Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Segunda Comisión

(Nueva York, 5 de Octubre de 2005)

Intervención de la Embajadora María Angela Holguín, Representante Permanente de Colombia, en el Debate General de la Segunda Comisión.

 

Señor Presidente:

Deseo felicitarlo a usted y a los demás miembros de la mesa por su elección para presidir y coordinar nuestros trabajos. Recibirá de nuestra delegación todo el apoyo y colaboración para el éxito de su presidencia.

Mi delegación se une a la declaración de Jamaica a nombre del Grupo de los 77 y China.

Teniendo en cuenta los resultados de la reciente reunión de alto nivel, la Segunda Comisión tendrá la responsabilidad de impulsar los temas de desarrollo económico, cuestión fundamental para los países en desarrollo. Creemos que Naciones Unidas debe concentrarse en fortalecer las capacidades de gestión nacionales orientadas al desarrollo y a la competitividad en un ambiente propicio para el comercio y el acceso a los mercados por parte de los países en desarrollo, así como a la inversión que genere progreso y bienestar de largo plazo.

Colombia, al igual que otros países de renta media, ha incorporado en sus políticas los grandes objetivos del desarrollo de las principales cumbres y conferencia internacionales y las metas del milenio. Es importante el libre acceso a los mercados internacionales para exportar productos en condiciones justas. Además, es fundamental el acceso a fuentes de financiamiento internacional para consolidar un desarrollo sostenible.

El cumplimiento de las metas del milenio debe ser el comienzo hacia la consolidación de estructuras macroeconómicas capaces de fortalecer las políticas de empleo y educación para afianzar la inversión social y productiva y la competitividad comercial de los países en desarrollo. La erradicación de la pobreza extrema no se logra con un enfoque asistencialista concentrado sólamente en la Ayuda Oficial para el Desarrollo.

Señor Presidente:

Así como creemos en la cooperación norte - sur, consideramos que los países en desarrollo debemos afianzar la cooperación sur - sur, por medio de intercambios directos, pragmáticos y efectivos. La cooperación técnica entre países en desarrollo es un canal movilizador de conocimientos y experiencias.

En la Declaración de Doha de junio de 2005 se resalta la importancia de fortalecer el comercio sur-sur con iniciativas como el sistema global de preferencias comerciales entre países en desarrollo. También es preciso continuar afianzando la cooperación en las esferas monetaria, financiera, científica y técnica para fortalecer las capacidades nacionales que permitan la diversificación económica y el manejo sostenible de recursos. La creación de fondos fiduciarios bajo la iniciativa y apoyo económico de los países en desarrollo para luchar contra la pobreza, el hambre y las catástrofes y para fortalecer programas de educación y salud, entre otros, es un mecanismo valioso para fortalecer la cooperación sur-sur. En este contexto, las iniciativas de Venezuela y Qatar merecen un reconocimiento y apoyo especial.

Señor Presidente:

Reconocemos el vínculo entre migración internacional y desarrollo. Es urgente abordar este fenómeno de manera coordinada y coherente para minimizar el impacto social, político y económico de los procesos migratorios. No miremos la migración con una óptica negativa, pues este fenómeno como lo demuestra la historia de la humanidad que se ha caracterizado por los flujos de migración, es positivo, constituye un aporte cultural, social, político y económico a las sociedades que se benefician de la migración.

Acogemos la realización del Diálogo de Alto Nivel sobre Migración Internacional, dispuesto por la Asamblea General mediante Resolución 58/208 para el 2006. Este diálogo será la oportunidad de contar con un escenario de concertación, para lograr, entre los países de origen, de tránsito y de destino, la gobernabilidad del fenómeno, dentro del marco del respeto a la dignidad y los derechos humanos de los migrantes y sus familias.

Políticas de desarrollo sostenibles requieren luchar contra la corrupción. Colombia considera importante promover el criterio de la responsabilidad compartida internacional en la lucha contra la corrupción e insiste en el levantamiento de la reserva bancaria, el decomiso y la repatriación de fondos producto de la corrupción a fin de atacar de manera directa el producto económico de este delito.

Señor Presidente:

En cuanto a las cuestiones ambientales, la protección de la diversidad biológica, en especial la protección de los recursos genéticos, es de especial relevancia para Colombia y es preciso dar una distribución justa y equitativa de los beneficios derivados del uso de dichos recursos.

Asimismo, somos conscientes de que todo esfuerzo que se realice en el área de asentamientos humanos mejorará las condiciones de vida de los habitantes de barrios marginales. Los temas de saneamiento de agua y construcción de vivienda están a la base de las políticas de erradicación de la pobreza y el cuidado del medio ambiente.

Desde celebrada la Cumbre de la Tierra, en la cual se adoptó la "Convención marco de las Naciones unidas sobre Cambio Climático", Colombia ha apoyado una solución multilateral a la problemática de cambio climático. La Convención Marco y el Protocolo de Kyoto representan un hito del derecho internacional ambiental al establecer compromisos concretos de reducción de emisiones de gases efecto de invernadero para los países industrializados responsables de la mayor parte de las emisiones globales. Contar con una herramienta de este tipo es un primer paso para frenar el calentamiento global a través de un esfuerzo multilateral. Los esfuerzos internacionales deben concentrarse en el desarrollo de un régimen global único y comprensivo, basándose en el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas.

Es preciso trabajar en la prevención de desastres naturales, tal y como lo demuestran los hechos del último año, Las experiencias locales y regionales para la prevención de desastres son un recurso valioso para crear estrategias sostenibles. La Comunidad Andina de Naciones cuenta con una Estrategia Andina para la Prevención y Atención de Desastres, y así como necesita cooperación internacional para su implementación integral puede compartir experiencias con otras regiones y países.

Los temas de la Segunda Comisión son importantes para los países en desarrollo. Toda revitalización de la Asamblea General en cuanto al trabajo de sus comisiones deberá fortalecer la agenda orientada a consolidar y crear desarrollo en los países y generar bienestar para las poblaciones. En este sentido, creemos que el Ecosoc debe convertirse en un gran foro para el desarrollo que analice y profundice en las experiencias orientadas a la creación de capacidad nacional y técnica y superar así los problemas estructurales que retrasan el progreso de las sociedades.

Gracias.

ˆarriba

« regresar

Periodo 60