Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

La situación de Somalia

(Nueva York, 14 de septiembre de 2011)

Intervención de S.E. Embajador Néstor Osorio, Representante Permanente de Colombia

 

Señor Presidente,

Quiero agradecer las intervenciones del Primer Ministro del Gobierno Federal de Transición, Su Excelencia Abdiweli Mohamed Ali; del Representante Especial del Secretario General y Jefe de la Oficina Política de las Naciones Unidas para Somalia – UNPOS, señor Augustine Mahiga y, del Representante Especial del Presidente de la Comisión para Somalia de la Unión Africana, Embajador Boubacar Gaoussou Diarra. Desde nuestra última sesión dedicada a Somalia hemos sido testigos de importantes eventos políticos y avances positivos en materia de seguridad. El acuerdo de unidad logrado por las autoridades federales de transición durante la reunión consultiva del 6 de septiembre es, sin duda, el acontecimiento político de mayor importancia. Queremos destacar la labor desempeñada por el señor Mahiga y por sus esfuerzos para facilitar el proceso de consultas que condujo a este importante acuerdo entre las partes.

La hoja de ruta adoptada por las diferentes partes y las cuatro tareas identificadas como prioritarias para finalizar el período de transición en 2012 constituyen pilares sólidos hacia un proceso de estabilización y unidad. Las autoridades federales deben liderar su implementación, afianzar los logros alcanzados en materia de seguridad y avanzar en la adopción de la constitución, lo que debe ir acompañado de un diálogo inclusivo para la reconciliación.

La transparencia y el buen gobierno, son, asimismo, componentes esenciales para la reconstrucción nacional, y contribuirán a incrementar su legitimidad y credibilidad así como a mantener el firme apoyo de la comunidad internacional. Los logros en materia de seguridad serán sostenibles en la medida que el Gobierno Federal de Transición fortalezca su gestión política.

Nos alarma el continuo deterioro de la situación humanitaria. Las agencias internacionales señalan la actual crisis como una de las más graves sufridas en la región en las dos últimas décadas. Es importante continuar trabajando para garantizar la seguridad y el acceso a los organismos de asistencia y facilitar que la ayuda llegue a las poblaciones mas necesitadas. Reiteramos que las partes en el conflicto están obligadas a respetar los principios humanitarios y garantizar la protección de la población civil.

Con la hambruna declarada en seis de las ocho regiones del sur de Somalia, las Autoridades Federales de Transición deben demostrar que están a la altura de las circunstancias y que su mayor interés es satisfacer las necesidades inmediatas de la población. Les instamos a emplear todos los medios para garantizar la seguridad de la población civil y hacer todo lo posible para ayudarla y protegerla.

Coincidimos con el Secretario General en que es crucial que la comunidad internacional apoye al Gobierno Federal de Transición para que pueda asumir su responsabilidad de proteger a los civiles y desempeñar una función de coordinación del suministro de asistencia. Si bien es su responsabilidad demostrar ese liderazgo, las Naciones Unidas y la comunidad internacional deben continuar contribuyendo para que, bajo una perspectiva integral, la asistencia de emergencia esté cada vez más vinculada a la creación de condiciones para el desarrollo sostenible y la capacidad de recuperación para garantizar la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia a largo plazo, al tiempo que contribuya con el desarrollo de estructuras sostenibles después de la crisis y a prevenir emergencias futuras.

Debemos continuar fortaleciendo la institucionalidad del Estado reconociendo su responsabilidad primordial en el restablecimiento de la seguridad, la estabilidad política, el estado de derecho y el desarrollo económico. El Secretario General advierte que, con la finalización del período de transición, se ha generado una proliferación de entidades que pretenden ser administraciones regionales lo que exige que la Organización y la comunidad internacional mantengan una interlocución unificada, enmarcada en los compromisos y metas contenidas en la hoja de ruta y, de esta manera, prevenga la fragmentación del Estado y contribuya con su estabilización.

La labor y presencia de AMISOM es fundamental para la estabilización de Somalia. Por ello, es urgente asegurar que cuente con los recursos necesarios y equipos adecuados para dar cumplimento a su mandato y mejorar las condiciones en que viven los contingentes. Mi país respalda los esfuerzos encaminados en ese sentido.

Para concluir, quisiera exhortar a las instituciones federales de transición a cumplir con los términos acordados en la hoja de ruta, tanto respecto a las principales tareas y prioridades como a los plazos y mecanismos de cumplimiento durante los próximos 12 meses. El papel de la UNPOS y del comité internacional conjunto de coordinación será esencial en este sentido.

Muchas gracias, Señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2011