Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Debate sobre La Situación de Somalia

(Nueva York, 11 de enero de 2012)

Intervención de S.E. Embajador Néstor Osorio, Representante Permanente de Colombia

 

Señora Presidente,

En primer lugar permítame darle la bienvenida y agradecer la convocatoria a este debate. Quiero también agradecer las presentaciones del Secretario General Adjunto Lynn Pascoe y el Comisionado de Paz de la Unión Africana, señor Ramtane Lamamra. Damos la bienvenida a los Ministros Kenia y Uganda y agradecemos sus detalladas exposiciones.

Al tiempo que registramos con optimismo el progreso en la ejecución de ciertas tareas establecidas en la Hoja de Ruta, entendemos que la coyuntura política, militar y humanitaria actual en Somalia es alentadora pero no está exenta de riesgos.

En su último informe sobre Somalia, el Secretario General llamó la atención sobre la fragilidad de la situación e insistía en la necesidad de consolidar los logros alcanzados en estos frentes. Por ello, y sin desconocer que el restablecimiento de la seguridad, la estabilidad política, el estado de derecho y el desarrollo económico es responsabilidad primordial del Gobierno Federal de Transición, es crucial que la comunidad internacional le preste su apoyo en el fortalecimiento de la institucionalidad del Estado.

En materia de seguridad, la labor y presencia de la Misión de la Unión Africana (AMISOM) es fundamental para la estabilización de Somalia. Por ello, es urgente asegurar que cuente con los recursos necesarios y equipos adecuados para dar cumplimento a su mandato y mejorar las condiciones en que viven los contingentes. En este sentido, damos la bienvenida a las recomendaciones adoptadas por el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana el pasado 5 de enero, con respecto al futuro de las operaciones de AMISOM. Como lo mencionan los expositores que hoy nos acompañan estas son piezas clave para el desarrollo de una estrategia integral en Somalia que articule las necesidades de seguridad y políticas con miras a la estabilización de la situación.

El Consejo ha reconocido la apremiante necesidad de asegurar recursos previsibles, confiables y oportunos para facilitar que AMISOM pueda cumplir con su mandato. El Consejo debe, entonces, dar una cuidadosa consideración a la solicitud de autorizar un número mayor de tropas para la Misión y otras recomendaciones incluidas en el comunicado de la Unión Africana. Al tiempo que se desplieguen las fuerzas autorizadas por el Consejo, es indispensable que estas cuenten con los recursos y equipo necesarios para ejecutar su mandato dentro y fuera de Mogadiscio.

Al respecto, esperamos con interés el informe y recomendaciones que preparará el Secretario General sobre el conjunto de medidas de apoyo para AMISOM, la actualización de la estrategia política, así como sobre posibles mecanismos para mejorar la coordinación entre AMISOM, la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo - IGAD y la Oficina Política de las Naciones Unidas para Somalia - UNPOS, de cara al traslado de las oficinas de la UNPOS a Mogadiscio.

Para afianzar los logros militares y de seguridad es necesario ofrecer mayores recursos técnicos y financieros y, capacitación a las fuerzas del Gobierno Federal de manera que estén habilitadas para brindar seguridad a la población. Es también imprescindible que exista una cadena de mando dentro de las milicias asociadas al Gobierno Federal y que se establezca una genuina subordinación de estas fuerzas a las autoridades federales de transición.

No podemos olvidar que la situación humanitaria continúa siendo grave y que la fragilidad de la situación requiere de un esfuerzo sostenido y coordinado por parte de la Organización y la comunidad internacional. Debemos procurar que la asistencia de emergencia esté cada vez más vinculada a la creación de condiciones para garantizar la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia a largo plazo, de modo que contribuya con el desarrollo de estructuras sostenibles después de la crisis y se prevengan futuras emergencias.

Para concluir, quisiera reconocer una vez más la significativa contribución de la Unión Africana con la búsqueda de la paz en Somalia y exhortar a todos los actores relevantes para que continúen participando de manera constructiva y cumplan con sus obligaciones en la ejecución de la Hoja de Ruta, de manera que se cumplan los plazos establecidos para dar por finalizado el período de transición en agosto de 2012.

Muchas gracias, Señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2012