Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Plenario

(Nueva York, 15 de diciembre de 2010)

Intervención S.E. Embajador Néstor Osorio Representante Permanente de Colombia, Fortalecimiento de la coordinación de la asistencia humanitaria y de socorro en casos de desastre que prestan las Naciones Unidas, incluida la asistencia económica especial

 

Señor Presidente:

En los últimos años, el mundo ha padecido desastres naturales de proporciones inusitadas con particular impacto en las poblaciones de los países en desarrollo. En estas circunstancias la asistencia humanitaria adquiere una dimensión de la mayor relevancia.

Los desafíos que enfrenta no se limitan solamente a lo económico, ambiental y social, sino que demandan de manera creciente una coordinación efectiva, la cual debe ser concordante con esquemas de cooperación que respondan a las necesidades establecidas por los Estados y desarrollarse en el marco de los Principios Guía contenidos en la resolución 46/182, adoptada por esta Asamblea en 1991.

El rol central del Estado afectado en el inicio, organización, coordinación e implementación de la asistencia humanitaria; la necesaria autorización y liderazgo en la coordinación de la intervención de todos los actores humanitarios; y los principios de neutralidad, humanidad, imparcialidad e independencia, constituyen los fundamentos de la respuesta y reacción a las emergencias de carácter humanitario.

Mi delegación acompaña todos los esfuerzos encaminados hacia la mejora de la coordinación y eficacia de la asistencia humanitaria ofrecida por el Sistema de las Naciones Unidas y demás actores relevantes de la comunidad internacional, y está dispuesta a participar de manera activa en todas las discusiones sobre la materia.

Señor Presidente:

Colombia concibe la asistencia humanitaria bajo una perspectiva integral, con acciones que apoyen el proceso de reconstrucción del tejido social de las poblaciones afectadas, y al mismo tiempo, contribuyan con el desarrollo de estructuras físicas y económicas sustentables una vez superada la crisis.

En el marco de la respuesta y asistencia a los desastres naturales, Colombia considera que la asistencia humanitaria de emergencia, debe ser temporal y privilegiar las medidas que vayan más allá del socorro y fortalezcan las capacidades locales de prevención y atención de desastres. En este contexto, es necesario fortalecer la cooperación internacional para integrar de manera sistemática medidas para el manejo y reducción del riesgo en las políticas y estrategias de desarrollo y reducción de la pobreza. En este marco, Colombia viene facilitando, en nombre del Grupo de los 77 y China, el proyecto de resolución sobre Cooperación Internacional para la Asistencia Humanitaria en los casos de Desastre Natural, desde el Socorro hasta el Desarrollo.

Señor Presidente:

Dado que al terremoto del 12 de enero en Haití se sumaron los efectos devastadores del huracán Tomás y la epidemia de cólera, nuestras acciones y compromisos hacia Haití se deben reforzar y concretar de manera genuina. Para Colombia, la Operación de las Naciones Unidas en Haití debe transformarse en una verdadera Operación de Desarrollo, que responda a sus necesidades y logre resultados concretos.

Colombia ha apoyado a Haití de manera decidida con acciones que ascienden a los 18 millones de dólares, se han enviado a más de 650 expertos y se ha prestado apoyo logístico en beneficio de más de 850.000 haitianos. Adicionalmente, hemos avanzando en el cumplimiento de nuestros compromisos financieros, destinando 4 millones de dólares al Fondo de Reconstrucción de Haití administrado por el Banco Mundial.

Mi delegación acompaña complacida la iniciativa de Brasil de promover la resolución: "Asistencia humanitaria, socorro de emergencia, rehabilitación, recuperación y reconstrucción en respuesta a la emergencia humanitaria en Haití, incluidos los efectos devastadores del terremoto", dado que esta resolución reafirma el compromiso de todos los Estados miembros y la comunidad internacional en brindar apoyo y cooperación para la recuperación, reconstrucción y transición hacia el desarrollo sostenible de ese país.

Por otra parte, aprovecho esta oportunidad para reiterar nuestro pesar y solidaridad con todos los países del Caribe que sufrieron el impacto del huracán Tomás, por lo que mi delegación apoya la adopción de la resolución: "Asistencia de emergencia y para la reconstrucción de Haití, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y otros países afectados por el huracán Tomás".

Señor Presidente:

El cambio climático ha mostrado ser un factor con la mayor incidencia sobre las catástrofes naturales, haciendo de Colombia un país en situación de especial vulnerabilidad. Mi país presenta el promedio más alto de Latinoamérica en la incidencia de desastres naturales relacionados con el clima en los últimos 30 años.

En este momento enfrentamos una emergencia a causa de eventos climáticos que incluyen extremas lluvias, las cuales han generado inundaciones y deslizamientos que afectan a la fecha a casi dos millones de personas, cientos han perdido la vida, otras más han resultado heridas y hay muchas desaparecidas.

A pesar de todos los esfuerzos nacionales y de haber invertido a la fecha más de 530 millones de dólares, el Presidente de la República ha declarado el estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica, apelando a la solidaridad internacional para enfrentar las consecuencias de la ola invernal que afecta a Colombia.

En este contexto, quiero agradecer al Sistema de las Naciones Unidas y a la comunidad internacional su solidario apoyo, con el que confiamos seguir contando.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Periodo 65