Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Debate Abierto sobre la Situación en el Medio Oriente, incluyendo la cuestión de Palestina

(Nueva York, 25 de julio de 2012)

Intervención de S.E. Embajador Néstor Osorio, Representante Permanente de Colombia

 

Agradezco al Coordinador Especial de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz en el Medio Oriente, señor Robert H. Serry, por su detallado informe sobre la situación en el Oriente Medio incluida la cuestión de Palestina.

El día 19 de julio, el Consejo de seguridad adoptó un comunicado de prensa condenando, en términos severos el ataque terrorista ocurrido en Bulgaria, en el que murieron ciudadanos israelíes y búlgaros. Mi delegación reitera su firme rechazo a este acto repudiable y su condena al terrorismo en todas sus manifestaciones y, reitera sus condolencias a los familiares de las víctimas.

Colombia siempre ha expresado de manera clara y precisa su visión de un Estado palestino viviendo en paz al lado de Israel, con fronteras definidas, seguras y reconocidas internacionalmente, que sean el fruto de un acuerdo que garantice la convivencia entre los dos pueblos. Por ello reiteramos que la negociación entre las partes es el único camino viable para lograr una solución integral, estructurada y duradera.

Respaldamos la labor del Cuarteto para el Medio Oriente y, en particular la plataforma para la búsqueda de una solución definitiva al conflicto árabe-israelí, sobre la base de las Resoluciones 242, 338, 1397, 1515, 1850, los principios de Madrid, la Hoja de Ruta y su Declaración del 23 de septiembre de 2011.

Lamentamos que, no obstante los esfuerzos individuales y colectivos de los miembros del Cuarteto y de varios países de la región, las partes no hayan podido superar los obstáculos existentes y reanudar, las negociaciones bilaterales directas con compromiso genuino y sin condiciones previas. Para que estos acercamientos tengan éxito es urgente generar medidas de confianza.

En este contexto, resulta muy pertinente la afirmación del Secretario General Ban Ki-moon, en su mensaje a los participantes en la Reunión de las Naciones Unidas y del Asia-Pacífico en Apoyo al Proceso de Paz Israel-Palestina, celebrado en Bangkok el pasado 10 de julio, al señalar que "las acciones de las partes en el terreno no contribuyen a generar un ambiente propicio para el diálogo, toda vez que Israel continúa con la actividad de los asentamientos, que como todos sabemos, contraviene el derecho internacional y sus compromisos en el marco de la Hoja de Ruta".

La única manera de evitar más sufrimiento y violencia es a través de negociaciones destinadas a resolver todas las cuestiones relativas al estatuto permanente.

Adicionalmente, el proceso de reconciliación palestino en el marco de los compromisos de la Organización para la Liberación de Palestina y bajo el liderazgo del Presidente Abbas, sigue siendo un aspecto primordial para el logro de una paz duradera entre palestinos e Israelíes. Consideramos que un gobierno palestino unificado es fundamental para el logro de una solución de dos Estados basada en los principios del mutuo reconocimiento y la coexistencia pacífica.

Mientras continúan los esfuerzos para reanudar las conversaciones de paz entre palestinos e Israelíes, mi país considera que la viabilidad de un futuro Estado palestino exige mantener el apoyo internacional a los esfuerzos que despliega la Autoridad Palestina para consolidar sus instituciones y situación fiscal y, para revitalizar la economía palestina. El crecimiento económico sostenido y la generación de empleo en la Margen Occidental y la Franja de Gaza requieren, además, acciones encaminadas a aumentar la confianza de los inversionistas y liberar el enorme potencial del sector privado palestino.

Otro tema que nos preocupa es la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados. El 2 de julio, la Alta Comisionada, señora Navi Pillay, describió una situación dramática, señalando que "el bloqueo que alcanza su sexto año, ha tenido un impacto devastador" y que la situación humanitaria es insostenible.

Consideramos que bastaría con que las partes aplicaran plenamente la resolución 1860 (2009) para ayudar a garantizar una economía sostenible en la Franja de Gaza y reducir así su dependencia de la ayuda internacional.

La comunidad internacional debe promover el respeto a los derechos humanos y la protección de todos los civiles, palestinos e israelíes sin excepción. Esto incluye el cese de lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza hacia Israel, toda vez que no existe justificación alguna para este tipo de ataques indiscriminados contra la población civil. Tanto el pueblo palestino como el israelí tienen derecho a vivir libres del temor a la violencia indiscriminada, en paz, seguridad y dignidad.

La crisis siria constituye una amenaza a la paz de esta región que, de por si, vive en condiciones frágiles de seguridad. Por ello, lamentamos la impotencia del Consejo para actuar de manera mas contundente con miras a detener la violencia y le derramamiento de sangre y facilitar la solución pacífica.

Quiero llamar la atención sobre los efectos del deterioro de la situación en Siria en la estabilidad, protección y acceso humanitario a los 500.000 refugiados palestinos que se encuentran en ese país. Es preocupante que no se pueda garantizar de manera efectiva la seguridad del personal y de las instalaciones que el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS) tiene en ese país.

Pedimos a todas las partes que tomen las medidas necesarias para preservar la vida, evitar el desplazamiento forzado y garantizar la protección de los refugiados palestinos atrapados en el conflicto armado que se vive en Siria. La neutralidad e integridad de las instalaciones de la ONU y de las zonas donde residen los refugiados palestinos y otros civiles deben ser, así mismo, respetadas.

Con respecto a la situación en Irak. Tomamos nota del Plan de trabajo en el que UNAMI propone al Gobierno iraquí una serie de pasos orientados a completar la reubicación de los exiliados iraníes del campo Ashraf en el campo Hurriya. Destacamos que el mismo aborde cuestiones humanitarias fundamentales, al tiempo que facilite el traslado voluntario temporal, como un primer paso para el reasentamiento en terceros países. Pedimos al Gobierno de Irak generosidad para atender las necesidades humanitarias de los residentes y apoyo en el logro de una solución pacífica a esta situación.

Para concluir, quisiera referirme a los incidentes en la frontera sirio-libanesa:

Nos alarman los incidentes ocurridos a lo largo de la frontera de Líbano con Siria, toda vez que éstos violan la integridad territorial, la soberanía y la independencia política del Líbano y contravienen las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad.

Debemos mantener nuestro firme compromiso de apoyar al Gobierno del Presidente Sleiman y del Primer Ministro Mikati en el cumplimiento de sus obligaciones humanitarias con los sirios que han buscado refugio en el Líbano y que según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), alcanzaría los 30.000, con 2.500 a la espera de ser registrados.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2012