Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Plenario

(Nueva York, 2 de octubre de 2006)

Intervención de S.E. Sra. Claudia Blum, Embajadora, Representante Permanente, Memoria del Secretario General sobre la labor de la Organización (A/61/1)

 

Señora Presidenta:

Permítame felicitarla, en primer lugar, por la acertada manera como usted está conduciendo los debates de esta Asamblea. Quiero además agradecer al Secretario General por la presentación de la Memoria sobre la labor de la Organización.

Señora Presidenta:

Mi delegación reconoce que en efecto se han registrado algunos avances hacia el cumplimiento de las metas del milenio. Los anexos de la Memoria del Secretario General muestran que esos avances se han producido en todas las regiones, así sea a distintos ritmos. Sin embargo, aún falta mucho por recorrer. Se necesita de un mayor impulso político para pasar de los compromisos a la acción, particularmente en la movilización de recursos de asistencia oficial para el desarrollo y en la apertura de los mercados internacionales que permita un acceso amplio y equitativo a los mismos.

En Colombia, como lo dijo el Presidente Alvaro Uribe hace una semana en este foro, "Cohesión social, superación de pobreza y construcción de equidad son aspiraciones esenciales de nuestra democracia. En 2002 la pobreza alcanzaba casi el 60 % de la población; en 2005 había bajado al 49%. Haremos lo posible para que en 2010 no supere el 35% y alcanzar la meta de 15% para el 2019…"

Durante los próximos cuatro años nos proponemos alcanzar una plena cobertura en educación básica y salud, así como avanzar en saneamiento básico, ampliando masivamente los programas de vivienda para la población rural y urbana de bajos recursos. Cinco millones de familias podrán beneficiarse con los programas de microcrédito.

Estos esfuerzos de Colombia, así como de otros países en desarrollo, requieren de un entorno internacional favorable, al igual que asistencia técnica y financiera en ciertas áreas prioritarias. Es por ello indispensable que la comunidad internacional asuma con mayor decisión y compromiso el octavo objetivo del Milenio y todas sus metas. Reiteramos la importancia de crear las condiciones necesarias para reanudar y concluir la ronda de Doha.

Señora Presidenta:

La creación de la Comisión para la Consolidación de la Paz representa un importante paso a fin de evitar, entre otros objetivos, que los países recaigan en conflictos. Esperamos que con las tareas de la Comisión se cumplan las promesas de lograr resultados más efectivos y confiables en esta área.

En la lucha contra el terrorismo, Colombia reconoce los avances registrados desde la Cumbre Mundial del 2005, cuando se condenó enérgicamente el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, sin importar quien lo cometiera, dónde y con qué propósitos. Colombia participó de forma activa en la creación de la Estrategia Mundial contra el Terrorismo y seguiremos contribuyendo en su seguimiento e implementación. Acogemos con beneplácito la creación del Equipo Especial para la lucha contra el terrorismo mencionado en el informe del Secretario General y apoyamos por igual la iniciativa de establecer un centro de coordinación en la Secretaría para coordinar una campaña de la sociedad civil en la lucha contra el terrorismo.

Colombia subraya la necesidad de atacar las fuentes de financiación del terrorismo y por ello, celebra que la Estrategia contra el Terrorismo haga un llamado a intensificar la cooperación para enfrentar los delitos que puedan guardar relación con el terrorismo, como el tráfico de drogas ilícitas y el tráfico ilícito de armas, entre otras manifestaciones de la Delincuencia Transnacional Organizada.

Como lo señala la Memoria del Secretario General, la proliferación de armas pequeñas continúa siendo una amenaza en muchas regiones del mundo. Desafortunadamente, los resultados de la reciente reunión convocada para revisar la implementación del Programa de Acción en ese campo fueron desalentadores. Colombia continuará trabajando e insistiendo en esa implementación y así lo propondrá de nuevo durante las sesiones de la Primera Comisión.

Señora Presidenta:

Colombia valora el papel de las Naciones Unidas en el campo de la asistencia humanitaria y reconoce los resultados alcanzados en años recientes, incluida la creación del Fondo Renovable Central para Emergencias - CERF, como contribución a una respuesta oportuna frente a las situaciones súbitas de emergencia que se presenten. El nuevo enfoque de gestión por grupos temáticos debe estudiarse por los Estados Miembros, los que esperan un informe detallado de la propuesta de Secretaría. En todo caso, el trabajo de OCHA debe regirse por las necesidades del Estado donde coopera y siempre con su consentimiento.

La asistencia humanitaria para ser eficiente y efectiva debe guiarse por los principios rectores de imparcialidad, neutralidad y humanidad. La rendición de cuentas debe realizarse ante todos los Estados Miembros, a través de la Asamblea General. En este campo, Colombia reconoce de manera especial el trabajo que lleva a cabo el Comité Internacional de la Cruz Roja, del que el sistema de la ONU puede derivar significativas experiencias y lecciones.

En ese sentido, Colombia atribuye importancia fundamental a la consulta oportuna de las agencias del sistema con los gobiernos de los países en donde tienen presencia, a fin de asegurar que los programas y acciones de Naciones Unidas en el campo humanitario resulten concordantes con los planes y políticas nacionales. Este mismo criterio debe aplicarse a las actividades de prevención de conflictos. El diálogo y la coordinación estrecha con los Estados, aseguran la sostenibilidad de la asistencia humanitaria en beneficio de las poblaciones afectadas.

Señora Presidenta:

El fortalecimiento de los mecanismos intergubernamentales de Naciones Unidas es un objetivo en cuyo logro Colombia está plenamente comprometida. Mi país continuará participando activamente en los distintos procesos de reforma, y buscará que ellas redunden en una Organización más transparente, representativa, efectiva, y eficiente.

Esperamos con interés el informe sobre la Coherencia del Sistema, y confiamos en que contenga recomendaciones específicas que permitan corregir la fragmentación del sistema y mejorar su funcionamiento, manteniendo la autonomía e integralidad de cada uno de sus componentes principales, medio ambiente, asistencia humanitaria y desarrollo. Un énfasis particular deberá darse a la capacidad de la organización para apoyar el cumplimiento de las metas del desarrollo, incluidas las metas del milenio.

En la sección sobre Bases Mundiales, de la Memoria, el Secretario General subraya la importancia de la sociedad civil en el ámbito internacional. En Colombia, la sociedad civil participa activamente en los distintos procesos y debates, y se garantiza la voz de todos los puntos de vista dentro de un marco de representatividad amplia y democrática. Por ello, apoyamos también la participación de la sociedad civil en su papel de complemento y apoyo de los procesos de las Naciones Unidas, de conformidad con los procedimientos y requisitos establecidos por el ECOSOC.

Señora Presidenta:

Para concluir, quisiera transmitir el reconocimiento del Gobierno de Colombia a la labor del Secretario General. Su trabajo no ha sido fácil. Son numerosos los logros alcanzados durante su gestión, que constituye un importante legado para los numerosos desafíos que aún debemos enfrentar

Muchas Gracias Señora Presidenta.

ˆarriba

« regresar

Periodo 61