Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Sesión de Información Pública: Comités del Consejo de Seguridad establecidos en virtud de las Resoluciones 1591 (2005) y 1737 (2006)

(Nueva York, 7 de diciembre de 2012)

Intervención de S.E. Embajador Néstor Osorio, Representante Permanente de Colombia

 

Señor Presidente,

Permítame agradecer la convocatoria a esta reunión de los Órganos Subsidiarios del Consejo de Seguridad que brinda la oportunidad de hacer algunos comentarios sobre mi labor como Presidente del Comité 1591 relativo a Sudán y del Comité 1737 (República Islámica del Irán) cuyos trabajos tuve el privilegio de conducir durante el período comprendido entre el 1 de enero de 2011 y el 31 de diciembre de 2012.

Señor Presidente,

Tras dos años al frente de las labores del Comité 1591 relativo a Sudán puedo afirmar que la aplicación de medidas por parte del Consejo es un instrumento útil hacia la promoción de una solución política duradera a la situación en Darfur. No obstante, la plena utilización de su potencial está por alcanzarse.

Como Presidente de este Comité me propuse facilitar la creación de consensos sobre la interpretación de las medidas, ofrecer todo el apoyo posible al Grupo del Expertos para facilitar su labor, y establecer un diálogo fluido con los diversos actores involucrados.

Durante este período, el Comité realizó 12 consultas informales; mantuvo una estrecha comunicación con el Representante Especial Conjunto de la Unión Africana y las Naciones Unidas para Darfur; dio respuesta a las solicitudes de información por parte de los Estados miembros sobre el alcance de las sanciones; y adoptó el "Acuerdo con la INTERPOL sobre las notificaciones especiales de la INTERPOL y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas", que entró en vigor el pasado 20 de noviembre. Este Acuerdo servirá para fortalecer la aplicación de las medidas por parte de los Estados miembros.

La principal dificultad que enfrentamos en estos dos años fue garantizar el acceso del Grupo de Expertos a Sudán. La expedición oportuna de visados y de permisos de ingreso a Darfur fue una limitación recurrente, en cuya solución tanto el Comité como el Consejo de Seguridad se vieron involucrados. Si bien durante el último año se experimentaron mejoras sustanciales, recientemente han reaparecido los inconvenientes.

El Representante Permanente de Sudán, con quien mantuve una estrecha relación, estuvo siempre atento a resolver las solicitudes y los trámites requeridos ante las autoridades de su país.

Considero que sería beneficioso profundizar el diálogo directo entre el Comité y las autoridades de Sudán con el fin de refinar la percepción mutua del impacto que el régimen puede tener sobre el proceso de paz en Darfur, e intercambiar opiniones sobre las inquietudes que subsisten frente a las medidas impuestas por el Consejo de Seguridad.

La visita que el Comité tiene previsto realizar a Jartum y Darfur, que cuenta con el acuerdo del Gobierno de Sudán, será una excelente oportunidad para que se amplíen los canales de comunicación, se mejore la comprensión de las sanciones y se avance en su completa implementación.

A pesar del difícil entorno en el que lleva a cabo su trabajo, el Grupo de Expertos se ha destacado como el principal apoyo y fuente de información para el Comité en la supervisión de la aplicación de las sanciones. Para el ejercicio de sus funciones, es indispensable que prevalezca el trabajo armónico, la cooperación y la unidad de propósito entre sus miembros, así como el mantenimiento de altos niveles de calidad en la información que suministra. Para tal efecto, hago un llamado a los Estados miembros para que, en cumplimiento de sus responsabilidades, cooperen con el Grupo de Expertos; le suministren información oportuna, precisa y veraz; atiendan sus requerimientos y faciliten sus visitas.

Es de destacar la cooperación brindada por la UNAMID a las labores del Grupo. Considero que ésta debe mantenerse de manera permanente y a todo nivel.

La efectiva aplicación de las resoluciones del Consejo de Seguridad requiere del compromiso y plena cooperación de todos los Estados miembros. Los informes de aplicación de las sanciones son fundamentales para el trabajo del Comité y de su Grupo de Expertos. A la fecha sólo se han recibido 29 informes nacionales, por lo que aliento a los miembros de la Organización a proporcionar la información disponible sobre la aplicación de las resoluciones pertinentes del Consejo.

Con respecto a nuevas designaciones, considero que se debe avanzar en el estudio de propuestas relacionadas con individuos y entidades que cumplan los criterios establecidos en las resoluciones del Consejo de Seguridad, particularmente frente a aquellos que obstaculizan el proceso de paz, así como quienes estén involucrados en ataques contra el personal de la UNAMID.

