Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Reunión Pública del Consejo de Seguridad sobre el Comité contra el Terrorismo

(Nueva York, 15 de abril de 2002)

Intervención del Representante Permanente de Colombia, S.E. el Embajador Alfonso Valdivieso

 

Señor Presidente:

Mi delegación se asocia con la exposición que el Embajador Niehaus de Costa Rica hará en nombre del Grupo de Río.

Quiero empezar por agradecer al Embajador Greenstock por la presentación que nos ha brindado en su calidad de Presidente del Comité contra el Terrorismo, así como sus incansables esfuerzos para mantener una relación constante y activa entre los estados miembros y en los diferentes foros académicos y políticos.

Señor Presidente:

Para el Comité contra el Terrorismo la relación con los organismos regionales es prioritaria. El intercambio de experiencias que el Comité realizó con la Organización de Estados Americanos le permitió conocer algunas de las acciones que se están adelantando a nivel del hemisferio, así como los instrumentos adoptados para enfrentar eficazmente el terrorismo. Es por lo tanto necesario que el Comité profundice sus relaciones con estos organismos.

El Comité debería avanzar en una próxima fase hacia una visión más amplia que incluya los acuerdos regionales existentes en relación con las medidas contra el terrorismo en procura de garantizar la seguridad en el ámbito regional. Hasta ahora los informes nacionales se evalúan sin relación con el contexto regional.

Consideramos que dentro de su competencia el CTC puede y debe utilizar los instrumentos con que cuenta, como el grupo de expertos, el directorio de asistencia técnica y el denominado "trust fund", entre otros, para mantener un diálogo fluido con las organizaciones regionales, pero a la vez para establecer cuáles de los medios de que dispone contra el terrorismo están realmente cumpliendo un papel eficaz en el plano regional y por lo tanto tienen efecto en el nacional.

A juicio de mi delegación no se trata de interferir en las atribuciones de los organismos regionales vulnerando su autonomía e independencia. Por el contrario se trata de estrechar los vínculos con estas organizaciones compartiendo información, estableciendo mecanismos y acciones eficaces de cooperación y asistencia técnica y financiera en la lucha contra la financiación del terrorismo, adoptando medidas legales y gubernamentales efectivas y fortaleciendo los controles fronterizos, lo mismo que en el cumplimiento de los compromisos internacionales de los Estados por la ratificación de las Convenciones internacionales aprobadas por las Naciones Unidas para combatir el terrorismo.

Señor Presidente:

Para facilitar la asistencia técnica y financiera requerida por los Estados Miembros, no cabe duda la importancia que representa el establecimiento del directorio de expertos y el directorio de asistencia técnica que el Comité está en proceso de implementación.

En este aspecto debo resaltar la calidad y competencia del grupo de expertos, a quienes se les debe buena parte de los resultados del período que hoy se evalúa.

Así mismo, deben superarse los inconvenientes para la designación pronta del experto que tendrá a su cargo promover relaciones con otras organizaciones y Estados y ofrecer e implementar la asistencia técnica y financiera que estos requieran para combatir el terrorismo. Lo mismo que la puesta en funcionamiento del Trust Fund, que permitirá contar con medios y recursos financieros para ofrecer la asistencia técnica que los Estados Miembros requieran para implementar la resolución 1373 (2001).

Señor Presidente:

Los resultados hasta ahora obtenidos por el Comité durante estos primeros 6 meses de funcionamiento son aparentemente intangibles o poco perceptibles frente al objetivo trazado inicialmente de elevar los estándares de los Estados en la lucha contra el terrorismo.

Sin embargo, del análisis de los informes presentados por los Estados y de la reacción de las organizaciones regionales y de los Estados frente a las exigencias establecidas en la resolución 1373, es incuestionable que el objetivo allí fijado está comenzando a cumplirse.

Y esto es importante porque hay que construir, en muchos casos, donde no hay nada. Pero lo esencial es que frente a los propósitos establecidos con la expedición de la resolución 1373 y la creación del Comité contra el Terrorismo, cada Estado llegue a mostrar resultados concretos y efectivos en su lucha contra el terrorismo, y que el CTC pueda demostrar que está actuando en una cruzada mundial para hacer frente a la amenaza más severa que tiene la humanidad al comienzo del nuevo siglo.

Concluyo con un llamamiento para mantener la alerta frente al terrorismo. Bien sabemos que el terrorismo no da tregua; no descansa; está siempre presente a la espera de la oportunidad, del momento, del espacio que le permita demostrar su poder de destrucción y de generador de temor y zozobra en la población.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones Internacional