Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Debate Abierto sobre La Situación en Afganistán

(Nueva York, 20 de septiembre 2012)

Intervención de S.E. Embajador Néstor Osorio, Representante Permanente de Colombia

 

Señor Presidente,

Permítame, en primer legal, agradecer al Representante Especial del Secretario General, señor Jan Kubis, por el conciso y completo informe sobre la situación en Afganistán. Le damos la bienvenida al Ministro de Relaciones Exteriores, señor Zalmai Rassoul, por el análisis que nos ha presentado el día sobre la situación de su país.

Colombia respalda el renovado compromiso de la comunidad internacional, durante la Conferencia de Tokio celebrada en julio pasado. Allí se acordó trabajar por un Afganistán estable, democrático y próspero en la Década de la Transición a la Transformación 2015 -2024 con base en los principios y los compromisos mutuos del Marco de Tokio.

La adopción del Decreto Presidencial del 27 de julio que establece medidas y plazos concretos con relación a la lucha contra la impunidad y la corrupción, es un importante paso hacia el cumplimiento de los compromisos adquiridos por Afganistán en Tokio, en las cinco áreas prioritarias identificadas: la democracia y las elecciones equitativas; el estado de derecho y los derechos humanos; las finanzas públicas y la banca comercial; la ejecución presupuestal y la gobernanza; y el crecimiento inclusivo y sostenido.

Este y otros avances tanto en el ámbito político como institucional contribuyen con su consolidación como un Estado plenamente funcional y sostenible, capaz de proveer servicios básicos a su población, y reducir progresivamente la dependencia de la asistencia extranjera. La celebración de unas elecciones inclusivas, justas y transparentes en 2014 será un claro indicador del progreso del Estado afgano en materia de consolidación democrática.

Con respecto a la seguridad no podemos dejar de expresar nuestra preocupación por la escalada de violencia que se ha presentado en los últimos meses. Si bien estos incidentes parecieran no haber afectado el proceso de transición que prevé culminar con la total responsabilidad y liderazgo afganos en 2014, es necesario continuar incrementando la capacidad y profesionalismo de las fuerzas de seguridad y de policía afganas, incluyendo la institucionalización de mecanismos de rendición de cuentas y lucha contra la impunidad así como profundizar las medidas para la protección de los civiles, el respeto de los derechos humanos y asegurar la estructura de mando y control.

Para ello, la contribución de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (FIAS) y la Misión de Entrenamiento de Afganistán de la OTAN continúa siendo esencial. Esperamos que los recientes incidentes no afecten esa cooperación y se mantengan los compromisos en esta materia más allá de 2014.

Los avances en el proceso político y de reconciliación también se han visto afectados por los recientes incidentes de seguridad que han resultado en numerosas víctimas civiles. Es importante que todas las partes den muestras claras de compromiso con el proceso de diálogo y de reconciliación con el fin de evitar mayor inestabilidad y fragmentación. Somos optimistas frente a las señales de interés en el diálogo mostradas por algunos sectores de los Talibanes.

Al respecto, es importante robustecer la cooperación del Comité establecido en virtud de la Resolución 1988 con el Gobierno de Afganistán, de manera que las tareas y actividades desarrolladas en cumplimiento del mandato continúen siendo un instrumento de apoyo al proceso de paz y reconciliación.

Señor Presidente,

La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) y el Representante Especial deben seguir dando prioridad al apoyo a los esfuerzos del gobierno hacia un proceso de paz y reconciliación dirigido y protagonizado por los afganos y, orientar sus acciones de cooperación y asistencia en reforzar el papel de las instituciones afganas para cumplir sus responsabilidades en áreas prioritarias como la gobernabilidad, el desarrollo económico y la cooperación regional.

Naciones Unidas debe continuar desempeñando un rol central en la coordinación de los esfuerzos internacionales con las autoridades nacionales para asegurar su coherencia con las prioridades identificadas por Afganistán y evitar la duplicación de esfuerzos. Esperamos que la reducción presupuestal prevista para 2013 no afecte de manera significativa la capacidad operacional de la Misión y permita continuar cumpliendo con las actividades esenciales de su mandato.

Con respecto a la preocupante situación humanitaria, es imperativo que todas las partes que respeten los principios humanitarios y permitan que se preste asistencia humanitaria a las poblaciones que más lo necesitan. Este debe ser un principio esencial de la participación en el proceso de reconciliación. Las agencias humanitarias dan cuenta de enormes necesidades en la entrega de servicios como salud, saneamiento, educación, y alimentación para lo que se requiere mayor financiación.

Los desafíos a la estabilidad siguen siendo múltiples, por lo que la transición debe mantener un enfoque amplio y balanceado que promueva una estructura estatal capaz de garantizar la gobernabilidad y la estabilidad económica a nivel local y nacional y, la procuración y acceso a la justicia, como elementos fundamentales para garantizar una transición sostenible y definitiva.

El consenso para la profundización y ampliación de la relación entre Afganistán y la comunidad internacional debe contribuir a consolidar el Estado y su capacidad de ejercer sus responsabilidades primarias y responder a las necesidades de la población. Esa asociación debe traducirse en resultados tangibles en materia política, social y de desarrollo.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2012