Un aspecto que debe ser vigorizado es la interlocución con el sector privado, a fin de aumentar la compresión de las sanciones por parte de las empresas que operan en Sudán.

Señor Presidente,

Quiero ahora referirme a las actividades, que bajo mi coordinación, llevó a cabo el Comité 1737. Con la adopción de la resolución 1929, el 9 de junio de 2010, se dio un paso decisivo hacia la plena aplicación de las medidas que buscan que el programa nuclear de Irán esté destinado exclusivamente a fines pacíficos. Esta Resolución creó el Grupo de Expertos para que, bajo la dirección del Comité pero con criterio independiente, lo asista en el cumplimiento de su mandato.

Desde el principio y conscientes de nuestra responsabilidad, pusimos todo el empeño necesario para el cumplimiento de las tareas encomendadas, conforme a lo establecido en el párrafo 18 de la resolución 1737 (2006).

Durante los dos años de mi presidencia, se instituyó la práctica de llevar a cabo reuniones periódicas que permitieron el intercambio de puntos de vista, que con la activa participación del Grupo de Expertos, se orientaron hacia al logro efectivo de la adecuada aplicación de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad. El Comité se reunió ocho (8) veces.

Con el fin de optimizar su desempeño, el Comité llevó a cabo, en julio de 2011, una profunda revisión de las directrices para la realización de su labor. Este proceso estuvo orientado a redefinir su metodología de trabajo, incrementar su efectividad y establecer procedimientos de trabajo más claros y precisos.

Gracias a esta juiciosa revisión de sus directrices, el Comité ha mejorado su nivel de interlocución con los Estados Miembros, entre otros aspectos, mediante el aviso de recibo oportuno de los informes presentados sobre violaciones de las sanciones, así como de los asuntos relacionados con solicitudes de exenciones.

En cumplimiento de mis funciones como Presidente del Comité 1737 presenté, en sesiones públicas, ocho (8) informes trimestrales que daban cuenta de los desarrollos en la aplicación de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad relativas a la República Islámica de Irán.

En julio, bajo la Presidencia colombiana del Consejo de Seguridad, con el apoyo del Grupo de Expertos y de la Secretaría, se llevó cabo una sesión pública sobre el trabajo del Comité y de su Grupo de Expertos. Esta fue una buena oportunidad para interactuar con los Estados no Miembros del Consejo de Seguridad y conocer, de primera mano, sus opiniones sobre los comités de sanciones, la labor que éstos realizan y su efectividad en el cumplimiento de los mandatos respectivos. Considero que esta práctica debe mantenerse, toda vez que contribuye con la labor de divulgación y la transparencia que los Estados Miembros demandan del Consejo de Seguridad y de sus órganos subsidiarios.

Durante el bienio 2011-2012, el Comité, con el valioso apoyo de la Secretaría, modernizó y actualizó su pagina de internet, haciéndola más cómoda y eficiente para los usuarios. Con el formato actual, los Estados Miembros pueden acceder en menor tiempo a toda la información relevante sobre el trabajo del Comité y de su Grupo de Expertos.

Permítame, señor Presidente, hacer referencia a la estrecha colaboración que, durante estos dos años, se ha desarrollado entre el Comité y su Grupo de Expertos. No cabe duda que nos hemos beneficiado ampliamente de la experiencia y experticia del Grupo en la aplicación de las sanciones. Es esencial para el adecuado funcionamiento del Comité, que se mantenga y consolide esta interacción.

La metodología de trabajo adoptada por el Grupo le ha permitido mantener independencia en las investigaciones de los incidentes reportados, informar sobre sus hallazgos y formular recomendaciones orientadas a sensibilizar a los Estados Miembros sobre las obligaciones que les competen en la aplicación de las resoluciones del Consejo de Seguridad.

Debo decir que tanto para mi país como para mi fue muy satisfactorio haber presidido estos dos comités, que aunque disímiles, nos permitió entender que sin el pleno y decisivo apoyo de los Estados Miembros, estos órganos subsidiarios no pueden cumplir efectivamente sus mandatos. Así mismo, creemos que es necesario fortalecer el dialogo y la cooperación con todos los Estados miembros a fin de fortalecer su capacidad para implementar de manera efectiva las medidas adoptadas por el Consejo.

Quiero dar las gracias a los miembros de los Comités por su cooperación, activa participación, valiosos aportes y enriquecedoras discusiones. Asimismo, a los Grupos de Expertos por la labor desempeñada y por contribuir con el cumplimiento de los mandatos de los dos Comités. No puedo finalizar mi intervención sin dejar constancia de mi profundo agradecimiento por el excelente trabajo y excepcional apoyo que me brindó el equipo de la Secretaría en el desempeño de mis funciones.

Gracias, señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2012