Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Debate sobre los Tribunales Penales Internacionales para la Antigua Yugoslavia y para Ruanda

(Nueva York, 7 de junio de 2012)

Intervención de Sr. Juan José Quintana, Ministro Plenipotenciario, Asesor Legal

 

Señor Presidente:

Agradezco a los Presidentes y Fiscales de los Tribunales Penales Internacionales para la Antigua Yugoslavia y para Ruanda por sus presentaciones y los felicito por las acciones que han llevado a cabo ambos tribunales con el fin de implementar las estrategias de conclusión adoptadas por este Consejo y asegurar una transición expedita al Mecanismo Residual. Mis reconocimientos también a la delegación de Guatemala, cuya labor al frente del Grupo de Trabajo oficioso sobre tribunales internacionales ha facilitado considerablemente los avances registrados en este campo.

Mi delegación está convencida de que los dos tribunales han prestado un servicio invaluable a la causa de la justicia internacional y al mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Creemos que en los últimos meses, en particular, ambos órganos han trabajado en forma diligente para dar cumplimiento a lo decidido por el Consejo en relación con la culminación de sus responsabilidades.

Especialmente trascendente resulta el inventario de medidas administrativas adoptadas con el fin de reducir el tiempo de duración de los procesos, lo cual ha redundado en que varios de ellos han podido comenzar o concluir antes de lo previsto. De esta manera, estamos muy cerca de dar cumplimiento a nuestro objetivo común de poder terminar todos los casos de primera instancia ante los tribunales antes de terminar el presente año y de evacuar las eventuales apelaciones para fines del 2014. En el terreno práctico, registramos que la Quinta Comisión de la Asamblea General ya aprobó el presupuesto para el primer bienio del Mecanismo Residual y que se han logrado avances modestos sobre la cuestión de la retención del personal al servicio de los tribunales.

En particular, alabamos a la Secretaría General por su disposición a facilitar la contratación de pasantes o internos, quienes ya cuentan con una valiosa experiencia en el funcionamiento de ambos tribunales, experiencia que de otra forma se hubiera podido desperdiciar. La Oficina de Asuntos Jurídicos también merece nuestro reconocimiento, puesto que solo gracias al especial empeño que han puesto sus funcionarios ha sido posible contar con versiones prácticamente terminadas de los diversos instrumentos legales que se requieren para dar vida al Mecanismo Residual. Es el caso de las Reglas de Procedimiento y Prueba, del Boletín del Secretario General relacionado con los archivos de los tribunales y del Mecanismo, y de los acuerdos de sede con los países anfitriones de las dos filiales del Mecanismo, en Arusha y La Haya.

Señor Presidente:

Hay dos aspectos relacionados con el Tribunal para Ruanda sobre los cuales mi delegación considera que debemos reflexionar. De un lado, es preocupante la situación de aquellos individuos que han sido exonerados por el Tribunal y deben ser reubicados, puesto que no ha sido sencillo encontrar países que estén dispuestos a recibirlos en sus territorios.

El Presidente del Tribunal ha declarado que este es un problema persistente para cuya solución va a dedicar todos sus esfuerzos. Pensamos que el Consejo de Seguridad podría respaldar al Presidente Joensen en relación con este aspecto y enviar una clara señal de que la suerte de estos individuos constituye motivo de preocupación para todos nosotros. De otro lado, a diferencia del Tribunal para Yugoslavia, persiste la situación de que algunos de los acusados por el Tribunal para Ruanda no han sido capturados, aunque se tiene información relativamente precisa sobre los lugares donde podrían encontrarse.

Pensamos que, en consonancia con su clara intención de cerrar este capítulo de la historia del odio y la violencia en esa región de África, el Consejo debería reiterar el llamado que ha hecho para que todos los Estados cooperen efectivamente con el Tribunal y, en particular, que aquellos a quienes corresponda tomar medidas para asegurar la detención de los fugitivos y su entrega al Tribunal, cumplan con las obligaciones derivadas de las decisiones del Consejo mediante las cuales se estableció éste órgano.

Señor Presidente,

Los tribunales penales internacionales para la antigua Yugoslavia y para Ruanda constituyen el principal vehículo mediante el cual el Consejo de Seguridad ha canalizado la voluntad de la comunidad internacional de acabar con la impunidad por crímenes atroces de trascendencia internacional.

Nos complace observar que las distintas instancias de las Naciones Unidas están tomando las acciones necesarias para garantizar la conclusión eficaz y ordenada de los mandatos de los dos tribunales y para asegurar el adecuado funcionamiento del Mecanismo Residual establecido por el Consejo. No ahorraremos esfuerzos para trabajar en el mismo sentido.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2012