Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Debate abierto sobre Consolidación de la Paz Después de los Conflictos

(Nueva York, 21 de enero de 2011)

Intervención de S.E. Señor Néstor Osorio Embajador, Representante Permanente de Colombia

 

Señor Presidente:

Lo felicito por la convocatoria de este debate sobre un tema que tiene un gran significado en términos del funcionamiento del Estado y de la convivencia social en la era posconflicto. Centrar el análisis en la consolidación de las instituciones pone de manifiesto el valor que éstas tienen en la generación de condiciones que garanticen la sostenibilidad de la paz. Las intervenciones del Secretario General, del Viceprimer Ministro de Timor Leste y del Presidente de la Comisión de Consolidación de la Paz, Sr. Peter Wittig, reflejan los avances logrados y las tareas que aún tenemos pendientes sobre esta cuestión.

La consolidación de la paz es ante todo una responsabilidad nacional, y en eso creo que todos coincidimos. Los países que se recuperan de los efectos de un conflicto requieren herramientas para garantizar la gobernabilidad, fortalecer el estado de derecho y encauzar el desarrollo social y económico. En este propósito, la comunidad internacional tiene la responsabilidad de ofrecer su apoyo a los programas y prioridades nacionales encaminados a crear, restablecer o reformar instituciones para la administración eficaz y la formación de capacidades nacionales. Las acciones de la comunidad internacional, incluidos los Estados, las Naciones Unidas, las organizaciones regionales y las instituciones financieras internacionales, deben tener como objetivo apoyar programas que faciliten la estabilidad y viabilidad de los países. Por ello, en todas las etapas del proceso el liderazgo del Estado afectado es primordial.

La reconstrucción de la estructura institucional que sustenta al Estado es un asunto que afecta a todos los ámbitos del mantenimiento y la consolidación de la paz. Esta perspectiva debe estar presente desde las fases iniciales de la planificación y ejecución de las operaciones de mantenimiento de la paz. Las estrategias encaminadas al establecimiento de una paz estable y duradera requieren adaptarse a las particularidades de cada caso. Este reconocimiento debe guiar las discusiones y decisiones del Consejo de manera que se asegure que las medidas adoptadas responden a las características políticas, económicas y culturales de cada situación.

La preparación y ejecución de las labores de construcción institucional requieren, desde un comienzo, la participación del Estado y el uso de las capacidades nacionales existentes para asegurar la transición hacia la estabilidad y el desarrollo de largo plazo, y para contribuir a reducir progresivamente la dependencia de la comunidad internacional.

Los conflictos debilitan o pueden llegar a disolver importantes estructuras de la sociedad civil. Muchos ejemplos están a la vista. Por ello, es indispensable generar actividades económicas sostenibles que aseguren ingresos permanentes, niveles de vida dignos y la reconstrucción del tejido social. Esto contribuirá a evitar la reproducción de las condiciones que originaron el conflicto. Del mismo modo, debe asegurarse que todos los actores involucrados en el proceso de consolidación de la paz trabajen de manera coordinada y coherente, con el propósito de evitar la duplicación de esfuerzos y asegurar un uso eficiente de los recursos disponibles.

Colombia considera que la Comisión de Consolidación de la Paz esta llamada a jugar un rol central para atender las necesidades especiales de los países que salen de situaciones de conflicto; avanzar hacia la recuperación, la reintegración y la reconstrucción; y ayudarlos a sentar las bases del desarrollo sostenible. En consecuencia, se debe propiciar su fortalecimiento institucional y la utilización regular de su función consultiva por parte del Consejo de Seguridad. Por otra parte, para una mayor eficacia de las Naciones Unidas en todo el ciclo del conflicto, el Consejo de Seguridad debe hacer uso de las herramientas a su disposición en cuanto a la prevención de conflictos, en pro del desarrollo de acciones que eviten la aparición y resurgimiento de situaciones que amenacen con socavar la paz.

Las experiencias y lecciones de todos los países en este campo deben servir para fomentar un desarrollo institucional sólido que garantice el tránsito hacia la permanencia de la paz.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2011