan su seguridad. Talvéz, dichas medidas han contribuido a que así sea.

Estas acciones nacionales, para que alcancen su objetivo final, necesitan ser complementadas y por tal motivo Colombia llama a la Comunidad Internacional para que coopere, y evite que esta situación se repita en otros países. La única manera, es ayudar en nuestro objetivo de concretar la paz, y con base en el principio de la corresponsabilidad, que cada país adopte las medidas que le compete. Por eso, en su pasada intervención en el Debate General, nuestro Presidente pidió al mundo que no albergüe a nuestros terroristas, que solamente abran sus puertas para ayudar en los procesos de paz.

Señor President:

Colombia, como puede apreciarse en el Informe del Señor Secretario General (A/58/116), facilitó datos sobre los trámites legislativos que adelanta, a fín llegar de concluir su plena incorporación a instrumentos internacionales sobre la materia. Además, se destaca la celebración de acuerdos bilaterales sobre cooperación judicial en asuntos penales y, el aporte de la legislación nacional destinada a prevenir y reprimir el terrorismo.

Colombia, apoya al Comité Especial sobre terrorismo, y continúa firmemente comprometida en participar en las labores del Grupo de Trabajo de la Sexta Comisión, para la concreción del Convenio General sobre el Terrorismo Internacional, y del Convenio Internacional para la represión de los actos de terrorismo nuclear. Tenemos un llamado de urgencia al respecto. La respuesta no debe esperar mucho tiempo.

Gracias Señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Periodo 58