Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Tercera Comisión

(Nueva York, 2 de marzo de 2006)

Intervención de la Embajadora María Angela Holguín, Representante Permanente de Colombia, Tema 65: Comisión de la Situación Jurídica y Social de la Mujer.

 

Señora Presidente:

Es un agrado para mí felicitar a la Embajadora Gallardo por su elección para presidir los trabajos de esta importante y concurrida Comisión. Cuenta con la cooperación de la delegación de Colombia en el cumplimiento de esta responsabilidad. Asimismo, extendemos nuestras felicitaciones a los demás miembros de la Mesa.

Colombia se une a la intervención hecha por Suráfrica en nombre del G77 y China.

Colombia impulsa una estrategia integral para promover el Adelanto de la Mujer y la Equidad de género. Esta se fundamenta en tres ejes: la Política de Reactivación Social; las acciones directas o afirmativas; y la Estrategia de Género.

Esta estrategia integral se enmarca en el interés nacional de construir una sociedad más justa, con equidad social y de género. Para fomentarla existe un Plan de Igualdad de Oportunidades que incorpora la perspectiva de género y desarrolla programas y acciones que contribuyen al logro de la igualdad real entre mujeres y hombres. Con estas medidas se ofrecen mayores oportunidades laborales, educativas y cobertura en salud para la mujer, con protección social y promoción del bienestar de la mujer y su familia. Existen, por ejemplo, programas especiales de apoyo a la mujer cabeza de familia con sistemas de crédito para el fomento de microempresa familiar y comunitaria.

En Octubre de 2005 se firmó un pacto entre 16 partidos y movimientos políticos para una inclusión efectiva de las mujeres en la política. El objetivo es adelantar un proceso de consulta para definir estrategias que aseguren los derechos políticos de las mujeres y su mayor participación en los cargos de elección popular.

Señora Presidente:

En el informe del Secretario General (E/CN.6/2006/6) sobre la "Liberación de las mujeres y los niños tomados como rehenes en conflictos armados, incluidos los que posteriormente fueron encarcelados" en los párrafos 15 y 16 se hace referencia al tema del secuestro de personas por grupos armados ilegales, la delincuencia organizada y grupos terroristas. Por esta razón, concentraré mi intervención en este tema que es apremiante para mi país, así como para muchos países en el mundo, por el impacto personal, familiar y social que tiene.

El secuestro es un flagelo que destruye a la persona, a su hogar y a su comunidad con un impacto negativo en la sociedad en general. Este crea incertidumbre y desconfianza las cuales repercuten en la desarrollo, progreso y bienestar económico de los pueblos.

Si bien el tema se ha trabajado en Viena con un enfoque de cooperación técnica, creemos que los Estados deben hacer una condena política de esta práctica y perseguir y capturar a todo miembro de cualquier grupo que incluya el secuestro dentro de sus prácticas de delincuencia o lucha.

Señora Presidente:

Colombia tiene la mayor tasa de secuestros del mundo, los cuales son realizados por grupos armados ilegales que viven del tráfico de drogas ilícitas, con graves repercusiones en la seguridad y la salud de los países. Tráfico que les permite a estas organizaciones de delincuencia tener considerables recursos financieros para la compra de armas, obtenidas en el mercado ilegal. El secuestro utilizado con fines extorsivos ayuda a financiar a estas organizaciones armadas delictivas. Es un círculo vicioso que sólo se supera con la cooperación y el compromiso de todos para poner fín a estos flagelos.

El secuestro afecta a hombres, mujeres y niños de cualquier edad y posición social. En Colombia el 80% de los secuestrados son hombres y el 20% mujeres. De estos el 20% corresponden a menores de edad. El impacto en el núcleo familiar es inmenso con el agravante de dejar terribles efectos psicológicos de por vida en las personas que viven el secuestro y en sus familiares.

En mi país en los últimos cuatro años el secuestro se ha reducido en un 50%. Sin embargo, nuestra meta es tener cero secuestros extorsivos y políticos para asegurar la tranquilidad, la confianza ciudadana y recuperar la libertad.

Las organizaciones delictivas utilizan el secuestro para ejercer presión y obtener recursos económicos, tal y como se afirma en el informe del Secretario General. En este contexto, este delito presenta, para los Estados, retos de coordinación, evaluación de la información, inteligencia, protección, prevención, captura y desarticulación de las organizaciones que lo practican.

Los secuestros políticos que en el pasado afectaban a los hombres comienzan a afectar a las mujeres. La mujer en Colombia ha ganado un espacio político importante y este logro también ha implicado que pueden ser víctimas del secuestro político. Una candidata presidencial fue secuestrada por uno de los grupos armados ilegales cuando hacía campaña en el 2002 y aún se encuentra en cautiverio. Como ella hay congresistas, concejales y políticos que han sido secuestrados y asesinados durante su secuestro.

Un país afectado por este delito como lo ha sido el nuestro, espera que la cooperación y solidaridad internacionales con las víctimas contribuya a fortalecer a los Estados en su lucha contra las organizaciones que practican este delito que, como ninguno, tiene un impacto social devastador en las familias y comunidades y en la sociedad en general.

Gracias.

ˆarriba

« regresar

Periodo 60