Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Sexta Comisión

(Nueva York, 19 de Octubre de 2004)

Intervención de la Embajadora María Angela Holguín, Representante Permanente de Colombia, Tema 148: Medidas para eliminar el terrrorismo internacional

 

Señor Presidente:

Lo saludo y felicito por su elección para dirigir las labores de la Sexta Comisión. Expreso lo mismo a los demás Miembros de la Mesa. Cuente Usted, señor Presidente, con el apoyo de la Delegación de Colombia.

En primer lugar, debo señalar que mi Delegación comparte los planteamientos contenidos en la intervención pronunciada, en el día de ayer, por la Delegación del Brasil en nombre de Colombia y otros países.

Señor Presidente:

El terrorismo, como método para atentar contra la estabilidad de los Estados y la democracia, es la mayor amenaza a la paz y seguridad. A pesar del importante acervo de convenciones, resoluciones y planes para enfrentar este grave problema, las organizaciones terroristas siguen actuando en diversos territorios y sembrando el terror entre la población mundial. Por ello, definir unos mecanismos eficaces de lucha contra el terrorismo es uno de los más serios desafíos que enfrenta la Organización.

Los Estados representados en la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobamos la Resolución 49/60. En ella declaramos nuestra condena inequívoca a todos los actos, métodos y prácticas terroristas por considerarlos criminales e injustificables, dondequiera y quienquiera que los cometiera, cualesquiera sean las consideraciones políticas, filosóficas, ideológicas, o de cualquier otra índole que se quiera argumentar para justificarlos.

En el mismo sentido, mi país ha reiterado, en este y en otros foros internacionales, que el terrorismo, cualquiera sea su origen o motivación, no tiene justificación alguna y constituye una grave amenaza a los valores y principios que sustentan el orden internacional y a las instituciones y libertades democráticas protegidas y promovidas por la Carta de la ONU.

Durante 2004, hemos sido testigos de hechos terribles como la situación de toma de rehenes de la escuela de Beslan, al Sur de Rusia, donde la mayoría de las víctimas fatales fueron niños. Colombia conoce el dolor que estos actos atroces causan dentro de la población y lamenta profundamente el creciente número de víctimas que ocasionan. Estos hechos, que en su mayoría afectan a la población civil, constituyen una flagrante violación de los derechos humanos fundamentales, en particular contra el derecho a la vida.

Las sombrías consecuencias de estos acontecimientos ilustran la vulnerabilidad de los Estados frente al terrorismo. Colombia, impulsada por su política de rechazo frontal al terrorismo, apoya las iniciativas de cooperación mundial y regional para la prevención, el combate y la eliminación del terrorismo y su financiación. El Gobierno colombiano estima esencial continuar fortaleciendo las relaciones de cooperación y de asistencia con las organizaciones internacionales, regionales y subregionales, en cuanto ellas constituyen un instrumento fundamental en la lucha contra el terrorismo.

En cumplimiento de los compromisos adquiridos con la comunidad internacional para prevenir y reprimir el terrorismo, Colombia ha ratificado la mayoría de los Convenios internacionales que en materia de terrorismo se han adoptado en el marco de las Naciones Unidas. El pasado 14 de septiembre Colombia adhirió al "Convenio Internacional para la represión de los atentados terroristas cometidos con bombas" y ratificó el "Convenio Internacional para la Represión de la Financiación del Terrorismo".

Señor Presidente:

Colombia considera que el terrorismo se diferencia de otros delitos por su finalidad, es decir, por su propósito de causar y mantener en estado de terror a la población y/o de obligar a un gobierno u organización a hacer o dejar de hacer algo. Consideramos que el concepto de terrorismo que se acuerde como resultado de nuestras discusiones debe privilegiar como eje de la definición el aspecto de la finalidad.

Como lo manifestara el Secretario General en su Informe sobre el fortalecimiento de la cooperación internacional y de la asistencia técnica en la prevención y lucha contra el terrorismo (A/59/187), los vínculos del terrorismo y otras formas de delincuencia tales como el tráfico ilícito de drogas y sus precursores químicos, el tráfico ilícito de armas y el lavado de activos, agravan la amenaza planteada por el terrorismo, toda vez que a través de estas alianzas se obtienen fondos y recursos para apoyar y financiar actividades terroristas. Esto hace aún más urgente que superemos nuestras diferencias para lograr concretar un marco jurídico internacional que nos permita enfrentar el terrorismo de manera integral y conjunta.

Durante muchos años Colombia ha debido enfrentar la amenaza terrorista. Los grupos armados ilegales que operan en nuestro país han convertido a los civiles en su blanco principal. Por ello estamos aplicando medidas y acciones contra el terrorismo en concordancia con los convenios internacionales suscritos por Colombia. Nuestra Política de Defensa y Seguridad Democrática busca defender el ordenamiento democrático y el Estado de Derecho y garantizar la seguridad y la libertad de la población civil, proteger los derechos humanos e impulsar el desarrollo económico y social. Es nuestra respuesta al terrorismo que ejercen los grupos armados ilegales para desestabilizar la democracia colombiana.

Como resultado de esta política los índices de actos terroristas, masacres, secuestros, homicidios, desplazamientos y cultivos ilícitos, entre otros, han bajado notablemente. Se ha generado un clima de confianza que redunda en el crecimiento de la economía. Pero el accionar de los violentos y los factores externos que los fortalecen aún persisten. Por esto continuamos haciendo un llamado a la Comunidad Internacional y a las Naciones Unidas para que apoyen los esfuerzos del Gobierno de Colombia en esta materia y se intensifique el intercambio de información sobre todos los aspectos relacionados con la prevención, sanción y eliminación del terrorismo.

Señor Presidente:

Agradecemos al Señor Secretario General el Informe sobre la participación y medidas adoptadas por algunos Estados Miembros y Organizaciones Internacionales para prevenir y reprimir el Terrorismo.

Colombia continúa apoyando los trabajos del Comité Especial creado por la Resolución 51/210. Es necesario que se avance en la elaboración del proyecto de convenio general sobre el terrorismo internacional y del proyecto de convenio internacional para la represión de los actos de terrorismo nuclear. Continuaremos haciendo esfuerzos para alcanzar un consenso dentro del Comité en estas materias. Apoyamos la concreción de los textos de estos Instrumentos Internacionales y confiamos en que el Comité Especial apruebe en breve plazo su presentación ante esta Sexta Comisión. Hacemos un llamado para que en este tema se superen las consideraciones de orden político, de modo que sea posible para avanzar en la materia y responder de manera efectiva al llamado de urgencia de la Comunidad Internacional.

Muchas Gracias.

ˆarriba

« regresar

Periodo 59