Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Plenario

(Nueva York, 10 de diciembre de 2008)

Intervención de la Embajadora Claudia Blum, Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas, Intervención de Colombia como representante del Grupo de países de Latinoamerica y del Caribe -GRULAC-, en el 60o Aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos en la Asamblea General de las Naciones Unidas

 

Señor Presidente:

1. El Grupo Latinoamericano y del Caribe celebra la conmemoración del sexagésimo aniversario de la adopción de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

2. Desde su adopción, la Declaración Universal de Derechos Humanos se ha constituido en ideal común para todos los pueblos y naciones. Los países del GRULAC valoran la importancia de esta Declaración como la base del reconocimiento, promoción y protección universal de todos los derechos humanos para todas las personas.

3. La Declaración, como expresión de una concepción común de los derechos humanos y libertades fundamentales, ha afianzado el compromiso y responsabilidad de los Estados, en el fomento y respeto de esos derechos y libertades, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.

4. Reconocemos también el valor primordial de la Declaración para el trabajo del sistema de las Naciones Unidas en el cumplimiento de los propósitos definidos en la Carta, incluso a través de la cooperación internacional en la promoción y protección de los derechos humanos y libertades fundamentales de todos, sin distinción o discriminación alguna.

5. Los países de nuestra región han participado constructivamente en procesos derivados de la Declaración Universal, que han permitido crear, tanto en el nivel nacional como internacional, significativos marcos políticos, legislativos e institucionales para la promoción y protección de los derechos humanos.

6. En estos 60 años, los Estados del GRULAC han realizado aportes sustantivos, como actores comprometidos, en la definición de diferentes normas y estándares. Esto se refleja en los Pactos, Convenciones y otros instrumentos internacionales de derechos humanos, inspirados y fundamentados en la Declaración. La creación de varios procedimientos temáticos en derechos humanos fue posible por iniciativa de países de la región. Recordamos hoy que en 1968, un país de nuestra región promovió la proclamación del Año Internacional para los Derechos Humanos, como parte de la conmemoración del vigésimo aniversario de la Declaración. Esto permitió una amplia difusión del contenido de este instrumento.

7. La creación del Consejo de Derechos Humanos es uno de los más recientes logros de la comunidad internacional en este campo. Los países del GRULAC han respaldado activamente su proceso de construcción institucional, en particular el Mecanismo de Examen Periódico Universal. Una de nuestras expectativas es consolidar y fortalecer el Consejo, como instrumento que permita la cooperación, colaboración y el diálogo para mejorar la promoción y protección de todos los derechos humanos.

Señor Presidente:

8. El GRULAC reafirma su compromiso con la democracia, el desarrollo y el respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales, como elementos interdependientes que se refuerzan mutuamente. Los países de nuestra región reiteran su adhesión a la Declaración Universal de Derechos Humanos y al Programa de Acción de Viena, que refrendó la universalidad, indivisibilidad, interdependencia e interrelación de todos los derechos humanos. Así mismo, reiteramos la necesidad de tratarlos de forma global, justa, en pie de igualdad, y dando el mismo peso tanto a los derechos civiles y políticos, como a los económicos, sociales y culturales, incluido el derecho al desarrollo.

9. Con ocasión de este aniversario, el GRULAC desea enfatizar algunas áreas temáticas, que reciben especial atención por los Estados de nuestra región, y en las que éstos han impulsado iniciativas, bien de manera individual o mancomunada, en el marco de las Naciones Unidas.

10. El GRULAC destaca la contribución del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, entre otros instrumentos, en la operacionalización de los derechos enunciados en la Declaración Universal.

11. Los Estados del GRULAC reiteran la urgente necesidad de promover acciones eficaces y concertadas para erradicar la pobreza, que es un obstáculo mayor para la materialización de los derechos humanos. En este sentido, los países del Grupo otorgan gran importancia a la realización de los derechos económicos, sociales y culturales.

12. Subrayamos la especial relevancia del derecho al desarrollo. Han pasado más de dos décadas desde la adopción de la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo. Este derecho se ha reiterado y reafirmado en Cumbres de Jefes de Estado, así como en resoluciones adoptadas por la Asamblea General y otros órganos de las Naciones Unidas. Los países del GRULAC insisten en la necesidad de movilizar la voluntad política requerida para fortalecer y consolidar los procesos y mecanismos institucionales en marcha encaminados a la efectiva realización de este derecho.

