Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Debate abierto sobre La cuestión relativa a Haití

(Nueva York, 13 de septiembre de 2010)

Intervención de S.E. Sra. Claudia Blum, Embajadora, Representante Permenente de Colombia

 

Señor Presidente:

Mi delegación agradece su iniciativa de convocar este debate abierto, así como el más reciente informe presentado por el Secretario General sobre la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH).

Colombia quiere reiterar su compromiso con las acciones internacionales encaminadas a apoyar a Haití, tanto en la fase de recuperación como en la de rehabilitación. El Gobierno de Colombia es consciente de que la magnitud de la tragedia que afectó a la sociedad haitiana requiere de una atención coordinada y de largo plazo que trascienda la etapa de asistencia humanitaria de emergencia. Quisiera destacar la adopción de la Resolución 1927 por parte del Consejo de Seguridad en la que reitera el papel primordial del Gobierno de Haití en el proceso de recuperación, reconstrucción y estabilización y, subraya la necesidad de lograr una mayor coordinación en los esfuerzos de todas las entidades de las Naciones Unidas y, en general, todas las organizaciones comprometidas en la recuperación y rehabilitación de Haití.

Colombia celebra la decisión del Consejo de otorgar a la MINUSTAH un papel de liderazgo en la coordinación de la asistencia internacional en materia electoral, a fin de apoyar al Gobierno de Haití en la realización de los comicios legislativos y presidenciales que tendrán lugar el 28 de noviembre próximo. Mi país respalda los esfuerzos dirigidos a garantizar que este ejercicio democrático resulte libre, imparcial e inclusivo, incluyendo la decisión de ampliar los componentes militar y de policía de la Misión, con el fin de reforzar el apoyo técnico, logístico y de seguridad al Gobierno y el Consejo Electoral Provisional para preparar las elecciones.

Señor Presidente:

Pese al progreso alcanzado en la prestación de asistencia humanitaria de emergencia y en las actividades de recuperación temprana, las consecuencias fundamentales del terremoto requieren que se mantenga el compromiso internacional. En este sentido, es importante continuar haciendo seguimiento a las promesas de ayuda y el desembolso de los fondos provenientes de la cooperación internacional. Mi Gobierno felicita la labor de la Oficina del Enviado Especial con respecto a asegurar la coherencia de las operaciones de las Naciones Unidas en Haití y en sus gestiones para lograr que los donantes y las organizaciones no gubernamentales destinen recursos para prestar apoyo directo al presupuesto del Gobierno de Haití.

Colombia, por su parte, ha venido coordinando esfuerzos con el Gobierno y la comunidad haitiana, así como con otros Estados y organizaciones que trabajan en la isla. El despliegue que el Gobierno de Colombia ha realizado, con apoyo de la sociedad civil y la empresa privada, para brindar ayuda humanitaria a Haití ha sido muy significativo. Para Colombia es de la mayor importancia complementar las acciones de emergencia y estabilización con cooperación y asistencia técnica, con el fin de fortalecer y desarrollar las capacidades institucionales de ese país.

Mi país continúa avanzando hacia la materialización de su propuesta de realizar una intervención piloto en el Municipio de Cabaret, zona contigua a Puerto Príncipe. Con base en experiencias previas en el manejo de desastres naturales, se busca aplicar un modelo de desarrollo integral y multisectorial, que no sólo busca el restablecimiento de la infraestructura afectada, sino que a la vez se convierta en una solución de desarrollo económico y social sostenible y de largo plazo, contribuya al fortalecimiento de la gobernabilidad, la seguridad y la paz con la participación de la población afectada y de las autoridades.

Señor Presidente:

Reforzar la arquitectura institucional en Haití resulta tan importante como contribuir con su reconstrucción física. En ese sentido, la Policía Nacional de ese país tiene un papel determinante en el establecimiento de un ambiente de seguridad y estabilidad que contribuya con la consolidación de la autoridad del Estado. El fortalecimiento de la Policía Nacional de Haití es un paso en la dirección adecuada y una respuesta a los desafíos actuales, en particular la protección de los desplazados y los grupos vulnerables, la lucha contra la delincuencia y la gestión de fronteras. Recientemente, Colombia amplió el número de efectivos de la policía que participan en la MINUSTAH, entre los que se cuentan 34 policías especializados en la lucha contra la delincuencia organizada transnacional actualmente en el terreno.

En la misma dirección, la celebración de unas elecciones presidenciales y legislativas libres y legítimas que otorguen al nuevo Gobierno un mandato claro e indiscutible para dirigir el proceso de reconstrucción, contribuirá con la estabilidad política, esencial para la recuperación y la reanudación del desarrollo socioeconómico. La comunidad internacional debe cumplir su compromiso de prestar apoyo al proceso electoral.

La reconstrucción de Haití es un proyecto de largo plazo que exigirá un liderazgo firme del Gobierno del país y un apoyo sostenido de la comunidad internacional. El éxito de la MINUSTAH, y su retirada ulterior, está unida al avance del proceso de reconstrucción y restablecimiento de las estructuras y capacidades del Estado para garantizar la estabilidad duradera. Mi delegación desea enviar un mensaje de solidaridad al Gobierno y al pueblo de Haití y expresar su reconocimiento a la capacidad de sobreponerse a tan devastador desastre y avanzar en la ejecución del Plan de Acción para el Desarrollo Nacional que identifica áreas prioritarias para avanzar en la recuperación y desarrollo del país.

Nuestra tarea es acoger ese Plan de Acción como la hoja de ruta que deberá guiar las acciones en el terreno. Colombia reitera su compromiso con esta trascendental tarea y su disposición a trabajar de la mano con el Gobierno de Haití, con sus ciudadanos, con los países amigos y con los organismos internacionales en el propósito de asegurar un futuro de bienestar y desarrollo para la República de Haití.

Muchas gracias, señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2010