Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

 

(Nueva York, 23 de julio de 2013)

Intervención del Embajador Néstor Osorio, en su calidad de representante de Colombia en la discusión del tema 7 e) Programa de largo plazo en apoyo a Haití.

 

Señor Presidente,

Agradezco las presentaciones de los panelistas y la oportunidad de organizar este debate. Asimismo quiero agradecer el Informe y las labores del Grupo Asesor Especial sobre Haití, los cuales ponen de manifiesto la necesidad de continuar y vigorizar el apoyo de la comunidad internacional a las autoridades nacionales en la búsqueda del desarrollo de largo plazo de ese país.

Colombia ha otorgado a la situación de Haití, a su rescate y desarrollo la más alta prioridad, al punto que durante nuestra Presidencia del Consejo de Seguridad en abril de 2011, constituyó el tema del debate abierto con gran convocatoria y participación.

Como lo establece el Informe del Grupo Asesor Especial, Haití ha logrado grandes progresos. Las autoridades nacionales y el pueblo de ese país continúan dando muestras de su compromiso en avanzar en la búsqueda de soluciones y la implementación de medidas encaminadas a resolver los múltiples problemas que enfrenta el país.

Para dimensionar los progresos alcanzados por Haití hasta el momento es necesario recordar los niveles de desarrollo en los que se encontraba el país hasta hace algunos pocos años, así como los efectos devastadores de los múltiples desastres naturales que ha debido afrontar en un corto periodo de tiempo.

Actualmente el país cuenta con un Gobierno estable que ha empezado a ofrecer a sus ciudadanos soluciones tangibles a sus mas apremiantes necesidades. El retorno o reubicación de la mayoría de la población desplazada a consecuencia del terremoto, la implementación de los programas de asistencia financiera directa a las familias, la reducción de la mortalidad y el número de personas afectadas por el cólera, así como los progresos en la reconstrucción de la infraestructura física del país o la reactivación de los sectores minero y de turismo, el fortalecimiento del sistema institucional y el asentamiento del Estado de Derecho, son solo algunos de los avances alcanzados recientemente.

El apoyo de la comunidad internacional a las autoridades naciones ha sido determinante y debe continuar. La implementación del Plan Estratégico de Desarrollo y el Plan de Acción Humanitaria para Haití son clave y requieren de financiación sostenida y predecible. Como lo establece el Grupo Asesor Especial, disminuir la asistencia al país en estos momentos supondría poner en peligro lo alcanzado hasta el momento.

Dentro de las áreas de trabajo, el Grupo Asesor Especial identifica como prioritaria la construcción y el fortalecimiento de capacidades e instituciones nacionales, particularmente en las administraciones locales. Es necesario fortalecer este componente en las labores que la comunidad internacional realiza en Haití y propender por la irreversibilidad de los progresos alcanzados.

Colombia está comprometida en promover acciones que impulsen el desarrollo social y económico de Haití, con impacto a largo plazo, a través de acciones de cooperación orientadas hacia la atención de las necesidades más apremiantes de su población, de manera sostenible. Nuestras áreas de cooperación incluyen la agricultura, cuestiones medioambientales y formulación de políticas publicas. Adicionalmente, promovemos importantes actividades para la recuperación de comunas, barrios y viviendas en Puerto Príncipe.

Es necesario mantener el apoyo y acompañamiento de las Naciones Unidas en el terreno, incluyendo la de la MINUSTAH, Misión a la que Colombia contribuye con un numero significativo de oficiales de Policía. Se destaca la cooperación y capacitación en antinarcóticos, antisecuestro, antiextorsión, inteligencia, policía judicial y policía comunitaria. Durante 2012 fueron capacitados 67 participantes de ese país en cursos de todas las especialidades y se realizaron 4 visitas de los más altos oficiales de la Policía Nacional de Haití (PNH).

En ese sentido, consideramos que el "Plan de consolidación de la MINUSTAH para el periodo 2013-2016" debe implementarse de manera razonable y garantizando una transición adecuada que no ponga en riesgo los progresos alcanzados hasta el momento.

Sea esta la oportunidad para resaltar que el principio de titularidad nacional y liderazgo de las autoridades haitianas, son indispensables para garantizar la implementación de medidas equilibradas, coherentes y realistas frente a la situación sobre el terreno y que de manera efectiva permitan alcanzar el desarrollo en el largo plazo en el país.

Gracias señor Presidente.

ˆarriba

« regresar

ECOSOC