Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Plenario

(Nueva York, 8 de octubre de 2007)

Intervención de S.E. Sra. Claudia Blum, Embajadora, Representante Permanente, Memoria del Secretario General sobre la labor de la Organización (A/62/1)

 

Señor Presidente:

Permítame felicitarlo por la manera eficaz y acertada como está conduciendo los debates y actividades de esta Asamblea. Igualmente, deseo expresar mi reconocimiento al Secretario General por la elaboración y presentación de la Memoria sobre la Labor de la Organización, y reconocer su gestión durante el tiempo transcurrido de su mandato.

Señor Presidente:

Han pasado siete años desde que nuestros Jefes de Estado y Gobierno se comprometieron a dar cumplimiento a las Metas de Desarrollo del Milenio. Aunque se han realizado avances hacia estos objetivos, nos preocupa la distancia que aún separa a un número significativo de países frente a ese cumplimiento.

El continente africano continúa enfrentando serios desafíos para realizar progresos sostenidos que permitan lograr esas metas dentro de los términos fijados en el año 2000. Reconocemos la importancia de la labor de la Organización en esa región. Al mismo tiempo, queremos subrayar el papel que le corresponde a las Naciones Unidas, y en general a la comunidad internacional, para atender las prioridades y necesidades de los países de renta media.

En materia de cooperación internacional, los Estados Miembros de la Organización deben cumplir sus compromisos de asistencia oficial para el desarrollo y garantizar el acceso amplio y equitativo a los mercados internacionales. Mi país hace un llamado para que también se continúen incorporando de manera activa modalidades de apoyo a la cooperación Sur-Sur en los programas y actividades de la Organización.

El terrorismo sigue siendo una gran amenaza para la paz y la seguridad internacionales. Colombia rechaza el terrorismo en todas sus formas y apoya las iniciativas regionales e internacionales para combatir este flagelo.

La lucha contra el terrorismo es un compromiso de todos. Mi delegación quiere destacar los avances logrados desde la adopción de la Estrategia Global contra el terrorismo y urge a todos los Estados Miembros a implementar plenamente este instrumento y fortalecer la cooperación y coordinación internacional para la eliminación de esta amenaza.

La Política de Seguridad Democrática del Gobierno del Presidente Uribe ha permitido el retorno de la ley, el orden y las instituciones del Estado de Derecho a todas las regiones del país. Desde el año 2002 se ha registrado una reducción en la tasa de homicidio de más del 40%. Asimismo, durante el actual Gobierno, el número de secuestros en el país bajó de 1.709 hace 5 años a 282 el año pasado. Los ataques terroristas a la infraestructura han disminuido entre 70% y 100% en este mismo período.

Como lo expresó el Presidente Uribe durante el debate general, de forma transparente y con respeto por las libertades y los derechos humanos, Colombia ha logrado reducir en los últimos 5 años el número de terroristas financiados por el narcotráfico de 60.000 a 11.000. El Gobierno colombiano ofrece todas las garantías para que aquellos miembros de organizaciones terroristas que deseen abandonar la violencia y retomar sus compromisos ciudadanos puedan hacerlo dentro de un esquema de verdad, justicia y reparación a las victimas. En este marco se han desmovilizado 46.000 integrantes de distintas organizaciones.

Gracias a la Política de Seguridad Democrática, también ha retornado la confianza al país y se han logrado importantes avances en materia social, lo que permitirá el cumplimiento de los objetivos sociales del milenio antes del 2015. La tasa de desempleo en el país se ha reducido de un 20% a casi un 10% en los últimos cinco años y esperamos en corto tiempo llegar a un solo dígito. El número de niños beneficiados por nuestros programas de alimentación se ha incrementado de 3.7 millones a 9 millones, y aspiramos llegar a 12 millones en los próximos 3 años. Nuestra aspiración es lograr la plena cobertura en educación básica y salud antes del 2010 y la pobreza, que en 2002 alcanzó casi el 60%, no supere el 35% al final del presente decenio.

Naciones Unidas debe continuar fortaleciendo su capacidad de apoyo a los países para lograr la erradicación de la pobreza, el crecimiento económico sostenido y el desarrollo sostenible. Con miras a lograr este resultado, debe existir mayor coherencia en las actividades operacionales de la Organización. La coordinación con los gobiernos y autoridades nacionales resulta esencial en este sentido, a fin de propiciar una acción eficiente y efectiva de las Naciones Unidas en el terreno.

Señor Presidente:

Reconocemos el papel que puede jugar Naciones Unidas en el área de la asistencia humanitaria. Los asuntos relacionados con este tema deben ser considerados bajo una perspectiva integral y guiados por los principios de imparcialidad, neutralidad y humanidad. La asistencia humanitaria debe contribuir al fortalecimiento de las capacidades locales, la reconstrucción del tejido social de las poblaciones afectadas y al desarrollo de estructuras que permitan el paso de la emergencia al desarrollo.

En el debate general de esta Asamblea la semana pasada, se evidenció la importancia que le asignan los Estados Miembros al tema del cambio climático. Estamos de acuerdo con el Secretario General en el sentido de que esta Organización se encuentra en una posición privilegiada para tomar medidas que contribuyan a la mitigación y adaptación a este fenómeno. Debemos aprovechar la voluntad política del momento con el fin de impulsar acuerdos para el período post-Kioto, sobre la base de un régimen justo y equitativo, apoyado en el principio de responsabilidades comunes y diferenciadas, así como un mayor compromiso por parte de los países industrializados para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Colombia, un país privilegiado en biodiversidad, tiene un papel importante por jugar en las acciones para encarar el calentamiento global. A través del Programa Familias Guardabosques, el Gobierno de Colombia apoyará en poco tiempo a 80,000 familias comprometidas con la recuperación y protección del bosque tropical y la erradicación de cultivos ilícitos. Esperamos un apoyo amplio de la comunidad internacional en favor de ese Programa. Adicionalmente, estamos avanzando en la construcción de sistemas de transporte masivo en nueve ciudades del país, y en la producción de combustibles biológicos, en armonía con las políticas ambientales y de seguridad alimenticia. También hemos logrado un incremento de 37.000 a cerca de 300.000 en el número de vehículos a gas.

Señor Presidente:

Para concluir permítame reiterar nuestro respaldo al Secretario General y a su decidida acción para enfrentar los desafíos que tiene ante sí las Naciones Unidas. La dedicación y el compromiso del Secretario General con los objetivos de la Organización, nos brindan plena confianza para acompañarlo en ese camino y avanzar hacia el cumplimiento de las metas trazadas.

Muchas gracias, Señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Periodo 62