Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Segunda Comisión

(Nueva York, 15 de octubre de 2008)

Intervención de la Embajadora Claudia Blum, Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas, Tema 54: Actividades operacionales para el desarrollo

 

Señora Presidenta:

Mi delegación se asocia a la declaración presentada por Antigua y Barbuda en nombre del Grupo de los 77 y China.

1. En el debate general de la Segunda Comisión, Colombia destacó el avance que han implicado las decisiones intergubernamentales recientes en el campo de las actividades operacionales para el desarrollo. Subrayamos, en particular, la importancia de que esas decisiones representen una contribución en la búsqueda de mayor eficacia y capacidad de las Naciones Unidas para responder a las prioridades de los países receptores.

2. En esa perspectiva, hoy reafirmamos la relevancia de la Revisión Trienal de la Política Relativa a las Actividades Operacionales para el Desarrollo, realizada en el 62° período de sesiones de la Asamblea General. Esta revisión constituye un paso significativo hacia un sistema focalizado en la construcción de capacidades nacionales que sirva como catalizador de una cooperación internacional cada vez más predecible, transparente y orientada a resultados.

3. La efectiva implementación de la resolución 62/208 resulta prioritaria y demanda el compromiso de los distintos programas, fondos y agencias del sistema. Las decisiones aprobadas en el pasado período de sesiones del ECOSOC, sobre el proceso de gestión de esa implementación, representan una guía importante en ese sentido.

4. Para Colombia es fundamental que el proceso de gestión promueva acciones concretas y un avance en materia de titularidad nacional, elemento esencial de la efectividad y sostenibilidad de las actividades operacionales. La Revisión Trienal reconoce ampliamente el liderazgo de los gobiernos en la solicitud y coordinación de la cooperación en áreas específicas, la identificación de prioridades y su participación en la preparación de los marcos programáticos a nivel de país. La coordinación del sistema con los gobiernos nacionales debe desarrollarse, en este contexto, como un proceso permanente. En especial, frente a campos como la transición del socorro al desarrollo.

5. En mi país, la construcción conjunta del Marco de Cooperación de Naciones Unidas para el Desarrollo ha permitido avances en esa dirección. Ha favorecido la alineación al Plan Nacional de Desarrollo y la Estrategia de Cooperación Internacional del Gobierno. Esperamos que las decisiones a ser adoptadas por la Asamblea sigan fortaleciendo este tipo de coordinación, para consolidar el buen entendimiento entre el sistema y los gobiernos, y mejorar los resultados e impactos de las acciones de cooperación.

Señora Presidenta:

6. El éxito en el cumplimiento de la Revisión Trienal y otros compromisos relevantes en este campo, como el Plan Estratégico del PNUD, depende en alto grado de una base financiera cada vez más amplia, estable y predecible. Así lo reafirma el informe del Secretario General referido a las tendencias en las contribuciones a las actividades operacionales. Nos sumamos al llamado de los países en desarrollo por la búsqueda de un mayor equilibrio entre los recursos ordinarios y los recursos voluntarios que financian al sistema.

7. Colombia reitera la relevancia de los principios de París y la Agenda de Accra, en el tránsito hacia una cooperación más transparente y orientada a resultados. Los lineamientos contenidos en esos acuerdos constituyen un importante avance en materia de financiación para el desarrollo y deben ser tenidos en cuenta no sólo en relación con la provisión de Asistencia Oficial para el Desarrollo, sino en el ámbito general de la cooperación internacional.

8. El Foro de Alto Nivel sobre Eficacia de la Ayuda, celebrado en Accra, reconoció la importancia que han venido ganando los países de renta media en la nueva arquitectura del desarrollo, como oferentes y receptores de cooperación. Los países de renta media son hoy fundamentales como multiplicadores del desarrollo. No obstante, también experimentan retos derivados de situaciones de pobreza y desigualdad, que hacen imprescindible la Ayuda Oficial al Desarrollo. Más de la mitad de los pobres del mundo viven en estos países. Mi delegación manifiesta su disposición a respaldar iniciativas que se traduzcan en un apoyo tangible a los esfuerzos de desarrollo de estos países, de acuerdo con el párrafo 27 de la Revisión Trienal.

9. Colombia cree en el potencial de las Naciones Unidas para el impulso de la Cooperación Sur-Sur. La capacidad financiera, administrativa y técnica de que disponen los organismos del Sistema, constituyen un marco apropiado para la implementación de modelos de triangulación que potencien el esquema Sur-Sur. Con esta visión, damos la bienvenida al Cuarto Marco de Cooperación Sur-Sur aprobado por la Junta Ejecutiva del PNUD. Esperamos que la Asamblea dé su respaldo a la implementación de ese Marco y, en particular, a las acciones previstas para apoyar el mandato de la Unidad Especial.

Señora Presidenta:

En la Cumbre de 2005, los Estados miembros reconocimos que la razón de ser de las actividades operacionales para el desarrollo es su contribución a la erradicación de la pobreza, el crecimiento económico sostenido y el desarrollo sostenible. A poco más de medio camino en la ejecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y ante el complejo panorama económico mundial, la orientación de las actividades operacionales adquiere una vigencia indiscutible. A todos nos corresponde una voluntad de acción decidida para que la contribución de las Naciones Unidas en esta área resulte acorde con las necesidades apremiantes de crecimiento y bienestar en los países en desarrollo.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Periodo 63