Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Segunda Comisión

(Nueva York, 13 de mayo de 2009)

Intervención de la Embajadora Claudia Blum, Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas, Mesa Redonda 1:"Respondiendo a la crisis alimentaria a través del desarrollo sostenible"

 

Señor Presidente:

1. Quiero, en primer lugar, agradecer el documento preparado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales en colaboración con la FAO, como contribución a la presente discusión. Las cuestiones presentadas a los Estados en este documento resultan pertinentes para esta serie de sesiones de alto nivel.

2. Desde que los Estados miembros comenzamos a discutir sobre la situación alimentaria, hace más de un año, los debates han sido abundantes y prolongados. Se han diagnosticado múltiples causas, proyectado soluciones y adoptado acuerdos en el marco de la Asamblea General, el ECOSOC y algunos de sus órganos subsidiarios.

3. En este contexto, Colombia considera que las discusiones de la Comisión deben privilegiar un enfoque pragmático, orientado a ampliar la cooperación, con esfuerzos concretos en el terreno, desde la perspectiva de las lecciones aprendidas.

4. El enfoque de desarrollo sostenible tiene el potencial de aportar soluciones que vinculen la lucha contra el hambre a alternativas productivas para promover el crecimiento económico sostenido, el desarrollo social y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, así como la erradicación de la pobreza.

5. Es necesario un nuevo examen de la crisis económica actual, en función de la volatilidad de los precios de los productos básicos, el significativo crecimiento de la demanda de alimentos en años recientes y las distorsiones y desequilibrios en el mercado mundial de alimentos. Todos estos factores hacen prioritario privilegiar acciones para la inversión en la agricultura y el desarrollo rural de los países en desarrollo.

6. Colombia espera que más allá de los debates sobre políticas en este ámbito, que en todo caso deben responder a las prelaciones y circunstancias nacionales específicas, la Comisión se concentre en impulsar acuerdos sobre medios de implementación en apoyo a las medidas que han decido adoptar los países en desarrollo. Se requieren compromisos claros en materia de cooperación internacional para la creación de capacidad, la transferencia de tecnología y el apoyo a la implementación de medidas de adaptación al cambio climático.

7. De otra parte, las recientes tendencias en los precios de los alimentos, demuestran la influencia en ellos de las tendencias de los precios del petróleo. En este sentido, no creemos conveniente, que la promoción de la producción de alimentos y la producción de alternativas energéticas como los biocombustibles, se planteen como fines opuestos o en competencia.

8. Al contrario de esta visión, estamos convencidos de que las respuestas a la creciente demanda alimentaria y las alternativas para satisfacer las creciente necesidades energéticas, pueden complementarse en el contexto del desarrollo sostenible y el fortalecimiento del sector agrícola.

9. La experiencia de muchos países en desarrollo ha demostrado que la producción de biocombustibles puede realizarse en armonía con políticas de seguridad alimentaria y protección ambiental. Más aún, esta experiencia ha comprobado que este sector productivo presenta enormes oportunidades para la promoción del desarrollo rural. En el caso de Colombia, además de avances en materia de abastecimiento energético, la producción de biocombustibles ha contribuido a expandir el sector agropecuario, generar miles de nuevos empleos rurales, estimular la inversión, la investigación y el desarrollo tecnológico, e impulsar la productividad en tierras subutilizadas.

10. Creemos, entonces, que la Comisión debe abordar esta área desde la perspectiva de la promoción de la cooperación internacional, sobre la base de un enfoque objetivo, informado, que evite conclusiones generalizadas, reconozca particularidades nacionales y favorezca el intercambio de experiencias. En este contexto, las experiencias positivas de países en desarrollo merecen especial consideración, teniendo en cuenta que muchas de ellas constituyen contribuciones significativas a la vanguardia en materia de tecnología, legislación y cooperación para la producción y uso de biocombustibles.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Periodo 63