Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Debate Sobre la Piratería en el Golfo de Guinea

(Nueva York, 27 de febrero de 2012)

Intervención de S.E. Embajador Néstor Osorio, Representante Permanente de Colombia

 

Señor Presidente,

Agradezco la convocatoria a este importante debate, a fin de analizar el informe del Secretario General relativo a la misión de evaluación de las Naciones Unidas sobre la cuestión de la piratería en el Golfo de Guinea. De igual forma, agradezco los importantes comentarios del Secretario General Adjunto para Asuntos Políticos, señor Lynn Pascoe, y las intervenciones del representante de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), señor Abdel Fatau Musah; y de la representante de la Comisión del Golfo de Guinea, señora Florentina Adenike Ukonga.

La piratería y el robo a mano armada en la región del Golfo de Guinea afectan la seguridad de la navegación internacional y tienen efectos nocivos sobre el comercio y el desarrollo económico de los países de la región. La piratería no sólo afecta a los Estados ribereños sino también a los países del interior sin litoral, que dependen del acceso al mar para sus importaciones y exportaciones. Según el informe, este delito ocasiona pérdidas anuales cercanas a los dos mil millones de dólares en la economía de la subregión de África Occidental.

Señor Presidente,

El problema planteado por la piratería y el robo a mano armada en el Golfo de Guinea no se resuelve de manera individual y aislada. Todos los países afectados deben actuar de manera coherente para evitar que el éxito de un determinado país no desplace las actividades de los piratas hacia países más vulnerables. Por ello, toda solución eficaz y duradera debe contemplar una verdadera coordinación de esfuerzos a nivel regional e internacional, a fin de formular una estrategia encaminada a fortalecer las capacidades de los Estados de la región en la lucha contra este delito.

Los ataques piratas en la región del Golfo de Guinea no figuran como hechos aislados o de oportunidad, sino que por el contrario, cada vez se evidencia más su carácter sistemático y organizado. Es necesario contar con información precisa, detallada y verificada sobre el alcance, las modalidades y las zonas específicas en las que han ocurrido los incidentes, a fin de dimensionar claramente las características del fenómeno al que nos enfrentamos y poder desarrollar así iniciativas ajustadas a las particularidades del caso.

La comunidad internacional debe apoyar los esfuerzos de los Estados de la región en el ejercicio de su responsabilidad soberana en la lucha contra la piratería. Es esencial mantener el liderazgo y el rol de los Estados concernidos en la aplicación de las soluciones contra este flagelo. Resulta de gran importancia la asistencia técnica para el fortalecimiento de los sistemas legislativos y judiciales en la lucha contra el delito, el intercambio de información y la puesta en marcha de un marco para la reunión, el análisis y la difusión de la información. De igual forma, se debe otorgar apoyo técnico, material y financiero para la creación de capacidad en el sector de la seguridad marítima en varios estados de la región.

Creemos que toda solución eficaz y duradera al problema de la piratería en el Golfo de Guinea, exige la puesta en marcha de un enfoque regional de seguridad marítima que recoja las diversas iniciativas desarrolladas por la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), la Comunidad Económica de Estados del África Central (CEEAC) y la Comisión para el Golfo de Guinea y que cuente con la participación de la Unión Africana.

Como en otras situaciones analizadas por el Consejo, una respuesta viable a este delito debe también resolver factores identificados por la misión de evaluación, tales como la elevada tasa de desempleo juvenil, la gran disparidad de ingresos dentro de la sociedad, la circulación incontrolada de armas ilegales y la prevalencia de la corrupción.

Señor Presidente,

Colombia apoya la pronta convocatoria a la Cumbre regional de Jefes de Estado del Golfo de Guinea, como espacio apropiado para avanzar en la elaboración de una estrategia regional amplia para la lucha contra la piratería. En ese sentido, Naciones Unidas está llamada a prestar asistencia a las autoridades nacionales y a las organizaciones regionales en la materia, y coordinar la asistencia internacional para apoyar los esfuerzos regionales en la lucha contra este delito.

Muchas Gracias, Señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2012