Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Tercera Comisión

(Nueva York, 10 de octubre de 2007)

Intervención de la Embajadora Claudia Blum, Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas, Tema 63: Adelanto de la Mujer

 

Señor Presidente:

Colombia asigna especial importancia a la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer. Nuestro país es parte de la Convención desde 1982, y ratificó en enero de 2007 su Protocolo Facultativo. Año tras año, este instrumento y las recomendaciones del Comité de la Convención se reflejan en acciones y políticas públicas del Estado.

En enero pasado, Colombia sustentó sus informes periódicos V y VI ante el Comité de la Convención durante su 37 período de sesiones. En esa presentación se realizó un detallado balance sobre el adelanto de la mujer en el país y los retos que se tienen hacia el futuro. Se explicó cómo las políticas de seguridad democrática, reactivación económica, equidad social y desarrollo humano, además de elevar la seguridad, el bienestar y la confianza en el país, han permitido avances particulares en la situación de la mujer.

El Plan Nacional de Desarrollo 2006-2010 asegura la continuidad de las principales acciones que han demostrado efectividad. Quiero destacar algunas acciones afirmativas, de transversalidad de género y de reactivación social.

Las acciones afirmativas son importantes para eliminar las discriminaciones que afectan a grupos de la población. En relación con las mujeres, en Colombia se aplica la política afirmativa "Mujeres Constructoras de Paz y Desarrollo". Ésta, prioriza objetivos de empleo y desarrollo empresarial, educación y cultura, participación política y prevención de la violencia contra la mujer. Uno de sus componentes, el Plan Estratégico para la Defensa de los Derechos de la Mujer ante la Justicia, incluye más de 100 medidas de protección a cargo de distintas autoridades, frente a la violencia intrafamiliar, la ruptura de la unión marital y la discriminación laboral.

La Transversalidad de Género es una agenda que involucra a todos los entes del Estado. Sus resultados se reflejan en leyes, jurisprudencia y políticas públicas con enfoque de género; en el fortalecimiento de mecanismos institucionales que trabajan en temas de mujer; y en la consolidación de sistemas desagregados de información, entre otros aspectos.

En la Política de Reactivación Social destaco cuatro estrategias estructurales: la formación de capital humano y empleo; la consolidación del sistema de protección social; la red de atención integral a la población en extrema pobreza; y la promoción del microcrédito. Estos programas fortalecen escenarios de mayor igualdad entre mujeres y hombres y sus resultados así lo indican. Las diferencias en el acceso a la educación entre mujeres y hombres prácticamente han desaparecido en Colombia y la cobertura del sistema educativo es mayor para las mujeres. Con la reactivación del mercado laboral se ha disminuido también el desempleo de la mujer. El programa Familias en Acción que cubre a familias vulnerables y la nueva red contra la pobreza extrema, incluyen de manera especial a familias con mujer jefe de hogar. La Banca de Oportunidades ofrece créditos para microempresas de mujeres.

La participación de la mujer en cargos públicos nacionales sigue aumentando gracias, entre otros factores, a la Ley de Cuotas. En las elecciones del 28 de octubre, puede incrementar su acceso a cargos de elección de municipios y departamentos gracias al Pacto de Inclusión firmado por los partidos políticos. Señor presidente:

Las familias rurales con jefatura femenina tienden a ser más vulnerables frente a la pobreza. Para contrarrestar ese fenómeno, un primer paso es fortalecer la información para visibilizar la situación de la mujer rural. En Colombia, el Censo de 2005 ofreció datos fundamentales para el diseño de programas focalizados. Actualmente, la Política "Manejo Social del Campo" del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural incluye programas de Apoyo a la Microempresa Rural, Alianzas Productivas, un Fondo de Fomento para las Mujeres Rurales, y consideración especial a la mujer en programas de subsidios para vivienda rural y de reforma agraria. Para que nuestros Gobiernos logren mejores resultados, se debe fortalecer la cooperación internacional en la reducción de la pobreza, incluidas las acciones para la mujer rural.

Señor Presidente:

El Secretario General ha presentado unas recomendaciones importantes frente a la violencia contra las trabajadoras migratorias. Como Estado parte de la Convención sobre la Protección de los Derechos de los Trabajadores Migratorios y sus Familiares, y como país de origen de flujos migratorios, Colombia valora que las Naciones Unidas promuevan la ratificación más amplia de este instrumento. En especial por los países de mayor destino de migrantes, para fortalecer las garantías de los derechos de las mujeres migratorias.

Así mismo, Colombia toma nota del informe del UNIFEM y valora su aporte al fortalecimiento institucional de los países en temas de mujer y género. En Colombia, UNIFEM contribuyó a incorporar la perspectiva de género en el UNDAF adoptado en julio pasado. Así mismo, concedemos especial importancia al INSTRAW y respaldamos su fortalecimiento. Es fundamental que el INSTRAW sea considerado en las discusiones sobre arquitectura de género que se desarrollan en las Naciones Unidas.

Colombia considera importante asegurar coordinación y eficacia en el sistema de Naciones Unidas para fortalecer su capacidad de cooperar con los Estados en el adelanto de la mujer. En diversos campos, el sistema puede contribuir a reforzar estructuras nacionales y promover la cooperación para reducir la pobreza y cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El análisis sobre la arquitectura de género debe diagnosticar plenamente las deficiencias y las fortalezas del sistema, y buscar ante todo fortalecer la cooperación con los Estados. Las consultas intergubernamentales amplias e inclusivas sobre este tema y el acuerdo entre los Estados, son requisitos primordiales para asegurar que el modelo que se adopte cuente con la legitimidad y la eficacia adecuadas.

Señor Presidente:

Los informes presentados en este período se refieren a temas fundamentales para la participación de la mujer como agente y como beneficiaria en el proceso de desarrollo y para avanzar en la eliminación de la discriminación y la violencia que la afecta. Es importante estudiar sus recomendaciones, y fortalecer el trabajo conjunto de los Estados para el adelanto de la mujer, objetivo determinante para la construcción de sociedades democráticas, con equidad social, y encaminadas a asegurar el desarrollo sostenible de los pueblos.

Muchas gracias señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Periodo 62