Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Situación en el Medio Oriente, incluida la cuestión de Palestina

(Nueva York, 24 de febrero de 2011)

Intervención de S.E. Sr. Néstor Osorio Embajador, Representante Permanente de Colombia

 

Señor Presidente:

Agradezco el informe presentado por el señor Robert Serry, Coordinador Especial para el Proceso de Paz en el Medio Oriente, sobre los recientes desarrollos en el proceso, incluyendo la reciente reunión del Cuarteto en Munich, el pasado 5 de febrero.

La información acerca de una reunión el próximo 14 de marzo en París es alentadora y si algún mensaje debe emanar de este Consejo al respecto es el de urgir a que allí se formulen pasos concretos para que Israel y Palestina concreten términos de diálogo y negociación, en lugar de los repetidos actos de hostilidad de lado y lado. Coincido con mis colegas respecto al hecho de que la credibilidad del Cuarteto está en juego, máxime si se tiene en cuenta el rango de quienes allí están actuando.

En la reunión del viernes de la semana pasada expresamos nuestra posición sobre el estado actual de la situación en el Medio Oriente y reiteramos nuestro llamado a la búsqueda de un arreglo pacífico y equitativo a la situación palestino-israelí. Ella cobra mayor significado para la estabilidad regional ante situaciones especialmente dramáticas en diferentes países de la región. Mi delegación quiere reiterar que una solución duradera exige que se resuelvan todos los temas centrales del diferendo incluyendo la seguridad, el fortalecimiento de las instituciones palestinas, la definición de fronteras y los asentamientos en los territorios palestinos.

Tradicionalmente Colombia ha mantenido una política objetiva frente al conflicto palestino-israelí. Entendemos que su solución pasa por la existencia de dos Estados conviviendo pacíficamente, condiciones indispensables para alcanzar la estabilidad y la seguridad en la región.

Entendemos las relaciones en el Medio Oriente como un asunto integral, del cual la cuestión de Palestina es una pieza central. Para Colombia todas las aproximaciones orientadas a lograr y consolidar una paz duradera en la región deben regirse por los principios fundamentales de la solución pacífica de las controversias, la obligación del no uso de la fuerza en las relaciones internacionales, y la libre autodeterminación de los pueblos. Deben estar acordes, además, con la debida observancia de los Derechos Humanos, el Derecho Internacional Humanitario y el respeto por la dignidad de todos, sin excepción.

Exhortamos al reinicio de las conversaciones sobre la base del respeto mutuo, del reconocimiento de la identidad y los derechos de cada pueblo y, del cumplimiento de las obligaciones establecidas en los acuerdos existentes y reconocidos por ambas Partes.

Se habla de septiembre como una meta y consolidación de un proceso, que en este momento no existe. Coincido con José Felipe [Moraes Cabral] en la necesidad de una cronología y de un plan concreto de negociaciones.

Muchas gracias, señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2011