Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Tercera Comisión

(Nueva York, 13 de octubre de 2010)

Intervención de la Embajadora Claudia Blum, Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas, Tema 64: Promoción y Protección de los Derechos del Niño

 

Señora Presidente:

Mi delegación se asocia a la declaración de Chile en nombre del Grupo de Río y aprovecha esta ocasión para agradecer al Señor Secretario General el informe presentado sobre el estado de la Convención de Derechos del Niño, así como el análisis específico sobre la realización de los derechos del niño en la primera infancia.

En este contexto, quisiera expresar el reconocimiento de Colombia a los esfuerzos de UNICEF por el apoyo a los programas de primera infancia en nuestro país.

En nuestra calidad de Estado parte de la Convención de los Derechos del Niño y de sus Protocolos Facultativos, reconocemos profundamente el valor de estos instrumentos internacionales. Colombia tiene incorporados dichos instrumentos en su legislación interna, y ellos fundamentan nuestras políticas públicas orientadas a hacer efectivos todos los derechos de los niños y nuestra contribución internacional con el futuro de la humanidad. En el presente año Colombia sustentó ante el Comité de los Derechos del Niño sus informes iniciales sobre la aplicación de los Protocolos de la Convención y en este contexto continuará fortaleciendo sus acciones nacionales de protección integral de la infancia.

Señora Presidente:

Invertir en la niñez, y en especial en la primera infancia, es de capital importancia para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y las estrategias para la acelerar el cumplimiento de los mismos.

El Informe de Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2010 señala importantes avances sobre los ODM, en materia de escolarización infantil en los países más pobres y también en la reducción de la mortalidad infantil. Pero también pone de manifiesto cifras alarmantes que demandan acciones eficaces a nivel global, particularmente en materia de desnutrición infantil y todos los temas asociados a la salud materna e infantil. Como lo mencionó el Secretario General en el contexto del Informe de Objetivos de Desarrollo del Milenio, "el logro de estos objetivos requiere la participación de todos".

Más aún, en todas las regiones en vías de desarrollo, los niños de zonas rurales están en situación de mayor vulnerabilidad que aquellos de zonas urbanas; e igualmente los niños de los segmentos de la población que vive en condiciones de pobreza extrema enfrentan mayores dificultades en la realización plena de sus derechos.

Señora Presidente:

El actual gobierno de Colombia adelanta esfuerzos prioritarios en materia de primera infancia para garantizar a los niños y a las niñas de nuestro país su derecho a una atención integral, que incluye nutrición adecuada, educación básica, salud y protección. El país avanza en la aplicación de la Política Nacional "Colombia por la Primera Infancia", adoptada por el Consejo de Política Económica y Social en 2007.

Colombia ha hecho de la atención en la primera infancia el eje de su política pública en materia de niñez y adolescencia, con el fin de generar equidad e inclusión social. Nuestro objetivo es lograr el desarrollo integral de todos los niños y niñas colombianos desde la gestación hasta los 6 años de edad, respondiendo a sus necesidades y características específicas.

En este contexto, hemos registrado importantes avances en mi país, algunos de los cuales quisiera compartir hoy con ustedes: Colombia ha conseguido un aumento de coberturas en los programas del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar-ICBF, pasando de 5,6 millones en 2002 a 11,6 millones de colombianos en 2010, incluidos los programas de alimentación escolar, desayunos infantiles, hogares comunitarios y otras estrategias de apoyo y protección. El número de niños atendidos durante la Primera Infancia pasó de 1,7 millones de niños a 3,7 millones.

Colombia aspira brindar una mejor vida a todos los niños y hacer realidad el deseo de verlos sonreír a todos. Tenemos una estrategia denominada "el derecho a la felicidad". Toda la institucionalidad colombiana trabaja para prestar una atención diferencial a las poblaciones más vulnerables.

También quisiera referirme a las estrategias de educación. Colombia, a través de la política de Revolución Educativa del Ministerio de Educación Nacional, ha logrado una cobertura plena en educación básica, tanto primaria como secundaria, para todos los niños, niñas y jóvenes; y, una cobertura del 75% en la educación media vocacional. Vale la pena resaltar que en desarrollo de esta política, Colombia ha prestado especial atención a la población vulnerable, incluidas las poblaciones indígenas y afro-descendientes, las personas con discapacidad, los desplazados y los sectores más pobres, así como a la población residente en zonas rurales.

De otra parte, y teniendo en cuenta la importancia de proteger la niñez de manera integral, Colombia desarrolla una política de prevención y erradicación de la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes, que es liderada por un Comité Interinstitucional, creado por medio de la Ley 1336 de 2009.

Colombia, consciente del derecho de todo niño a ser protegido del reclutamiento forzado o de la utilización en hostilidades, ejecuta una Política de Prevención del Reclutamiento y Utilización de niños, niñas y adolescentes. Esta política busca articular las siete estrategias de la Política Intersectorial de Prevención, liderada por la Vicepresidencia de la República y destacada por el Secretario General de las Naciones Unidas en sus octavo y noveno informes al Consejo de Seguridad en cumplimiento de la resolución 1612 de 2005 de este órgano, sobre los niños en los conflictos armados.

Así, el Gobierno de Colombia, sin desconocer los retos que persisten, ha atendido a más de 4.200 menores desvinculados de los grupos armados ilegales y adelanta un ambicioso programa de reparaciones administrativas que beneficia a los niños víctimas de reclutamiento, como lo destacó el Comité de Derechos del Niño en sus observaciones y recomendaciones con relación a la aplicación en mi país del Protocolo Facultativo de la Convención relativo a niños en los conflictos armados. Por último, es nuestra convicción que los niños no sólo tienen derecho a una mejor vida, sino que dársela es posible. Es nuestra certeza que el deber de la comunidad internacional, aquí representada, es apoyar los esfuerzos nacionales encaminados a hacer felices a los niños y las niñas. Y sabemos que trabajar por la primera infancia construye y fortalece más y mejor democracia.

Las Naciones Unidas deben promover en este campo compromisos eficaces de cooperación internacional, para apoyar a los Estados en el cumplimiento de las metas para la infancia definidas en esta Asamblea. Colombia apoyará todas las iniciativas orientadas al logro de ese objetivo.

Muchas gracias Señora Presidente.

ˆarriba

« regresar

Periodo 65