Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Tercera Comisión

(Nueva York, 18 de octubre de 2010)

Intervención de la Embajadora Claudia Blum, Representante Permanente de Colombia ante las Naciones Unidas, Tema 65: Cuestiones Indígenas

 

Señor Presidente:

Mi delegación agradece el informe presentado por el del Relator Especial para los Derechos de los Pueblos Indígenas, James Anaya en día de hoy y el interesante diálogo sobre experiencias y retos frente a la evolución de cuestiones indígenas.

Colombia cuenta en la actualidad con 1.392.623 indígenas, que comprenden 82 pueblos y 4.141 comunidades. Si bien la población indígena en nuestro país sólo corresponde al 3.4% del total de la población colombiana, esta tiene 34 millones de hectáreas que equivalen al 30% del territorio nacional.

La población indígena tiene una importancia tanto en el pasado como en el futuro de nuestro país, de ahí que contemos en Colombia con políticas de promoción y protección de los derechos y cultura de los pueblos indígenas que permiten reportar avances en materia de derechos económicos, sociales y culturales.

Colombia ha venido fortaleciendo progresivamente el marco constitucional y legal, la jurisprudencia especial sobre los derechos de los indígenas, y las políticas generales y afirmativas implementadas por el Estado.

Hoy contamos con importantes espacios de concertación y diálogo permanente con los pueblos indígenas dentro de los que podemos destacar la Mesa Permanente de Concertación y la Mesa Nacional de Derechos Humanos para Pueblos Indígenas, que son espacios de interlocución esenciales para articular la participación de los indígenas en el desarrollo de nuestro país.

Los diversos mecanismos de participación de estas comunidades han sido también importantes en el proceso de consolidación de sus derechos. En este contexto, en mi país seguimos avanzando en diversos frentes, entre los cuales quisiera mencionar en esta sesión los siguientes:

1) La titulación de la propiedad colectiva indígena de los resguardos, los resguardos titulados hoy en Colombia equivalen al 30% del territorio nacional.

2) El reconocimiento Constitucional de las autoridades tradicionales y las autoridades de las jurisdicciones indígenas. Hemos adelantado un número importante de proyectos piloto que armonizan la jurisdicción indígena y la ordinaria. De hecho, contamos con algunas casas de justicia indígena, donde estos pueblos aplican su jurisdicción.

3) Las consultas previas sobre proyectos y temas que puedan afectar a las comunidades indígenas, que se realizan conforme al Convenio 169 de la OIT. En los últimos años se ha incrementado de manera considerable el número de consultas con las comunidades indígenas en nuestro país. Al respecto podemos mencionar que en 2009 se coordinó la realización de 110 procesos de consulta previa y en el primer semestre de 2010 se realizaron alrededor de 50.

4) La Política Social del Gobierno Nacional, con las más amplias coberturas para poblaciones indígenas. En materia de salud, 1.170.000 indígenas de un total de 1.392.623 están asegurados bajo el sistema subsidiado por el Estado. En educación, los niños indígenas acceden con prioridad a los programas de gratuidad educativa que aplica el Ministerio de Educación Nacional. De otro lado, se ha ampliado la cobertura para comunidades indígenas en programas de Seguridad Alimentaria; Cuidado de bosques; Micro y pequeña empresa, entre otros.

Señor Presidente:

Como lo anoté anteriormente el censo nacional de 2005 reconoció como población indígena al 3,4% del total de los habitantes del país, de este porcentaje el 49,6% son mujeres.

Partiendo de esta cifra entendemos el papel fundamental que tiene la mujer indígena en la supervivencia de los pueblos, por ello en Colombia se han propiciado espacios para que la mujer indígena se reúna localmente, aun si no pertenece a una organización nacional. Hemos concertado con ellas programas de fortalecimiento y salvaguarda de la mujer indígena, enfocados a temas de capacitación, prácticas interculturales, usos y costumbres.

Señor Presidente:

Colombia, en el contexto de su carta política, reitera su respaldo a los principios de igualdad, respeto a la diversidad y no discriminación que fundamentan el texto de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, y reconoce la importancia histórica de esta Declaración.

En este contexto, agradezco en nombre del Gobierno de Colombia la cooperación que Naciones Unidas ha otorgado a diferentes iniciativas a favor de la población indígena de mi país, en particular aquellas para fortalecer la protección y promoción de los derechos y del desarrollo con identidad para estos pueblos.

También quiero destacar, la visita del Relator Especial para los Derechos de los Pueblos Indígenas, James Anaya a Colombia en julio de 2009, por invitación del Gobierno. Así mismo, la visita del Foro Permanente de las Naciones Unidas para Las Cuestiones Indígenas. Estas visitas han contribuido a fortalecer los avances nacionales para los pueblos indígenas y los retos y recomendaciones planteadas han sido enriquecedoras para la institucionalidad colombiana. En este contexto, esperamos contar con su continua cooperación en el propósito común de consolidar la realización plena de los derechos de los pueblos indígenas colombianos, en un entorno que ofrezca las debidas condiciones de seguridad y bienestar.

Finalmente, Señor Presidente, Colombia quiere dejar un mensaje claro: nuestro país continuará trabajando por la protección de los derechos humanos de las poblaciones indígenas, de su cultura, costumbres, de su tierra, el respeto a su propia educación y jurisdicción, en el marco del cumplimiento a nuestra constitución política y a los acuerdos internacionales en la materia.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Periodo 65