Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Plenario

(Nueva York, 1 de agosto de 2007)

Intervención de la Embajadora Claudia Blum, Representante Permanente de Colombia. Debate Temático de la Asamblea General: Cambio Climático como Desafio Mundial

 

Señora Presidenta:

Colombia se asocia a la declaración del Grupo de los 77 y China. Queremos saludarla a usted, los panelistas e invitados especiales. Reconocemos su contribución al impulso de este debate y celebramos que la Asamblea, como instancia universal, aborde el tema del cambio climático de forma amplia y democrática, y contribuya así a elevar el nivel de atención que se brinda a este asunto en la Organización. Mi país es conciente de los desafíos ambientales, sociales y económicos que implica el cambio climático.

En el marco del Plan de Desarrollo, del Plan Nacional de Desarrollo Forestal y del Plan Energético Nacional, Colombia ha implementado diferentes acciones y políticas en materia de adaptación y mitigación. Estamos comprometidos con los esfuerzos internacionales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, contrarrestar los efectos del cambio climático y promover el logro de las Metas de Desarrollo del Milenio

Mi país ha buscado aprovechar las oportunidades que ofrecen instrumentos reconocidos por el Protocolo de Kioto para reducir la contribución al cambio climático global, como el mercado de emisiones de carbono y el Mecanismo de Desarrollo Limpio. Uno de los principales objetivos es aumentar la participación nacional en el desarrollo de proyectos bajo este último esquema. En la actualidad contamos con un portafolio de 100 proyectos con el potencial de reducir más de 100 millones de toneladas de dióxido de carbono y de generar ingresos por cerca de 1 billón de dólares. Con miras a la Decimotercera Reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, mi país tiene un gran interés en la promoción de un régimen posterior a 2012 que mantenga vigente y fortalezca el Mecanismo de Desarrollo Limpio.

Así mismo, Colombia realiza grandes esfuerzos para conservar sus grandes extensiones de bosques y selvas, a través de la declaratoria y protección de Parques Naturales, el combate de la explotación forestal ilegal y la erradicación de cultivos ilícitos que destruyen el bosque nativo. Es necesario que estos esfuerzos sean apoyados y estimulados económicamente, para fortalecer y ampliar las estrategias de conservación que contribuyen a la mitigación del cambio climático y el desarrollo sostenible de las comunidades que viven en los bosques.

Colombia está interesada en que este tema de la conservación sea reconocido en el marco del segundo período de cumplimiento del Protocolo de Kioto. Creemos conveniente un mecanismo que facilite el desarrollo de proyectos, tomando en cuenta las diversas circunstancias de los países, y el derecho soberano a definir sus prioridades y estrategias nacionales de desarrollo sostenible. Cualquier eventual mecanismo para reducir emisiones por deforestación debe ser de carácter voluntario y permitir que los gobiernos decidan la manera de implementar las medidas para tal fin. El financiamiento de las actividades en este campo deberá ser adicional a la asistencia ya existente. Colombia apoya la idea de que este nuevo mecanismo se base, principalmente, en un esquema de mercado que contribuya al cumplimiento de las cuotas de reducción de los países Anexo-1, y que proporcione recursos predecibles y de largo plazo para financiar los esfuerzos de los países en desarrollo en materia de conservación forestal.

En el campo energético, se vienen impulsado en el país políticas y proyectos para el aumento de la eficiencia, promoción de energías renovables y diversificación de la oferta, que buscan reducir los impactos ambientales de las emisiones de combustibles fósiles e incrementar la seguridad energética. Tenemos programas de uso racional y eficiente para el sector del transporte que incluyen el establecimiento legal de mezclas carburantes de biocombustibles, el desarrollo de sistemas de transporte masivo en grandes ciudades y la agilización de corredores intermunicipales de transporte de carga. Destaco también el Plan de Masificación del Gas Natural, decisivo en la diversificación de la canasta energética, al ampliar y garantizar la oferta interna a precios competitivos.

Especial empeño ha puesto también el Gobierno en el impulso de la producción y uso sostenible de energías renovables, en particular, de biocombustibles. Se han expedido normas de regulación y estímulos económicos que han contribuido al rápido desarrollo del sector en el país. Existen cinco plantas que producen cerca de un millón cincuenta mil litros de alcohol carburante a partir de especies como la caña de azúcar y la palma, y confiamos que nuevas iniciativas en progreso permitan seguir aprovechando el potencial ambiental y socioeconómico de esta agroindustria.

Señora Presidenta:

Es paradójico que los países en desarrollo, con responsabilidades mínimas por la emisión de gases de efecto invernadero, sean los más afectados por las consecuencias sociales y económicas del cambio climático, que menoscaba las perspectivas de desarrollo y los esfuerzos internacionales de cooperación dirigidos al logro de los Objetivos del Milenio. En el caso de Colombia, aunque las emisiones de gases de efecto invernadero sólo responden por una cifra cercana al 0,25% del total mundial, los efectos negativos del cambio climático ya se manifiestan en mi país con fenómenos que amenazan la subsistencia de comunidades y ecosistemas, como inundaciones, aumento de incendios forestales y deshielo de los glaciares de alta montaña.

En la medida en que Colombia es altamente vulnerable, la adaptación es una prioridad en las políticas nacionales. Actualmente se desarrolla el "Proyecto Nacional Integrado de Adaptación para Ecosistemas de Alta Montaña, Islas del Caribe Colombiano y Salud Humana", que constituye una iniciativa piloto a nivel mundial. El objetivo del proyecto, que tiene un costo de 5.4 millones de dólares y es cofinanciado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, es reducir los impactos del cambio climático en las zonas insulares del Caribe y en la alta montaña, a través de esquemas de recolección y uso innovador y eficiente del agua, protección de corales y control de la mortalidad por dengue y malaria.

Señora Presidenta:

Colombia espera que los principales procesos multilaterales en materia de cambio climático brinden un mayor reconocimiento y respaldo a los esfuerzos que realizan países como Colombia. Es fundamental que los esquemas que se acuerden en el futuro consulten el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas y exijan el estricto cumplimiento de los compromisos de los países desarrollados. Es también prioritario fortalecer y ampliar las herramientas de apoyo financiero y de transferencia de conocimientos y tecnología, con el fin de que los países en desarrollo consoliden sus estrategias en materia de mitigación y adaptación, y puedan aumentar su contribución para encarar este desafío mundial.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Periodo 61