Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Cuarta Comisión

(Nueva York, 12 de octubre de 2006)

Intervención de la Embajadora Claudia Blum, Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas, Tema 30: Cooperación Internacional para la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos

 

Señor Presidente:

Nos complace felicitarlo, al igual que al resto de los Miembros de la Mesa, por la manera como está conduciendo las tareas de esta Comisión. Cuente Señor Presidente con nuestra mejor colaboración para contribuir al éxito de su gestión.

Colombia se suma a la intervención del Brasil, en nombre de los Estados Miembros del MERCOSUR y de sus Estados Asociados.

Agradecemos al Presidente de la Comisión sobre la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos -COPUOS-, señor Gérard Brachet de Francia, por el informe sobre las tareas desarrolladas durante el 49o. período de sesiones de la misma.

El Informe registra importantes avances en el examen de los medios que permiten reservar el espacio ultraterrestre para fines pacíficos, y en la aplicación de las recomendaciones de la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre la exploración y utilización del Espacio Ultraterrestre con fines pacíficos.

Señor Presidente:

Colombia reafirma su interés en que los logros de la ciencia y la tecnología espacial, así como su aplicación, contribuyan positivamente al bienestar colectivo. Compartimos el propósito de la Comisión de seguir en la búsqueda de alternativas para fomentar la cooperación regional e interregional, en esta área.

Sabemos que los centros regionales de formación en ciencia y tecnología espaciales son una gran contribución y por lo tanto, respaldamos la labor que adelanta el Centro Regional de Enseñanza en Ciencia y Tecnología del Espacio para América Latina y el Caribe. Colombia se vinculó a ese proceso, a través del Telecentro Regional de Tecnología Geoespacial del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, con sede en Bogotá. Este Telecentro Regional tiene como objetivo fortalecer los proyectos de cooperación en la región andina que integra y complementa las acciones educativas del continente.

Tenemos la firme convicción que sólo a través de la cooperación internacional se logrará que los usos y beneficios del espacio sean de interés de todos los Estados, independientemente de su grado de desarrollo científico y tecnológico. Particular énfasis debe darse, en ese contexto, al objetivo de UNISPACE III, en el desarrollo de capacidades nacionales.

Con el propósito de articular y fortalecer los temas espaciales en Colombia, el pasado mes de julio el Gobierno nacional creó la Comisión Colombiana del Espacio. Este órgano intersectorial de consultas tendrá la función de orientar y formular la política nacional para el desarrollo y aplicación de tecnologías espaciales. Forman parte de la Comisión el Vicepresidente de la República y los distintos Ministerios y Entidades que tienen relación con la utilización de la tecnología espacial, en diferentes sectores de la economía.

Señor Presidente:

Estamos convencidos que la difusión y promoción de los principios éticos, a ser consagrados en instrumentos jurídicos para promover la utilización del espacio ultraterrestre con fines pacíficos, es una tarea prioritaria. Debemos preservar el espacio como una provincia de la humanidad, como bien quedó establecido en los principios consensuales que rigen la actividad espacial.

La utilización del espacio ultraterrestre debe hacerse en este marco y cualquier militarización del mismo iría en contra de este propósito fundamental. Por esta razón, Colombia apoya los trabajos realizados por la COPUOS y aboga por el reforzamiento de ese marco jurídico, razón por la cual viene haciendo contribuciones específicas en la Subcomisión de Asuntos Jurídicos.

Allí defendemos el principio de que las actividades espaciales deben estar dirigidas a mejorar las condiciones de vida, tal como acontece con los avances científicos y tecnológicos espaciales aplicables a la agricultura, telemedicina, tele-educación, tele-sanidad, observación de la tierra, protección ambiental, y alerta de desastres para prevención de los mismos. En esta perspectiva, Colombia ha organizado varios simposios sobre los Sistemas Globales de Navegación Satelital, enfocados a aplicaciones diversas en cartografía, agricultura y navegación, entre otros.

Señor Presidente:

El peligro de una carrera armamentista en el espacio ultraterrestre es motivo de alta preocupación. A el se suma, la contaminación del espacio ultraterrestre con desechos espaciales. Es loable que el Grupo de Trabajo sobre desechos espaciales haya elaborado un proyecto de directrices de reducción de estos desechos. También resulta alentador que algunos países hayan adoptado voluntariamente medidas con el fin de reducirlos.

Colombia siempre ha sostenido que la órbita geoestacionaria es un recurso natural limitado, en peligro de saturación, y que su utilización debe basarse en el principio de acceso racional y equitativo para todos los países, teniendo en cuenta las necesidades particulares de los países en desarrollo y la situación geográfica en algunos casos.

Por dicha razón, expresamos nuestra satisfacción con el acuerdo alcanzado por la Subcomisión de Asuntos Jurídicos, en su 39o. período de sesiones, a efecto de que la coordinación entre los países asegure un acceso equitativo al recurso órbita/espectro, teniendo especial consideración con aquellos países en desarrollo para los cuales es necesario el concurso de la Unión Internacional de Telecomunicaciones.

Acogemos, como ya lo habíamos expresado en el pasado período de sesiones, la proclamación del año 2007 como Año Geofísico y Heliofísico Internacional, que servirá para centrar la atención en la importancia de la cooperación internacional para la realización de eventos y difusión del conocimiento sobre la física solar-terrestre.

Señor Presidente:

Hace cuatro años, el Gobierno de Colombia albergó con entusiasmo la IV Conferencia Hemisférica Espacial de las Américas y, desde entonces, hasta julio del presente año, ejerció la Secretaría Pro Témpore. Este compromiso con la región y la Comunidad Internacional fue honroso, gratificante y significativo.

Colombia mantuvo un permanente diálogo con los Gobiernos, Organismos Especializados, Agencias Espaciales de varios países y regiones del mundo, el sector académico y científico, así como con representantes del sector privado con el fin de llevar adelante los objetivos de la Declaración de Cartagena de Indias de 2002. Para facilitar la labor de la Secretaría Pro Témpore, en abril de 2003, Colombia suscribió un Memorando de Entendimiento con la Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Ultraterrestre.

Queremos expresar al Gobierno del Ecuador nuestra felicitación por la realización de la Quinta Conferencia Espacial de las Américas en Quito, en julio del presente año. Apoyamos la ejecución del Plan de Acción y la Declaración de San Francisco de Quito, y el trabajo del Grupo Asesor de Expertos Internacional a las Conferencias Espaciales Hemisféricas.

A Guatemala, por ser sede de la próxima Conferencia Hemisférica. Así mismo, a Brasil, por el vuelo espacial de su primer astronauta, el 30 de marzo de 2006.

Muchas gracias, señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Periodo 61