Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Periodo de Sesiones 66

(Nueva York, 5 de octubre de 2011)

Intervención de S.E. Embajador Miguel Camilo Ruiz, Representante Alterno de Colombia ante las Naciones Unidas, en el Debate General de la Segunda Comisión, Sexagésimo sexto período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas

 

Señor Presidente,

Colombia se asocia a la declaración presentada por Argentina en nombre del Grupo de los 77 y China, así como a la intervención de Chile en nombre de los países del Grupo de Río.

Permítame felicitarlo a Usted y a los demás miembros de la Mesa por su elección. Reciba, así mismo, los votos de confianza y la disposición de mi delegación para contribuir al éxito en la dirección de las labores de la Segunda Comisión.

Señor Presidente,

Los temas en el programa de trabajo de la Comisión reflejan los desafíos mundiales más sobresalientes y ofrecen oportunidades para promover las acciones conjuntas que demanda el mundo.

Tiempos como el actual, en que las dificultades económicas prevalecen a escala mundial y se suman a las permanentes urgencias del desarrollo, exigen solidaridad y soluciones incluyentes en las que podamos participar todas las naciones. Los asuntos relativos a la producción agropecuaria mundial y las amenazas del cambio climático plantean enormes retos a la erradicación de la pobreza y evidencian la necesidad de aumentar sosteniblemente el crecimiento económico.

Esto implica aumentar la inversión en ciencia, tecnología e innovación para este sector, por lo tanto consideramos de vital importancia el fortalecimiento de los programas de cooperación internacional norte-sur y sur-sur.

Señor Presidente,

Nuestro país considera que debemos trabajar en los ajustes y en las encontrar las medidas que deben ser adoptadas para que el Sistema de Naciones Unidas fortalezca la coherencia y la coordinación de sus esfuerzos a nivel operativo y en terreno, en ese sentido es de la mayor importancia que el Sistema de Naciones Unidas logre promover la programación conjunta de actividades operacionales entre sus distintas agencias para evitar duplicidad o acciones aisladas; alinear acciones con las prioridades nacionales; potencializar los recursos humanos, técnicos y la experiencia del sistema; fortalecer las capacidades nacionales y locales; y profundizar alianzas entre las agencias del Sistema y las entidades nacionales.

Para Colombia, las acciones conjuntas e inter-agenciales de coordinación permiten establecer estrategias de mayor alcance y sostenibilidad, privilegiar las soluciones duraderas y la transición de la asistencia humanitaria hacia el desarrollo.

Señor Presidente,

Con el optimismo derivado de la transformación positiva de Colombia en años recientes, nos presentamos en esta Comisión a ofrecer el concurso de nuestra experiencia y potenciales. En la lucha continua hacia la democracia, la prosperidad y el desarrollo sostenible, hemos aprendido lecciones significativas que queremos compartir y enriquecer en el intercambio con otros Estados y con el sistema de las Naciones Unidas. Somos un país megadiverso, con más de 578 mil kilómetros de bosques, con recursos hídricos, producción alimentaria estable, biocombustibles y otras energías renovables. Queremos ser parte de las soluciones a problemas globales.

Por tal motivo Colombia reitera la relevancia de dinamizar la cooperación Sur-Sur, pues permite por una parte, fortalecer la ayuda al desarrollo, y por la otra compartir experiencias y promover el desarrollo de capacidades y agendas positivas entre los países

Queremos expresar una vez más nuestro profundo compromiso con los esfuerzos internacionales para el desarrollo, el logro de los ODM y, sobretodo, la superación de la pobreza y sus consecuencias, Colombia reitera su voluntad de asumir la responsabilidad con nuestro futuro común.

Estamos participando en la preparación de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible "Río + 20", que se celebrará en junio del próximo año, con una propuesta temática que venimos consultando con otros países.

Creemos que uno de los resultados principales de "Río + 20" debe ser el establecimiento de un conjunto de Objetivos de Desarrollo Sostenible basados en la Agenda que se aprobó en la primera conferencia, haciendo eco y convergiendo a los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Ya se establecieron los principios rectores en Río en 1992; ya se acordó un Plan de Implementación en Johannesburgo en 2002; ahora nos corresponde –20 años después– definir unos Objetivos que nos permitan medir los logros, establecer los atrasos y determinar las oportunidades para avanzar.

El planeta y su futuro nos exigen obrar con metas e indicadores de resultados que garanticen la eficacia de nuestro trabajo.

Como lo mencionó nuestro Presidente Juan Manuel Santos en su declaración ante la Asamblea General, "Con voluntad y liderazgo positivo, ¡podemos convertir los temporales en vientos favorables para la humanidad!"

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Periodo 66