Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Debate abierto del Consejo de Seguridad sobre "Los Niños y el Conflicto Armado: Hacia Una Completa Implementación de la Agenda"

(Nueva York, 7 de marzo de 2014)

Declaración S.E. Embajadora María Emma Mejía, Representante Permanente de Colombia

 

Señora Presidenta,

Considero especialmente valiosa que mi primera oportunidad de participar en un debate en el Consejo de Seguridad aborde un tema tan delicado como es el de los niños en los conflictos armados.

Por ello, deseo agradecer en nombre de Colombia la invitación a participar en este debate abierto que para un país como el mío, que ha enfrentado los tremendos desafíos que encarna el conflicto armado, constituye una valiosa oportunidad para compartir las experiencias y lecciones aprendidas sobre una problemática que conocemos de cerca.

Las resoluciones del Consejo de Seguridad que se refieren a dicho asunto, no solo cuentan con el respaldo decidido de mi Gobierno sino también de toda nuestra institucionalidad, en la medida que, como se estableció en la resolución 1612 de 2005, así como en la aprobada el día de hoy, el Consejo ha reconocido el papel primordial de los Estados en la protección y asistencia de los niños y niñas en el contexto de conflicto armado, y en la formulación de las acciones correctivas necesarias.

Así mismo, Colombia acordó con la Representante Especial del Secretario General para la Cuestión de Niños y los Conflictos Armados que, en aplicación del Mecanismo de Supervisión y Presentación de Informes bajo la resolución 1612, cualquier diálogo entre la Representante Especial, el Equipo de Naciones Unidas en nuestro país, o el Grupo de Tarea del Mecanismo de Supervisión y Presentación de Informes, sólo es posible con la autorización previa y expresa del Gobierno colombiano.

Señora Presidente,

Luego de la visita de la señora Graça Machel a Colombia en 1996, para compartir su Informe "Impacto del Conflicto Armado en los Niños", expedimos la Ley que prohíbe el reclutamiento de menores de 18 años por parte de la Fuerzas Armadas al Margen de la Ley.

Nuestro compromiso también se evidencia en la aceptación voluntaria del Mecanismo, en el fluido diálogo que se mantiene tanto a nivel político y técnico entre el Gobierno Nacional y el Sistema de las Naciones Unidas, y el establecimiento e implementación de políticas integrales para la prevención del reclutamiento.

Permítame compartir con ustedes cómo la estrategia fundamental por parte del Estado colombiano cuenta con una "Política de Prevención del Reclutamiento y Utilización de Niños y Niñas y Adolescentes por parte de los Grupos Armados Organizados al Margen de la Ley y de los Grupos Delictivos Organizados", que desde 2010, ha contado con $190 millones de dólares para su implementación.

Adicionalmente, el Estado colombiano creó la Comisión Intersectorial que, desde 2007, trabaja para reducir el riesgo de reclutamiento y violencia contra los niños y niñas por parte de los grupos armados ilegales, e integra más de 23 entidades nacionales, regionales y locales que incluyen dentro de sus programas la atención a la violencia sexual contra los niños y niñas.

Esta estrategia ha venido produciendo resultados alentadores: 3,400 niños desvinculados de los grupos al margen de la ley; 1,160 investigaciones abiertras en 2013 por la Fiscalía General de la Nación relacionadas con graves violaciones de los derechos de los niños y las niñas, reclutados forzosamente y despojados de su infancia por parte de los grupos armados ilegales.

Señora Presidente,

Colombia considera que el papel de Naciones Unidas en las cuestiones relativas a los niños y los conflictos armados merece, por la gravedad e importancia del asunto, un enfoque que priorice la cooperación y la prevención así como el desarrollo de las capacidades nacionales para evitar, combatir y enfrentar este tipo de problemáticas que nos dejan con la obligación moral de devolverles la posibilidad de un futuro a una sociedad que lo reclama.

En 2013 el Centro Nacional de Memoria Histórica, establecido por el Gobierno colombiano según lo dispuesto por la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, publicó un desgarrador informe titulado "Basta Ya! Memorias de Guerra y Dignidad" en el que se relata la forma valerosa como las mujeres han exigido a grupos al margen de la ley que les devolvieran a sus hijos reclutados con engaños o simplemente contra su voluntad

Es por eso que quisiera reiterar, como ya lo ha señalado la Canciller de Colombia, María Ángela Holguín, que creemos que la aplicación del Mecanismo contenido en la resolución 1612 debería estar orientada a fortalecer la presión internacional que ya existe sobre los grupos armados ilegales para que cesen sus acciones violentas y el reclutamiento de menores.

Y, de otra parte, tener siempre presente que en el tratamiento de temas como el que nos ocupa, el Consejo debe evaluar las situaciones y concentrarse en aquellas donde existen conflictos armados que efectivamente amenazan la paz y la seguridad internacionales y establecer claras distinciones con aquellas situaciones que no están en su agenda. Cada caso debe ser analizado individualmente y se deben buscar las respuestas adecuadas a las circunstancias y contextos específicos de cada situación.

Señora Presidenta,

El Gobierno colombiano trabaja con el pleno convencimiento que la reconstrucción de la sociedad en situaciones de post conflicto debe cimentarse sobre las bases de la protección a sus niños y niñas. Como lo subrayó el Presidente Santos, Colombia busca "una paz genuina, una paz que garantice la no repetición, una paz que construya un entorno de reconciliación y que sane las heridas de la confrontación" permitiéndole a mi país contar con la primera generación, en mucho tiempo, de niños y niñas surgida en un entorno de paz, seguridad y prosperidad.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

Intervenciones 2014