Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Sesión Informativa "Comité 1267/1989 (Al-Qaeda), Comité 1373 (Comité contra el Terrorismo) y Comité 1540 (Armas de destrucción en masa/actores armados no estatales)"

(Nueva York, 10 de mayo de 2012)

Intervención de S.E. Embajador Néstor Osorio, Representante Permanente de Colombia

 

Señor Presidente,

Agradezco a los Embajadores Peter Wittig de Alemania, Hardeep Singh Puri de India y Baso Sangqu de Suráfrica por sus detallados informes sobre las actividades de los Comités relacionados con la lucha contra el terrorismo y el dinamismo con que los dirigen. Las recomendaciones y análisis que nos presentan merecen un análisis cuidadoso.

Los Comités establecidos en virtud de las resoluciones 1267 (1999), 1373 (2001) y 1540 (2004) deben contribuir con el fortalecimiento de las capacidades de los Estados Miembros para implementar las obligaciones que se desprenden de los diferentes instrumentos internacionales y, promover la cooperación internacional con el fin de combatir el terrorismo. Por ello, es imprescindible, profundizar la coordinación de sus actividades, evaluar permanentemente sus métodos de trabajo y robustecer las herramientas de que disponen para facilitar la asistencia y cooperación a los Estados miembros.

Destacamos el trabajo que, en cumplimiento de sus respectivos mandatos, realizan la Dirección Ejecutiva del Comité de la Lucha contra el Terrorismo, el Grupo de Vigilancia del Comité 1267/1989 y el Grupo de Expertos del Comité 1540. Es necesario fortalecer el intercambio de información, la coordinación de las visitas que realizan a los países como parte de sus respectivos mandatos, la facilitación y el seguimiento a la asistencia técnica brindada, así como las relaciones con las organizaciones y los organismos regionales e internacionales.

Señor Presidente,

Permítame hacer referencia al Comité 1267/1989. Es esencial avanzar en el estricto cumplimiento de la Resolución 1989. La implementación efectiva de las sanciones depende tanto de la actualización como de la calidad de la información que suministran los Estados Miembros al proponer la inclusión, mantenimiento o retiro de un nombre de persona o entidad de la Lista.

Las reformas introducidas por la Resolución 1989 al régimen de sanciones han contribuido a mejorar el respeto al debido proceso, la transparencia y la calidad de la información contenida en la Lista. Son positivos los avances que se han dado en el diseño de un nuevo formato y en la actualización de la Lista, en particular, en lo relativo a individuos reportados como fallecidos y entidades que han dejado de existir, así como de personas y entidades que no cuentan con datos de identificación suficientes para asegurar la aplicación efectiva de las medidas impuestas. Es también esencial la observancia de los procedimientos y plazos establecidos en la Resolución.

El fortalecimiento de la Oficina del Defensor (Ombudsperson) y de su mandato continúa siendo fundamental para la legitimidad del régimen de sanciones. El número de solicitudes de exclusión tramitadas por la Oficina, los informes presentados al Comité y las decisiones adoptadas hasta la fecha como resultado de su gestión, demuestran que ésta se sigue consolidando como una instancia efectiva que amplía la transparencia y garantías procesales. Estamos convencidos de que este mecanismo debería extenderse a todos los comités de sanciones.

Señor Presidente,

Quiero ahora referirme al Comité 1373. Resaltamos la reciente publicación de la Encuesta Global de la aplicación de la resolución 1624 (2005) preparada por la Dirección Ejecutiva del Comité (CTED). Este documento ofrece un panorama del avance de los esfuerzos de los Estados Miembros en la lucha contra el terrorismo. La Encuesta aborda de manera especial, el tema del respeto de los derechos humanos y hace referencia al creciente reconocimiento internacional de la importancia de escuchar a las víctimas como parte de estrategias preventivas contra el terrorismo y la incitación a la comisión de actos terroristas.

Esta es un área de trabajo en la que el Comité y la Organización deben fortalecer su gestión. Es necesario prestar mayor atención a la defensa y protección de los derechos de las víctimas y de sus familias. Debemos asegurar que sean escuchadas pero también que los Estados Miembros cuenten con los mecanismos apropiados para brindar asistencia, reparar su dolor e impulsar medidas concretas destinadas al amparo y promoción de sus derechos.

Mi delegación destaca el trabajo de revisión del Formato de Evaluaciones Preliminares de Implementación que viene adelantando el Comité 1373, a los fines de mejorar su utilidad como herramienta de diagnóstico. Esperamos que este nuevo formato dinamice el diálogo entre el Comité y los Estados Miembros.

Señor Presidente,

La proliferación de todo tipo de armas de destrucción en masa, sus medios vectores y materiales relacionados y, así como el riesgo de que caigan en manos de actores armados no estatales y de terroristas, constituyen una seria amenaza a la paz y la seguridad internacionales. Por ello sigue siendo de vital importancia mantener una cooperación cercana y una coordinación efectiva entre los Comités relacionados con la lucha contra el terrorismo y sus respectivos grupos de expertos.

Colombia reconoce y valora los esfuerzos que se adelantan a nivel regional, subregional e internacional para reforzar la implementación de la resolución 1540. Por ello, ha realizado varias reuniones y talleres orientados al fortalecimiento de las capacidades nacionales a través de la cooperación y asistencia. Consideramos que la realización del primer Taller Andino sobre la Resolución 1540, en marzo pasado en Bogotá, contribuyó con la identificación de áreas de cooperación entre sus miembros, así como a mejorar la interacción de los países andinos con otras organizaciones regionales e internacionales.

La resolución 1977 (2011), que extiende el mandato del Comité 1540 por diez años, estableció un grupo de expertos para que apoye al Comité en el cumplimiento de sus funciones, basado entre otros aspectos, en la experticia y amplia representación geográfica de sus miembros. Mi delegación reitera la importancia de respetar estos criterios en el proceso de selección que actualmente se adelanta en el seno del Comité.

Señor Presidente,

Mi país apoya todos los esfuerzos encaminados a evitar la duplicación de esfuerzos y a promover una mayor y más efectiva coordinación y coherencia en las actividades de las diferentes entidades y agencias del Sistema de Naciones Unidas involucradas en la lucha contra el terrorismo.

Consideramos que la recomendación del Secretario General a los Estados Miembros, en cuanto a designar un Coordinador de las Naciones Unidas en la lucha contra el terrorismo, debe ser materia de discusión y decisión en el contexto de la revisión de la Estrategia Global contra el Terrorismo por parte de la Asamblea General. A fin de prevenir la duplicación de estructuras ya establecidas, el acuerdo al que llegue la Asamblea, debe tener en consideración que el Equipo Especial sobre la Ejecución de la Lucha contra el Terrorismo (CTITF) fue establecido con el propósito asegurar la coordinación y la coherencia de las acciones del Sistema de las Naciones Unidas para enfrentar este flagelo internacional en desarrollo de los principios y propósitos de la Carta.

Para facilitar la plena aplicación y el cumplimiento de las obligaciones que se desprenden de las resoluciones del Consejo de Seguridad en materia de terrorismo, consideramos fundamental continuar profundizando los esfuerzos en materia de prestación de asistencia técnica a los Estados Miembros, para fortalecer la construcción de sus capacidades nacionales y brindar las herramientas que éstos necesitan para continuar su lucha contra el terrorismo.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2012