Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Presentación del informe del Consejo Económico y Social a la Asamblea General

(Nueva York, 11 de noviembre de 2013)

Observaciones del Excelentísimo Señor Néstor Osorio Presidente del Consejo Económico y Social

 

Excelentísimo Señor John Ashe, Presidente del sexagésimo octavo período de sesiones de la Asamblea General,

Excelencias,

Distinguidos delegados,

Señoras y señores,

Es un honor y un placer dirigirme a la Asamblea General para presentar el informe del Consejo Económico y Social de 2013.

2013 ha sido un año de gran significación para el Consejo Económico y Social. El examen por la Asamblea General de la resolución 61/16 sobre el fortalecimiento del Consejo Económico y Social creó un marco para la labor del Consejo a lo largo del año. La Reunión Ministerial Especial del Consejo Económico y Social, celebrada en septiembre de 2012, aportó orientación sustantiva a este replanteamiento estratégico.

Esos esfuerzos culminaron en la aprobación de la resolución 68/1, que ha dado lugar a la reforma más profunda del Consejo desde 1991. La aplicación de las disposiciones de la resolución 68/1 es una de las principales prioridades del Consejo, que a su vez sigue desplegando esfuerzos para seguir fortaleciendo el Consejo y su sistema de funcionamiento.

En este contexto, en 2013 el Consejo abordó varias formas de mejorar su contribución al desarrollo. En particular, el Consejo se centró en la conceptualización de su papel y en su contribución al marco para post 2015, incluso en su posible función en la vigilancia y supervisión de la aplicación.

El Consejo también dedicó su atención a cómo cumplir más adecuadamente la función que corresponde a su finalidad mediante la mejora de sus métodos de trabajo y la supervisión de los órganos subsidiarios. También trabajó para mejorar su interacción con la Comisión de Consolidación de la Paz y las Comisiones Segunda y Tercera de la Asamblea General.

El Consejo seguirá abordando temas sustantivos bajo la perspectiva del desarrollo sostenible, como fue el caso del examen ministerial anual de la ciencia, la tecnología y la innovación, el potencial de la cultura, la capacidad productiva, y el empleo y el trabajo decente.

El Consejo también seguirá profundizando el diálogo sobre la cooperación internacional para promover una mayor rendición de cuentas.

Excelencias,

Quisiera ahora destacar brevemente los principales logros generales del Consejo.

El segmento de alto nivel del Consejo de 2013, que se celebró en julio en Ginebra, contó con una destacada participación. El examen ministerial anual reunió a una amplia gama de interesados y ayudó a ampliar el programa de desarrollo de las Naciones Unidas. El examen se centró en la ciencia, la tecnología, la innovación y el potencial de la cultura para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el desarrollo sostenible.

Quisiera encomiar a los Gobiernos de Francia, Nigeria, Perú y Viet Nam por sus invalorables presentaciones nacionales de carácter voluntario. Han proporcionado una valiosa información sobre los factores de éxito y la experiencia adquirida. Las presentaciones nacionales de carácter voluntario se han convertido en una plataforma vital para el intercambio de mejores prácticas y experiencias adquiridas en el plano nacional. Quiero informar que en la Declaración Ministerial hay 50 párrafos de los cuales 48 ya han sido acordados y continúo la labor de facilitación para los 2 párrafos pendientes. Las delegaciones me han solicitado mayor tiempo para llegar a un acuerdo y, con su aprobación, considero que debo otorgárselos, teniendo en cuenta que es de gran importancia llegar a una declaración.

Respecto de la Declaración Ministerial, como bien saben, 48 de los 50 párrafos de la Declaración están acordados. Continúo sosteniendo consultas para llegar a un acuerdo sobre los dos párrafos restantes. Varias delegaciones me han solicitado más tiempo y se los he concedido. La Declaración tiene gran importancia y por eso seguiré buscando fórmulas para llegar a un acuerdo respecto de los dos párrafos restantes.

Durante el segmento de coordinación, se nos recordó que los acuerdos internacionales debían ser objeto de una vigilancia efectiva a fin de evaluar sus niveles de implementación y fomento del desarrollo sostenible. Como parte de esos esfuerzos, nos hemos centrado en el seguimiento de la declaración ministerial del año pasado sobre la capacidad productiva, el empleo y el trabajo decente, y sobre la financiación para el desarrollo.

El segmento sobre actividades operacionales de este año brindó a los Estados Miembros la oportunidad de entablar un diálogo sobre el carácter cambiante de los compromisos que implica la promoción del desarrollo y los cambios pendientes en la forma de llevar a cabo actividades en el sistema de las Naciones Unidas. Las Naciones Unidas deben hacer realidad los Objetivos de Desarrollo del Milenio y desarrollar un marco de desarrollo sostenible post 2015.

