Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Plenario

(Nueva York, 27 de julio de 2009)

Intervención de la Embajadora Claudia Blum, Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas, Grupo de Trabajo Especial sobre la Revitalización de la Asamblea General

 

Gracias, señores co Presidentes:

Quisiera, en nombre de la delegación de Colombia, reconocer el excelente desempeño del Grupo de Trabajo sobre la Revitalización de la Asamblea General y, en particular, destacar la labor de los Embajadores de Ecuador y Noruega como co-Presidentes del mismo. Mi delegación se asocia a las intervenciones realizadas por el Movimiento de Países No-alineados y el Grupo de Río.

La sinopsis que los co-Presidentes presentaron el pasado 9 de julio es un paso importante hacia la organización y coordinación de los esfuerzos que buscan devolver a la Asamblea General su papel como órgano principal de participación, deliberación y elaboración de políticas.

Es importante destacar, en ese sentido, el interés de los facilitadores en ofrecer las presentaciones sobre las tecnologías de votación y el manejo más eficiente de la documentación. La introducción de nuevas tecnologías que agilicen y hagan más transparente el proceso de votación ha sido uno de los temas de mayor significado para mi delegación. Esperamos que este análisis continúe tanto desde el punto de vista tecnológico como presupuestario.

En relación con los tópicos contenidos en la sinopsis, quisiera resaltar, en primer lugar, que el uso de debates temáticos dentro de un formato que facilite la producción de resultados resulta de particular importancia para la imagen y eficacia de la Asamblea General.

Por otro lado, la coordinación entre el Consejo de Seguridad, el Consejo Económico y Social y la Asamblea General, es otro objetivo plausible que debe ser logrado por medio de una distribución de responsabilidades basada en la Carta y un mayor acceso a la información sobre el trabajo de estos órganos.

El fortalecimiento del papel del Presidente de la Asamblea General dentro del sistema de Naciones Unidas debe ser, así mismo, una prioridad y, por tanto, la implementación de las resoluciones que buscan otorgar más recursos a su oficina, así como la optimización de los recursos existentes.

La participación de la Asamblea General en la elección del Secretario General debe ser más proactiva. Sería conveniente que hubiera una mayor interacción entre los candidatos y la Asamblea, con presentaciones ante la plenaria y los grupos regionales.

Señores Co Presidentes:

Todas estas iniciativas, así como otras incluidas en la sinopsis, deben ser abordadas para lograr el objetivo de la Revitalización de la Asamblea General. Acogiendo la solicitud formulada por los co Presidentes de presentar recomendaciones sobre el proceso a seguir, quisiera dejar a consideración algunas sugerencias de carácter metodológico que podrían agilizar la etapa siguiente.

En primer lugar, es conveniente efectuar una depuración que permita diferenciar entre las resoluciones ya implementadas y las que están pendientes. La sinopsis preparada por los actuales co Presidentes y el cuadro resumen que presentó el Grupo de Trabajo anterior en el documento A/62/952/Add.1, son una adecuada base para el proceso de depuración. Las resoluciones adoptadas se pueden incorporar como un anexo a las Reglas de Procedimiento de la Asamblea General, mientras que la tarea de revitalización se puede concentrar en la implementación de las resoluciones pendientes de aplicar.

Segundo, es preciso clasificar las tareas para determinar prioridades a corto y largo plazo. Una clasificación según las diferentes áreas temáticas y el carácter de las mismas nos ayudará a identificar prioridades para así establecer un orden de trabajo que haga posible el paso a la acción en la implementación de las diferentes resoluciones.

Por último, proponemos la elaboración de planes de acción específicos para cada área temática. Estos planes permitirían visualizar elementos y rutas críticas para concretar resultados. Cada plan de acción debe definir elementos tales como: objetivos a alcanzar, análisis de la viabilidad económica y/o jurídica de la propuesta, actividades concretas, cronograma e instancias responsables.

Esta planeación también permitiría hacer seguimiento al proceso y a sus resultados por medio de cronogramas de trabajo, indicadores de progreso e informes periódicos al Comité Ad Hoc y a los Órganos involucrados. Los representantes de los Estados, en coordinación con los facilitadores, podrían emprender la formulación de los planes de acción. El Grupo de Trabajo se encargaría de definir si está de acuerdo con el plan de trabajo y realizar modificaciones, así como efectuar el seguimiento y la evaluación.

Señores Co Presidentes:

Mi delegación confía en que fijando claramente los objetivos y elaborando planes de acción concretos, la revitalización de la Asamblea General será viable y podrá presentar resultados tangibles. Debemos concentrar nuestros esfuerzos en un enfoque que conduzca a ese propósito. Mi delegación seguirá brindando su colaboración a esta importante tarea.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Periodo 63