13. La igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer son principios que también reciben particular prioridad por los países del GRULAC. El adelanto de la mujer, y la eliminación de todas las formas de discriminación y violencia que pueden afectarla, son objetivos esenciales en la realización de los derechos humanos de todos, y en el desarrollo social y económico. Reafirmamos nuestro compromiso con estos objetivos y la voluntad de trabajo para afianzar la capacidad de acción y cooperación de las Naciones Unidas en la promoción del adelanto y el empoderamiento de la mujer y la igualdad entre los géneros, especialmente en apoyo a las iniciativas desarrolladas por los Estados.

14. Los Estados del GRULAC han trabajado decididamente para promover los derechos del niño. Con este propósito, hemos patrocinado y apoyado anualmente las resoluciones sobre el tema adoptadas en la Asamblea General y el Consejo de Derechos Humanos. En éstas se han definido acciones y recomendaciones para que los Estados avancen en la protección de los niños como sujetos de derechos, con el apoyo de la comunidad internacional, incluidas las Naciones Unidas. Tales acciones deben incorporar medidas para atender situaciones de vulnerabilidad especial, a fin de reforzar la protección, restablecer derechos afectados, y asegurar un ambiente favorable al desarrollo integral del niño.

15. Los países del Grupo también asignan especial importancia al fortalecimiento de la protección de los migrantes. La migración, entendida como fenómeno multidimensional, ha contribuido al desarrollo social y económico, y a la vida cultural y política en diversas regiones. Este tema requiere que los países de origen, tránsito y destino apliquen políticas integrales que incluyan la realización de los derechos fundamentales de todos los migrantes. Urgimos a la comunidad internacional a ampliar el diálogo y trabajo conjunto para avanzar en esa dirección. Estamos también convencidos del significado de la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares para la promoción y protección de todos los derechos humanos, por lo que llamamos a los Estados, que aún no lo han hecho, a que consideren firmar y ratificar este instrumento.

16. Nuestro Grupo acoge la reciente entrada en vigor de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. La situación de vulnerabilidad que afecta a estas personas amerita especial atención y respuesta eficaz de los Estados, con el apoyo de la comunidad internacional. Nuestra meta debe ser promover la integración social efectiva y la realización plena de los derechos de las personas con discapacidad, en igualdad de condiciones que el resto de la población.

17. También subrayamos la adopción de la Convención para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas como paso significativo en la protección de los derechos humanos. La prevención, la erradicación de la impunidad, la reparación y el derecho de las víctimas a la verdad, son esenciales en la lucha contra este crimen.

18. Reafirmamos nuestro compromiso de seguir trabajando en la promoción y protección de los derechos humanos de los pueblos indígenas, en el plano local, nacional, regional e internacional. El reconocimiento y respeto de sus derechos, y la implementación de acciones nacionales e internacionales para asegurar su inclusión y participación en la vida económica, social, cultural, civil y política, son elementos centrales en el proceso de desarrollo y la construcción de sociedades equitativas y justas.

19. Reiteramos la importancia de la aplicación eficaz de la Declaración y Programa de Acción de la Conferencia Mundial de Durban contra el Racismo. Reconocemos la relevancia de las normas y compromisos internacionales complementarios que fortalezcan los instrumentos y las acciones existentes para combatir este flagelo.

20. Queremos enfatizar la importancia de la educación y el aprendizaje en derechos humanos para crear una cultura de promoción y protección arraigada en todas las personas y sectores sociales. Como lo enuncia la Declaración Universal, es esencial promover, mediante la enseñanza y educación ?tanto formal como informal- el respeto a todos los derechos y libertades reconocidos internacionalmente, como fundamento de los ideales de libertad, justicia, paz, y respeto a la dignidad y el valor inherentes a las personas.

21. Los Estados del GRULAC reafirman el papel significativo de la comunidad internacional, incluso a través del desarrollo progresivo del derecho y estándares internacionales, y de iniciativas efectivas de asistencia y cooperación, así como de la cooperación Sur-Sur, para que todos los países puedan alcanzar la realización de todos los derechos humanos.

Señor Presidente:

22. El trabajo conjunto de los Estados, en el marco de los principios y propósitos definidos en la Carta de la Organización, y el diálogo armónico dirigido a la construcción de consensos, deben consolidarse como medios para avanzar en la aplicación plena de la Declaración. Los países del GRULAC reafirman su compromiso en este sentido, y su disposición para continuar trabajando con dedicación, como lo han hecho hasta ahora, con miras a lograr este objetivo esencial de las Naciones Unidas.

Muchas gracias, Señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Periodo 63