Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Plenario

(Nueva York, 13 de diciembre de 2006)

Intervención de la Embajadora Claudia Blum, Representante Permanente de Colombia. Tema 110: Revitalización de la Labor de la Asamblea General

 

Señora Presidenta:

Permítame agradecer al Secretario General el informe presentado sobre la Revitalización de la labor de la Asamblea General. Mi delegación quiere también expresar su reconocimiento a la Embajadora de Latvia y al Embajador de Yemen por la labor realizada como Vice-Presidentes del Grupo de Trabajo sobre este tema.

Señora Presidenta:

Para Colombia, miembro fundador de las Naciones Unidas, el fortalecimiento de la Asamblea General constituye un tema de importancia primordial. Como órgano principal, con participación universal y mecanismos abiertos de decisión, la Asamblea General es el foro dentro del cual se pueden articular de manera más adecuada y eficaz los temas prioritarios de la agenda global, incluyendo el desarrollo económico y social, la paz y seguridad.

El proceso de Revitalización de la Asamblea no debe ser solo un ejercicio de eficiencia y reducción de ítems de la agenda, sino que debe tener como finalidad central el fortalecimiento de ese órgano como foro para la toma de decisiones sobre temas sustantivos. Revitalizar la Asamblea General es la mejor manera de avanzar hacia el objetivo de fortalecer las Naciones Unidas como la principal institución del sistema multilateral.

Que nos dejan 15 años de Revitalización de la Asamblea? Para muchos, los resultados no son tan evidentes. Sin embargo, al evaluar el informe y los esfuerzos de los últimos Co-Presidentes, podemos concluir que se ha logrado progreso, así haya sido de manera lenta. Ese progreso se ha reflejado, por ejemplo, en la biennalización y triennalización de ítems de la agenda. En algunos temas se ha realizado una disminución del número de resoluciones y la consolidación de informes.

Hemos observado, por otro lado, una mejor preparación, por parte de las Comisiones, de sus programas de trabajo. Existe un mejor diálogo del Presidente de la Asamblea con los Estados Miembros. Se avanza en los debates temáticos dentro del Plenario. Y se ha evidenciado, así sea de manera súbita, la consulta de algunos de los candidatos al puesto de Secretario General con los grupos regionales.

Desafortunadamente, también son evidentes algunas frustraciones en el proceso. La implementación de las resoluciones de la Asamblea General se ha quedado corta frente a las expectativas iniciales. Los informes del Consejo de Seguridad a la Asamblea General adolecen de ambigüedad, falta de análisis y profundidad. Los récords de las reuniones de la Asamblea General demoran varios meses en ser publicados, mientras que los del Consejo de Seguridad son publicados al día siguiente de realizada cada reunión. Quisiéramos, de otra parte, saber el resultado de la iniciativa de utilizar scanners ópticos para facilitar el conteo de los votos secretos en los procesos de elecciones; con ese sistema podríamos ahorrar tiempo valioso en las labores de la Asamblea.

Es importante reconocer que continuamos teniendo una agenda densa y quizá excesiva. Esto sobrepasa la capacidad de las misiones pequeñas, y nos deja en dificultades para actuar más eficazmente. La proliferación temática debe ser evaluada con mente abierta y con criterios de sensibilidad respecto de los temas afines a los Estados Miembros. No es una labor fácil, pero es necesario registrar avances sustantivos, a fin de contribuir a la eficiencia de la Asamblea.

De particular importancia en este sentido pueden resultar los debates temáticos en la Asamblea. El formato y los procedimientos de estos debates deben privilegiar temas de actualidad que enriquezcan el proceso de toma de decisiones y los resultados de la Organización.

Señora Presidenta:

El informe del Secretario General y las consultas efectuadas durante el anterior periodo de sesiones de la Asamblea, muestran la conveniencia de realizar contactos informales de los Estados Miembros con representantes de los órganos o comités que aún no han logrado implementar lo estipulado en las resoluciones sobre Revitalización de la Asamblea General. Esto permitiría identificar recomendaciones y soluciones para avanzar más eficazmente en esa implementación.

Ayer terminó un extenso debate sobre la reforma del Consejo de Seguridad. Se hizo evidente la relación entre la reforma del Consejo y la Revitalización de la Asamblea General. Una revisión adecuada de los métodos de trabajo debe conducir a fortalecer las labores de la Asamblea General como órgano principal de las Naciones Unidas. La implementación de otras iniciativas de reforma, como la creación de la Comisión para la Consolidación de la Paz, y el Consejo de Derechos Humanos, el fortalecimiento del ECOSOC, la revisión de mandatos, y la reforma administrativa de la Secretaría, deben ser concordantes con el propósito final de revitalizar la Asamblea General.

Asimismo, mi delegación considera que las futuras discusiones sobre la Coherencia del Sistema, deben ser guiadas por la finalidad de fortalecer la Asamblea en beneficio de sus Estados Miembros. El sistema será coherente, solamente en la medida en que el papel de la Asamblea resulte fortalecido.

Señora Presidenta:

Quisiera reiterar el compromiso de mi delegación con la Revitalización de la Asamblea General. Es el órgano más democrático y de mayor representación en el sistema de relaciones internacionales.

Para lograr que las Naciones Unidas estén en capacidad de encarar efectivamente sus desafíos actuales, es necesario que la Asamblea General pueda ejercer plenamente su papel y autoridad en las áreas de su responsabilidad, de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas. Ese ha sido uno de los postulados de Colombia desde 1945. La Asamblea es el único órgano con capacidad para materializar la esperanza de millones de seres que anhelan un mundo mejor, más estable y equitativo.

Muchas Gracias.

ˆarriba

« regresar

Periodo 61