Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Cuarta Comisión

(Nueva York, 14 de octubre de 2008)

Intervención de S.E. Sra. Claudia Blum, Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas,Tema 28. Cooperación Internacional para la utilización del espacio ultraterrestre con fines pacíficos

 

Señor Presidente:

Mi delegación se asocia a la intervención efectuada por Brasil, en nombre de los Estados Miembros del MERCOSUR y Estados Asociados.

Quiero agradecer al señor Presidente de la Comisión sobre la Utilización con Fines Pacíficos del Espacio Ultraterrestre, Embajador Ciro Arévalo, por el completo informe que nos ha presentado en relación con el trabajo desarrollado por la COPUOS durante su 51 período de sesiones.

Reconocemos, así mismo, el compromiso de los miembros de la Comisión y de los Sub-comités de Asuntos Legales y de Asuntos Técnicos y Científicos, por avanzar en la puesta en práctica de las recomendaciones emanadas de la III Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Exploración y Utilización del Espacio, UNISPACE III, incluido el Plan de Acción aprobado por la Asamblea General.

Señor Presidente:

La transferencia de conocimientos y de tecnología a través de la cooperación internacional es una forma idónea de hacer efectivos para los pueblos del mundo, los beneficios que se persiguen a través de UNISPACE III. Es en ese espíritu que Colombia otorga alta prelación a la promoción de la cooperación en este campo.

En el caso de nuestro país, hemos encauzado los esfuerzos de cooperación a fortalecer los centros de investigación y formación en áreas temáticas prioritarias, establecidas en el programa de las Naciones Unidas sobre aplicaciones de tecnología espacial. Durante el año 2007, por ejemplo, se formaron en Colombia mas de 800 estudiantes en tecnologías geoespaciales, 130 de ellos provenientes de países de Latinoamérica.

Es nuestro deseo continuar profundizando este curso de acción. En este propósito ha resultado fundamental la Comisión Colombiana del Espacio creada en el año 2006. Esa Comisión apoya las estrategias de integración de esfuerzos y optimización de inversiones en programas nacionales estratégicos para poner las tecnologías del espacio al servicio de la sociedad colombiana y del desarrollo sostenible.

Las acciones de nuestro país respecto de la creación de una instancia espacial nacional responden al espíritu de la Declaración de San Francisco de Quito adoptada en 2006, en el marco de la Quinta Conferencia Espacial de las Américas. En particular, en el sentido de que la creación de entidades nacionales puede coadyuvar a la posterior creación de una instancia espacial regional.

Quisiera también destacar, la suscripción, en agosto del presente año, de un acuerdo entre Argentina y Colombia encaminado a desarrollar la cooperación bilateral en la investigación y utilización del espacio ultraterrestre con fines pacíficos. La implementación de este acuerdo estará a cargo de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales de Argentina CONAE y la Comisión Colombiana del Espacio.

Colombia reitera su compromiso con la cooperación a nivel regional. Valoramos la experiencia ofrecida por la Conferencia Espacial de las Américas. La Declaración de San Francisco de Quito y el Plan de Acción aprobados en la Quinta Conferencia, así como el trabajo del Grupo Asesor de Expertos Internacionales que apoya las Conferencias Espaciales Hemisféricas, constituyen herramientas claves para impulsar los esfuerzos conjuntos en esta tarea.

La cooperación orientada a la utilización con fines pacíficos del espacio ultraterrestre es un asunto al que mi país asigna importancia especial. Reafirmamos la necesidad, como cuestión prioritaria, de evitar el despliegue de armas en el espacio. Con este fin, consideramos que deberían establecerse medios para promover la comunicación entre la Comisión y la Conferencia de Desarme.

Señor Presidente:

Mi delegación quisiera, destacar las consideraciones realizadas por la Subcomisión de Asuntos Técnicos y Científicos en el sentido de que la órbita geoestacionaria es un recurso natural limitado en peligro de saturación y que su utilización debe basarse en el principio de acceso racional y equitativo para todos los países.

En esa perspectiva, adquiere gran importancia tener en cuenta las necesidades particulares de los países en desarrollo y la situación geográfica de determinados países, así como la participación y cooperación de la Unión Internacional de Telecomunicaciones. Para Colombia, es claro que la utilización de la órbita geoestacionaria no puede concentrarse en los usos comerciales, en detrimento del uso orientado a una función social.

En este contexto, mi delegación desea hacer un reconocimiento a la coordinación que se ha establecido entre la Oficina de Asuntos del Espacio Ultraterrestre y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la Secretaría, en lo relativo a la aplicación de las recomendaciones de UNISPACE III.

Valoramos especialmente los aportes orientados a contribuir a la labor de la Comisión de Desarrollo Sostenible e instamos a que los Estados Miembros y los observadores permanentes consideren la posibilidad de hacer aportes, a través de la COPUOS, a las cuestiones que examinará la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible en el período 2010-2011.

El Programa de las Naciones Unidas de Aplicaciones de la Tecnología Espacial incluye esferas temáticas prioritarias para los países en desarrollo y los países con economías en transición. Entre ellas, la gestión de los recursos naturales y la vigilancia del medio ambiente, la gestión en casos de desastre, la tele-educación, la telemedicina y la ciencia espacial básica. La gestión de la Oficina de Asuntos del Espacio Ultraterrestre resulta fundamental para la puesta en práctica de este programa.

Subrayamos, por tanto la necesidad de que se le preste un mayor apoyo económico a esta labor. Mi delegación quiere llamar la atención, sobre la necesidad de que se aumente la capacidad administrativa de esa Oficina, en su calidad de Secretaría del COPUOS, con el fin de reforzar el apoyo a los miembros de la Comisión en el cumplimiento de las funciones derivadas de su mandato.

Señor Presidente:

Hoy, los beneficios de la utilización con fines pacíficos del espacio ultraterrestre se encuentran mucho más cerca de la población. Las contribuciones de COPUOS, en sus casi cinco decenios de existencia, han resultado fundamentales en la promoción de un mejor entendimiento sobre la interacción del comportamiento de los sistemas de la tierra con el desarrollo humano. Ello ha revertido en la adopción de mejores sistemas de gestión y mitigación.

La profundización de la cooperación en este caso puede convertirse en la luz que ilumine la senda hacia el desarrollo sostenible. Alentamos a la COPUOS a continuar sus esfuerzos en procura de ese importante propósito.

Muchas Gracias.

ˆarriba

« regresar

Periodo 63