Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Informes del Secretario General sobre el Sudán

(Nueva York, 9 de febrero de 2011)

Intervención de S.E. Embajador Néstor Osorio, Representante Permanente de Colombia

 

Señora Presidente,

Para comenzar quisiera manifestar mis agradecimientos por las intervenciones de los excelentísimos señores Menkerios, Mkapa, Kane, Osman y Alor Kuol.

Señora Presidente,

Registramos hoy un evento histórico para el pueblo sudanés, para el Continente africano y para todos aquellos que estamos convencidos de que los conflictos pueden y deben solucionarse por vías pacíficas y democráticas.

El resultado del referendo refleja la voluntad de independencia del pueblo del Sudán Meridional. Su relevancia se acentúa con la masiva participación del pueblo en las urnas.

Colombia felicita en primer lugar al pueblo sudanés por esta genuina manifestación democrática, así como a los gobernantes del Sudán por sus expresiones de compromiso y aceptación de los resultados del referendo. Asimismo, destaco la labor de todos aquellos que participaron en la preparación, financiación y desarrollo de este proceso.

Si bien los resultados del referendo constituyen un hito en la implementación del Acuerdo General de Paz, no podemos perder de vista que la completa aplicación del Acuerdo es indispensable para solucionar de manera integral la situación. Quedan pendientes cuestiones sustantivas para el logro de unas relaciones pacíficas y de mutuo beneficio para el norte y el sur.

La ciudadanía, la distribución de riqueza, cuestiones de seguridad y su manejo, recursos naturales y definición de fronteras, son todos aspectos que de no resolverse de manera acertada, implicarían serios retrocesos y condenarían a una interminable dificultad. De allí la relevancia de alentar a las partes a que se comprometan en el avance efectivo de las negociaciones, y de apoyar las gestiones del Grupo de Alto Nivel de la Unión Africana encargado de la aplicación de las recomendaciones para el Sudán.

Por otra parte, compartimos con el resto de los miembros del Consejo la preocupación por la situación en Abyei, que hemos analizado repetidamente. Se requiere de las partes un compromiso firme y una voluntad política audaz, con el fin de superar, con la facilitación del Grupo de Alto Nivel de la Unión Africana, el estancamiento en el que se encuentran esas negociaciones.

Confiamos en que la voluntad mostrada en el reciente encuentro entre el Presidente Al-Bashir y el Primer Vicepresidente Kiir permita avanzar en el logro de resultados concretos sobre todas las cuestiones pendientes.

Al concluir el periodo de transición, el Consejo de Seguridad y el Sistema de las Naciones Unidas en general tendrán un compromiso de apoyo en el desarrollo y consolidación institucional de las nuevas estructuras estatales y de propiciar relaciones de convivencia pacífica entre el norte y el sur.

Mi delegación confía en que sobre la base del éxito del Referendo y del compromiso de acatamiento se logre concretar un acuerdo inclusivo y satisfactorio, que responda a las necesidades de la población de Darfur y aborde en su integridad las causas del conflicto. Reiteramos nuestro compromiso con el proceso de negociaciones que se desarrolla en Doha y alentamos el trabajo que realiza el Mediador Principal Conjunto de la Unión Africana y las Naciones Unidas, Sr. Bassolé y el Gobierno de Qatar.

En este sentido, acogemos con beneplácito la participación del Movimiento por la Libertad y la Justicia, y el Movimiento por la Justicia y la Igualdad en las negociaciones, e instamos nuevamente a todos los grupos rebeldes a que se adhieran de manera inmediata, sin condiciones previas y a que cooperen plenamente con el proceso.

Para mi delegación el Proceso Político en Darfur debe partir de los resultados alcanzados en Doha y desarrollarse en un ambiente que permita su funcionalidad y carácter inclusivo. Es importante garantizar la coordinación entre todos los interesados en la búsqueda de una solución pacífica en la región.

La situación en Darfur y su seguridad continúan siendo materia de la más alta preocupación. Un acuerdo que lleve a un cese al fuego entre las partes debe ser acometido como un objetivo primordial y de inmediato plazo.

Para concluir, permítame reiterar que la comunidad internacional y en particular nuestra Organización tienen el compromiso, con esta y las generaciones futuras, de persistir en la búsqueda de la consolidación de la paz y prosperidad del pueblo sudanés.

Gracias señora Presidente.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2011