Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Debate sobre La Situación en Afganistán

(Nueva York, 19 de diciembre de 2011)

Intervención de S.E. Embajador Néstor Osorio, Representante Permanente de Colombia

 

Señor Presidente,

Permítame en primer lugar agradecer a Hervé Ladsous por el conciso y completo informe que nos ha presentado sobre la situación en Afganistán y las perspectivas del proceso de transición; dar la bienvenida al señor Viceministro Jawed Ludin y agradecerle sus análisis también en el día de hoy. Para nuestro amigo Stefan de Mistura un saludo muy especial y yo quisiera exaltar su labor, porque su competencia, su compromiso y la dedicación personal que ha ofrecido merecen todo nuestro reconocimiento y gratitud, ahora asumirá una nuevas funciones con su Gobierno y para ellas le deseo le migliori auguri.

Vemos con optimismo el progreso en este proceso de transición hacia la responsabilidad y liderazgo afganos en materia de seguridad. Es significativa la ampliación de las áreas donde se desarrollarán las tareas encaminadas a que las fuerzas afganas puedan asumir las funciones de control hacia el año 2014.

Es esencial avanzar con firmeza en la transición hacia la responsabilidad afgana en materia de seguridad dentro del cronograma acordado. En este sentido, los esfuerzos de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (FIAS) y la Misión de Entrenamiento de Afganistán de la OTAN, son una contribución importante para incrementar la capacidad y profesionalismo de las fuerzas de seguridad y de policía afgana.

Una vez más, expresamos nuestro reconocimiento a la contribución de UNAMA en el proceso de estabilización y democratización, y su empeño en trabajar de manera coordinada con el Gobierno para ayudar a sentar las bases de la paz sostenible y el desarrollo de Afganistán. En el marco de su mandato, UNAMA debe continuar concentrando su labor en aspectos críticos para facilitar el proceso político para la paz y la reconciliación, la seguridad, la gobernabilidad, el desarrollo económico y la cooperación regional. Las Naciones Unidas deben continuar desempeñando un rol central en la coordinación de los esfuerzos internacionales con las autoridades nacionales para asegurar su coherencia con las prioridades identificadas por Afganistán y evitar la duplicación de esfuerzos.

Coincidimos con el Secretario General respecto a la necesidad de ampliar el alcance que se le viene dando a la transición. Debe reconocerse que los avances en seguridad pueden verse afectados por debilidades en el desarrollo socio- económico, la gobernabilidad y el estado de derecho. Es por ello imperativo mantener un enfoque balanceado que no sólo tenga en cuenta la seguridad sino también el mejoramiento de las condiciones de vida de los afganos.

Infortunadamente la violencia sigue siendo uno de los principales factores que afectan al pueblo afgano. Si bien se han reducido la cantidad de incidentes de seguridad nos preocupa el aumento en el número de víctimas civiles y de las necesidades humanitarias.

Reiteramos nuestro llamado a todas las partes en el conflicto a cumplir con sus obligaciones en el marco del derecho internacional humanitario y los derechos humanos, y a tomar todas las medidas necesarias para asegurar la protección de los civiles. Las modalidades de asesinatos selectivos y la utilización de artefactos explosivos improvisados (IEDs) son prácticas que no contribuyen con el proceso de diálogo y reconciliación. Es importante que todas las partes den muestras claras de compromiso con el proceso en el que se encuentra empeñado el Gobierno Afgano.

Señor Presidente,

En la Conferencia Internacional celebrada recientemente en Bonn y a la cual se han referido ya mis colegas y los presentadores, la comunidad internacional renovó su voluntad de trabajar por un Afganistán estable, democrático y próspero. Damos la bienvenida a los mutuos compromisos alcanzados en materia de gobernabilidad, seguridad, proceso de paz, desarrollo económico y social, y cooperación regional. Coincidimos en que un proceso inclusivo de paz y de reconciliación debe estar basado en los principios de titularidad y liderazgo afgano, el respeto a la soberanía y unidad de Afganistán, y el respeto por la Constitución, así como el rechazo a la violencia y al terrorismo.

En este marco, la cooperación regional tiene gran relevancia. Resaltamos las numerosas iniciativas emprendidas a nivel bilateral y subregional para enfrentar y resolver de manera amistosa los diversos problemas humanitarios y de seguridad que aquejan a Afganistán y sus vecinos.

El consenso para la profundización y ampliación de la relación entre Afganistán y la comunidad internacional que guiará la Década de Transformación adoptado en Bonn, debe contribuir a consolidar el Estado y su capacidad de responder a las aspiraciones y necesidades de la población. El compromiso internacional de mediano y largo plazo con Afganistán debe incluir el fortalecimiento institucional, la creación de empleo y las oportunidades económicas, y la procuración y acceso a la justicia. Una transición sostenible requiere de una estructura estatal capaz de garantizar la gobernabilidad y la estabilidad económica en los niveles regional y nacional. Estos son elementos fundamentales para garantizar una transición definitiva, objetivo que debe perseguir la cooperación internacional en Afganistán.

Finalmente señor Presidente, permítame una última palabra para dar la bienvenida al señor Jan Kubis, a quien le ofrecemos todo nuestro apoyo en sus nuevas funciones.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2011