Si bien, en general, los participantes se sintieron alentados por los progresos realizados en la aplicación de la resolución sobre la revisión cuadrienal amplia de la política de 2012, los Estados Miembros expresaron su deseo de que el sistema de las Naciones Unidas intensifique la adopción de medidas en varias esferas, entre ellas:

• El fortalecimiento de las instituciones y las capacidades nacionales;

• La simplificación y armonización de las prácticas institucionales y la presentación de informes;

• La plena aplicación del enfoque "Unidos en la acción";

• La reducción de la competencia innecesaria por fondos en el plano nacional; y

• La revisión de la función del coordinador residente de las Naciones Unidas.

Distinguidos delegados,

En el segmento sobre asuntos humanitarios de 2013 examinamos de qué modo las Naciones Unidas, los gobiernos, el sector privado, las comunidades afectadas y otros agentes nuevos, como la comunidad de voluntarios, podemos, actuando en forma colectiva, adaptarnos y responder mejor al cambiante entorno humanitario. Esto contribuyó a impulsar el diálogo para la Cumbre Humanitaria Mundial de 2015.

El segmento general de este año permitió apreciar mejor diversas cuestiones importantes, como la aplicación del marco decenal de programas de consumo y producción sostenibles, dispuesto en Río+20, lo que reafirmó la función del Consejo en los asuntos relativos al desarrollo sostenible.

Respecto de la vinculación entre la paz y la seguridad, el Consejo examinó la experiencia adquirida en relación con la transición de algunos países africanos que salieron de conflictos, sobre la base de las lecciones aprendidas en diferentes casos y entre ellos, Sudán del Sur. Haití siguió ocupando un lugar central en nuestras actividades. Examinamos los avances tangibles y los obstáculos prevalecientes, y prorrogamos el mandato del Grupo Consultivo Especial. Al hacerlo, el Consejo ha demarcado el ámbito necesario para profundizar su relación con la Comisión de Consolidación de la Paz. Durante el debate temático del Consejo, y a modo de contribución de este órgano al Acto Especial sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la agenda para el desarrollo post 2015 organizado por el Presidente de la Asamblea General en septiembre, la opinión generalizada fue que esta agenda debía basarse en los Objetivos de Desarrollo del Milenio y estar centrada en el desarrollo sostenible. Parte de este esfuerzo necesitaría promover la integración de los asuntos ambientales, económicos y sociales del desarrollo, en lugar de concebirlos como compartimentos aislados.

El Consejo puso de relieve también que la asociación mundial para el desarrollo debe renovarse a fin de contribuir a la nueva agenda para el desarrollo, y que debe contar con un apoyo financiero suficiente. Se emitió un mensaje claro respecto de la necesidad de una rendición de cuentas y un marco de vigilancia eficaces en todos los niveles para que la agenda para el desarrollo post 2015 genere resultados tangibles y concretos.

Excelencias,

Para apoyar la nueva agenda para el desarrollo post 2015 de manera eficaz, las Naciones Unidas, en su totalidad, debe asegurar que está en condiciones y tiene la capacidad de llevar a cabo su labor.

Las Naciones Unidas deberán seguir reforzando su función de mejorar el diálogo mundial y la adopción de políticas. Necesitará racionalizar la labor del sistema vertical y horizontalmente, en especial en cuanto a la definición de nuevas normas y estándares mundiales. Y deberá profundizar su función de supervisión de las operaciones y los vínculos entre los aspectos normativos y operacionales del desarrollo.

Considero que con la reforma aprobada por esta Asamblea, el Consejo está preparado para asumir las responsabilidades que le corresponde y desempeñar estas funciones.

El Consejo acoge con beneplácito también la decisión de convocar el Foro Político de Alto Nivel establecido recientemente bajo sus auspicios para promover el desarrollo sostenible y reforzar la función del Consejo como plataforma para el desarrollo sostenible y para la integración de sus tres dimensiones.

Con esta nueva estructura intergubernamental, la Asamblea General, el Consejo Económico y Social y el Foro Político de Alto Nivel están en condiciones de contribuir a la vigilancia y la rendición de cuentas a nivel mundial en la era post 2015.

Distinguidos delegados,

La implementación de lo dispuesto en la resolución 68/1 aprobada recientemente será una prioridad para el Consejo Económico y Social, mientras continúa ocupándose de los avances en los Objetivos de Desarrollo del Milenio y contribuye a determinar la agenda post 2015.

Todo ello, conservando su función fundamental de responder a los problemas y preocupaciones de los países en situaciones especiales. El Consejo sigue plenamente comprometido con esta labor.

Señoras y señores,

Para concluir, permítanme afirmar que nuestra relevancia colectiva y nuestra capacidad de orientar a la comunidad internacional y a los Estados en la senda de un desarrollo más equilibrado y más inclusivo, es un compromiso histórico que exige de nosotros una acción multilateral coherente y coordinada. Ante nosotros se asoma una oportunidad histórica de inmensa dimensión, a la cual debemos responder acordando políticas conducentes a ese desarrollo sostenible que preconizamos para que el planeta sea mejor preservado y la humanidad pueda vivir en mejores condiciones.

Gracias.

ˆarriba

« regresar

ECOSOC