Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

"Informes de los Presidentes de los Organos Subsidiarios del Consejo de Seguridad"- Comités establecidos por las resoluciones 1267 de 1999, 1373 de 2001 y 1540 de 2004

(Nueva York, 26 de octubre de 2005)

Intervención de la Embajadora María Angela Holguín, Representante Permanente de Colombia

 

Señor Presidente:

Permítame felicitarlo por su Presidencia. Le agradecemos por la convocatoria para participar en este debate abierto. Agradecemos las presentaciones sobre las actividades de los Comités por los representantes de Dinamarca, Argentina y Rumania, así como su trabajo, actividades y compromiso.

Al respecto debo señalar, como está consignado en nuestro informe sobre la aplicación de la resolución 1267 de 1999, que mi Gobierno hace del conocimiento de todas las autoridades competentes las listas que distribuye el Comité así como sus actualizaciones, para que las incorporen y se ejerzan los controles correspondientes.

En cuanto al Comité contra el Terrorismo, Colombia, comprometida con las decisiones adoptadas en la resolución 1373 de 2001, ha presentado los cuatro informes. Hemos procedido de conformidad con lo dispuesto en la resolución 1540 de 2004 y damos la bienvenida a la resolución 1624 del pasado 14 de septiembre.

Señor Presidente:

Colombia condena, como siempre lo ha hecho, el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, independientemente de su motivación y autores. Creemos que los Estados deben ponerse de acuerdo en una estrategia que luche contra el terrorismo y que produzca resultados inmediatos para las poblaciones que sufren y son víctimas de esta amenaza. Esperamos que en el informe del Secretario General anunciado para comienzos del 2006, se hagan propuestas para ser estudiadas por la Asamblea y el Consejo, orientadas a fortalecer el sistema que apoye mejor a los Estados en su lucha contra el terrorismo.

Asimismo, esperamos que los Estados comiencen durante esta sesentaba asamblea un ejercicio de concertación que les permita fortalecer su consenso en la lucha contra el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones. Para tener éxito, la cooperación para eliminar este flagelo debe ser inequívoca y universal.

Para que la ONU sea efectiva en su apoyo a los Estados en la lucha mundial contra el terrorismo debe trabajar de cerca con éstos, así como mejorar su coordinación interna y evitar la duplicación de funciones y tareas, en búsqueda de claridad para asegurar la implementación de una estrategia contra el terrorismo que incluya a todos los países y organizaciones.

La lucha contra el terrorismo no la pueden hacer los Estados de manera aislada. La acción conjunta y concertada es necesaria para asegurar su éxito. La creación de confianza es fundamental para avanzar en el intercambio de información y de cooperación judicial, elementos esenciales en toda estrategia contra el terrorismo. Más que análisis y declaraciones generales, lo que el sistema y los Estados requerimos es de iniciativas concretas que fijen compromisos y acciones posibles y realizables.

En algunos casos los países no se pueden desgastar comprobándole al mundo que son terroristas los que ejercen acciones terroristas en su territorio. Mientras que la comunidad internacional se convence y delibera, las acciones terroristas continúan en contra de la población civil. Por lo tanto es importante fortalecer los mecanismos de creación de confianza entre los Estados, entendiendo que la lucha contra el terrorismo debe ser inequívoca y ajustada a las normas internacionales. No dejemos de sorprendernos frente a los actos terroristas. No perdamos la capacidad de rechazo frente a cualquier acto de esta naturaleza.

Señor Presidente:

La población colombiana ha sufrido durante varios años los efectos del terrorismo. Lo que para muchos es teoría o noticia, para nosotros es una realidad. Miles de personas se han visto afectadas. En días pasados, el expresidente del Senado sufrió un segundo atentado terrorista contra su vida en Bogotá. El Estado y el Gobierno están resueltos a luchar contra el terrorismo y a proteger a la población colombiana de esta amenaza.

En un sistema democrático, con garantía para la participación política abierta y libre, no hay justificación alguna para cometer actos violentos y terroristas. Los idealismos de antaño no son argumentos para mantener luchas basadas en el terrorismo.

En el pasado, una organización no gubernamental danesa envió fondos a un grupo armado ilegal que comete actos terroristas, las Farc en Colombia. Colombia inició de inmediato un proceso de diálogo con las autoridades de Dinamarca y ahora aprovecho esta oportunidad para agradecer públicamente por la colaboración tanto del Gobierno como de la justicia danesas para esclarecer el hecho y poner fín a este tipo de prácticas.

Es tiempo de reconocer y aplicar el principio de la responsabilidad compartida en la prevención y eliminación del terrorismo. Es tiempo de tomar acciones concretas y decididas hacia la represión de conductas delictivas que lo facilitan y financian, por cuanto es indudable la creciente participación de grupos terroristas en diversas formas de delincuencia organizada para financiar sus actividades, como el tráfico de drogas ilícitas, lavado de activos y el tráfico de armas, entre otras.

Gracias.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2005