Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Sexta Comisión

(Nueva York, 24 de octubre de 2008)

Intervención de la Embajadora Claudia Blum, Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas, Tema 76: Situación de los Protocolos adicionales a los Convenios de Ginebra de 1949 relativos a la protección de las víctimas de los conflictos armados

 

Señor Presidente:

Al tener el honor de dirigirme de nuevo a esta Comisión, quiero destacar, en primer lugar, la importancia del tema referido a la Situación de los Protocolos adicionales a los Convenios de Ginebra de 1949 relativos a la protección de las víctimas de los conflictos armados. Esta oportunidad resulta valiosa para dar seguimiento a este asunto y examinar las medidas adoptadas para fortalecer el régimen existente en este campo del derecho internacional humanitario.

Mi delegación desea agradecer al Secretario General por el Informe presentado en julio de 2008, respecto de los Protocolos adicionales, elaborado con base en los documentos suministrados por 19 Estados Miembros, entre ellos Colombia, y el Comité Internacional de la Cruz Roja. El Informe contribuye de manera significativa al análisis y evaluación de las normas humanitarias establecidas en materia de conflictos armados y sirve de apoyo para promover el respeto de esas normas, así como la aplicación de los demás instrumentos internacionales pertinentes.

El Gobierno de Colombia desea destacar, igualmente, la importancia de consolidar y fortalecer el derecho internacional humanitario, mediante la aceptación universal y la suscripción de los Protocolos adicionales de 1977 por parte de todos los Estados miembros de la Organización.

Colombia es Estado parte de los Cuatro Convenios de Ginebra de 1949, y de los Protocolos I y II adicionales relativos a la protección de las víctimas de los conflictos armados nacionales e internacionales. Estos instrumentos, que se encuentran en plena vigencia en Colombia, están garantizados dentro del marco jurídico y político existente.

Nuestro Estado, además, se encuentra en proceso de adopción del Tercer Protocolo adicional a los Convenios de Ginebra de 1949, referido a la aprobación de un signo distintivo adicional.

Por otro lado, como muestra de su firme compromiso con la paz y el derecho internacional humanitario, Colombia ratificó el Estatuto de la Corte Penal Internacional, aprobado mediante Ley 742 de 2002. Así mismo, se hizo parte en el Protocolo Facultativo a la Convención sobre los derechos del niño de mayo del 2000, concerniente a la participación de los niños en los conflictos armados.

Señor President:

En cumplimiento de dichos protocolos, Colombia ha adoptado medidas específicas dirigidas a la protección de las víctimas, en aplicación rigurosa de las normas del derecho internacional humanitario. Este compromiso se ha reflejado en el acatamiento a esas normas por parte de las diferentes instituciones del Estado y en la adopción de instrumentos jurídicos internos.

Uno de ellos corresponde a una legislación penal especial, la Ley de Justicia y Paz, que permite castigar a los responsables de violaciones graves, teniendo también como marco las normas del derecho humanitario. La protección de los derechos de las víctimas y sus familias se ha reforzado a través de una política integral de verdad, justicia y reparación, que incluye mecanismos para la reparación de las víctimas por vía administrativa.

La formación de las fuerzas armadas en materias relativas al derecho internacional humanitario y la aprobación de una legislación que contempla el castigo a los crímenes de guerra, constituyen avances tangibles en las normas aplicables en este campo. Esta labor de formación también se ha apoyado en la publicación de manuales y la organización de seminarios sobre derecho internacional humanitario para los miembros de la fuerza pública.

En el presente año se aprobó la Política Integral de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario por parte del Ministerio de Defensa. A ello se agregan las reglas de enfrentamiento adoptadas por el Comando General de las Fuerzas Militares, con el objetivo de conseguir que las operaciones se realicen con observancia de los derechos humanos y el derecho humanitario.

Una de las principales estrategias de la política de Seguridad Democrática aplicada por el Gobierno Nacional en el campo de los derechos humanos, es la participación de los ciudadanos y las instituciones, con énfasis en los mecanismos de prevención. Con ello se busca integrar la acción del Gobierno Nacional con las entidades territoriales y la Sociedad Civil, creando una amplia conciencia e información ciudadana sobre sus derechos, así como sobre las amenazas y daños que pueden surgir a causa de la vulneración de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario.

Señor Presidente:

Como muestra de su profundo compromiso con la paz y reafirmando la voluntad del Gobierno Nacional de propender porque el respeto de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario se fortalezcan como política de Estado, Colombia decidió presentarse voluntariamente al Examen Periódico Universal en Derechos Humanos. Se da así una muestra clara de transparencia, voluntad política y cooperación con el sistema de las Naciones Unidas.

En conclusión, Señor Presidente, el Gobierno de Colombia reitera su compromiso inequívoco con la defensa, aplicación y promoción del derecho internacional humanitario. Reafirmamos, así mismo, una actitud de cero tolerancia hacia cualquier transgresión de los convenios internacionales relativos a la protección de las víctimas.

El Gobierno seguirá fiel a esa conducta, en la seguridad de que de esa manera afianzaremos la legitimidad de las acciones del Estado en procura de la paz, la seguridad y el disfrute pleno de las libertades.

Muchas Gracias Señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Periodo 63