Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Debate Abierto del Consejo de Seguridad sobre Niños y Conflicto Armado

(Nueva York, 24 de julio de 2006)

Intervención de la Embajadora María Angela Holguín, Representante Permanente de Colombia

 

Señor Presidente:

Deseo agradecerle por convocar este debate sobre los niños afectados por los conflictos armados. Sabemos la importancia que Francia le ha dado a este tema y se lo agradecemos como país con esta cruel problemática. Asimismo, agradecemos a la Señora Radhika Coomaraswamy, Representante Especial del Secretario General, por su trabajo y su intervención en el día de hoy y a la Señora Anne Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF por su participación.

Felicitamos al Consejo por la implementación de la Resolución 1612 que ha empezado a mostrar los primeros resultados. Colombia como país afectado reitera su voluntad de colaboración y le da la bienvenida al mecanismo de monitoreo cuando le corresponda a los países del Anexo II una vez sea realizado el ejercicio en los países bajo la agenda del Consejo (Anexo I), acompañado con la revisión independiente estipulada en la resolución.

Circunstancias como las actuales en el Medio Oriente donde cientos de niños se ven afectados por el conflicto armado plantean la necesidad de que el tema tome una perspectiva aun más amplia y confiamos que la Representante Especial del Secretario General así lo hará.

Como complemento de la labor del Consejo, creemos que el trabajo de la Oficina de la Representante Especial, en esta nueva etapa, debe superar la formulación del problema y consideramos que debe, de manera conjunta con los Estados y con las entidades relevantes del sistema de la ONU, enfocarse a la prevención y a encontrar soluciones duraderas y específicas para cada situación. En este mismo sentido, le pediríamos al Consejo que en el monitoreo además de constatar la situación en el campo se presenten estrategias de solución de largo plazo para hacer frente al reclutamiento de menores por los grupos armados ilegales y terroristas.

En el estudio de esta problemática lo que queda claro es la necesidad de crear estrategias nacionales de desarrollo y protección de la niñez vulnerable que se ve amenazada por las acciones de grupos armados ilegales y terroristas que operan en diferentes países y regiones del mundo, estrategias diseñadas por los mismos países afectados en colaboración con el sistema de la ONU.

Señor Presidente:

Si bien el Consejo de Seguridad ha estudiado el tema y nos ha alertado sobre la urgencia de encontrar soluciones, éstas se encontrarán en el corto, mediano y largo plazo, mediante el apoyo a programas nacionales, o su creación cuando no existan, que busquen rescatar de manera permanente a los niños reclutados por grupos armados ilegales. Asimismo como lo dijeron varios miembros de Consejo esta mañana, los programas de atención social y educación a la niñez vulnerable deben ser fortalecidos y deben ser una prioridad. En el caso de Colombia, llevamos 2600 niños desmobilizados de los grupos armados ilegales en los últimos cuatro años y para su rehabilitación hemos contado con la colaboración de UNICEF y la Organización Internacional para las Migraciones.

La reintegración y rehabilitación social y emocional de los niños afectados por los conflictos armados es una prioridad, así como los programas de prevención. Ambas dinámicas conducen al fortalecimiento de los sistemas de educación y empleo que promuevan un ambiente de oportunidades para los niños tanto para evitar su reclutamiento como para favorecer su inserción social y económica en las comunidades y sociedades a las que pertenecen.

En esta tarea, creemos que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia tienen un papel fundamental y deben consolidar sus programas y propuestas a los países para encontrar soluciones duraderas y sostenibles que permitan proteger y garantizar una vida armónica y productiva para estos niños. En este aspecto es importante conocer de experiencias exitosas que UNICEF tenga como ejemplo para su implementación en los países afectados.

Los retos de prevención, reinserción, reintegración y rehabilitación son complejos y no existen fórmulas simples y únicas. Las soluciones deben ser diseñadas caso por caso teniendo en cuenta las condiciones particulares de cada situación. El diálogo y la cooperación son, sin duda, las mejores herramientas con las cuales Naciones Unidas puede trabajar con los países donde existen niños reclutados por grupos armados ilegales y terroristas.

Para que las políticas de prevención y rehabilitación tengan éxito se requiere de un gran esfuerzo económico de los países afectados así como del apoyo de la comunidad internacional mediante la cooperación y la asistencia técnica, puesto que esta situación se presenta en países en desarrollo con restricciones económicas y financieras.

Señor Presidente:

Así como le agradecemos al Consejo su interés y seguimiento del tema, creemos que el sistema de desarrollo social y económico de la ONU debe trabajar conjuntamente en este tema tanto en el sistema mismo como con los países afectados para hallar soluciones duraderas que beneficien a la niñez afectada por los grupos armados ilegales y terroristas.

Gracias.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2006