Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Reunión Ministerial del Consejo de Seguridad sobre el Tema del Terrorismo

(Nueva York, 12 de noviembre de 2001)

Intervención del Ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Guillermo Fernández de Soto

 

Señor Presidente:

Permítame, en primer lugar, felicitarlo por el destacado papel de Jamaica en la conducción de las labores del Consejo de Seguridad durante el presente mes de noviembre. Quiero también resaltar el acierto de haber propuesto esta Reunión Ministerial del Consejo, convocada para abordar un tema crucial de su agenda: la lucha contra el terrorismo internacional.

Esta es, sin duda, una oportunidad excepcional para hacer seguimiento a las medidas adoptadas por el Consejo en este campo y dar impulso político a su implementación.

Desde cuando el Consejo se ocupó de esta problemática luego de ocurridos los actos terroristas del 11 de septiembre, Colombia ha apoyado sin vacilaciones las decisiones aprobadas por los Estados miembros. Hemos reiterado que el combate contra el terrorismo internacional es una responsabilidad de todos los países, sin excepción, y que, en este sentido, el éxito que tengamos dependerá de la medida en que hagamos efectivo el principio de la responsabilidad compartida.

Colombia respalda plenamente el enfoque con el cual el Consejo ha abordado esta problemática. En particular, el énfasis puesto en el financiamiento de los actos de terrorismo internacional. Es indispensable controlar y desmantelar esas fuentes de financiación. Como lo expresó el señor Presidente de Colombia en la sesión plenaria de la Asamblea el sábado pasado, la laxitud en el control de las entidades financieras, la existencia de paraísos fiscales y bancarios, se traducen en una patente de corso con la cual los criminales siguen acumulando recursos ilegales para financiar la muerte.

No debe perderse de vista, en esa perspectiva, el daño que se deriva del mercado mundial de las drogas ilícitas como factor de financiación de la violencia y el terror. Las gigantescas sumas de dinero que se originan en esa actividad se quedan en su gran mayoría en los mercados financieros de los países consumidores. Buena parte se destina a la compra de armas y al financiamiento del terrorismo.

Señor Presidente:

Colombia ha dado pasos importantes hacia la implementación de la Resolución 1373 adoptada por el Consejo. Hemos emprendido para ese propósito una tarea interinstitucional que involucra a las instancias relevantes del Estado. Disponemos de una legislación penal avanzada para enfrentar y castigar los actos de terrorismo. Estos últimos se encuentran claramente tipificados en nuestros códigos legales.

El pasado 30 de octubre suscribimos la Convención Internacional para la Represión de la Financiación del Terrorismo. En un lapso relativamente breve esperamos adherir a cinco convenciones más, con lo cual en ese lapso Colombia sería Estado parte en 10 de las 12 convenciones para las cuales es depositario el Secretario General de las Naciones Unidas.

Continuaremos, por otro lado, brindando nuestra activa contribución al Comité contra el Terrorismo creado mediante la Resolución 1373, dentro del cual tenemos a cargo una de las vicepresidencias. Y seguiremos asimismo ofreciendo nuestro decidido concurso en la presidencia del Comité de Sanciones relativo a Afganistán, la cual hemos ejercido desde enero del año en curso.

A nivel regional, hemos participado activamente en las iniciativas de la Organización de los Estados Americanos, en cuyo ámbito estaremos iniciando próximamente la discusión de una convención interamericana contra el terrorismo.

En ese mismo ámbito, Colombia preside el Grupo de Trabajo sobre Controles Financieros creado recientemente por el Comité Interamericano sobre Terrorismo. Actuando en su calidad de país miembro del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, Colombia hizo parte de la decisión de los Ministros de Relaciones Exteriores en la cual se definieron los ataques del 11 de septiembre como un ataque a todos los miembros del Tratado. Este pronunciamiento fue transmitido en su momento al Secretario General de la ONU.

Como miembros del Grupo de Río hemos dado impulso a la implementación de la Resolución 1373. Durante la semana que acaba de culminar, el Grupo realizó una reunión de expertos jurídicos de los países miembros, convocados para examinar dicha implementación. Allí hemos constatado que los recientes actos de terrorismo han puesto a prueba las estructuras jurídicas existentes, al tiempo de reconocer que la lucha contra este flagelo debe darse con apego al Estado de derecho, al derecho internacional y a los derechos humanos.

Señor Presidente:

señores Ministros: Colombia está aquí de nuevo para reafirmar su inequívoco rechazo a todos los actos de terrorismo internacional, cualesquiera sean sus orígenes o motivaciones. Estamos aquí igualmente para unirnos al compromiso político que se requiere para impulsar la implementación de la Resolución 1373 y otras medidas adoptadas por el Consejo de Seguridad sobre esta materia. En esa lucha, Colombia seguirá comprometiendo todo su empeño.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones Internacional