Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

(Nueva York, 15 de abril de 2013)

Intervención del Embajador Néstor Osorio en el 12° Periodo de Sesiones del Comité de Expertos en Administración Publica.

 

Señora Presidenta,

Secretario General Adjunto de Asuntos Económicos y Sociales,

Distinguidos delegados y observadores,

Señoras y señores,

Me complace dirigirme a ustedes en la apertura del 12º período de sesiones del Comité de Expertos en Administración Pública cuyo tema es "El papel de la gobernanza pública sensible y responsable en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la agenda para el desarrollo con posterioridad a 2015".

Faltan menos de 1.000 días para llegar a la fecha fijada para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, un propósito que aspirábamos a alcanzar en el amanecer del siglo XXI.

Durante los últimos 13 años hemos sido testigos de mejoras significativas en las vidas de miles de millones de personas. La extrema pobreza ha disminuido en todas las regiones; el porcentaje de personas sin acceso a agua potable se ha reducido a la mitad; han mejorado las condiciones de vivienda de más de 200 millones de habitantes de barrios marginales; 40 millones más de niños asisten a la escuela; se ha alcanzado la paridad entre niñas y niños en materia de educación primaria en todo el mundo, y una cifra estimada de 5,2 millones de personas de países de ingresos bajos y medianos actualmente reciben tratamiento para el VIH que salva vidas.

Estos son grandes logros, que nos hacen sentir confiados en que podemos mejorar y alcanzar mucho más durante los próximos 1.000 días.

Sin embargo, a pesar de estos buenos resultados, el progreso no ha sido igual en todos los aspectos: la erradicación de la pobreza, la reducción de la desigualdad, el acceso de las personas vulnerables a la protección social, la lucha contra el cambio climático mundial y la creación de nuevos empleos siguen constituyendo desafíos muy grandes que aún se deben enfrentar.

Además, al acercarse la fecha fijada para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, también necesitamos usar los 1000 días restantes para establecer la agenda para el desarrollo con posterioridad a 2015. Aun si alcanzáramos los Objetivos de Desarrollo del Milenio en su totalidad en la fecha prevista, tendríamos mucho por hacer para llegar al futuro que queremos, tal como acordaron los Estados Miembros en Río en junio pasado.

Al formular la agenda para el desarrollo con posterioridad a 2015, debemos crear un modelo de crecimiento que sea sostenible y centrado en los ciudadanos y hacer hincapié, una vez más, en que existen varios parámetros del desarrollo sostenible, entre ellos la atención de la salud, la educación, la igualdad de género y la cohesión social. Además, debemos aprovechar las posibilidades que ofrece el conocimiento científico, la innovación y el avance tecnológico y transformar a la administración pública de tal manera que nos permita alcanzar nuestros propósitos.

El examen ministerial anual de las Naciones Unidas, que se realizará en julio de 2013 durante la serie de sesiones de alto nivel del período de sesiones sustantivo del Consejo Económico y Social, se centrará en el tema "Ciencia, tecnología e innovación y el potencial de la cultura para promover el desarrollo sostenible y la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio".

Esta instancia ofrecerá una oportunidad para hacer un seguimiento de los resultados de la reunión Río+20 y para poner de relieve el papel fundamental que la ciencia, la tecnología y la innovación puede desempeñar en todos y cada uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, ya sea fomentando el acceso al conocimiento, la educación y el aprendizaje; mejorando la productividad, la industrialización, el crecimiento económico y el empleo decente; logrando la seguridad alimentaria, o promoviendo la salud y la tecnología de las energías renovables.

En todos estos ámbitos, el papel de la gobernanza y la administración pública efectiva es fundamental. Los gobiernos se encuentran en una posición única para crear un entorno propicio para las sinergias positivas entre la ciencia, la tecnología y la innovación y para mejorar la cooperación entre todos los sectores de la sociedad, facilitando de esa manera una mayor difusión de la innovación.

Por ejemplo, el Foro Económico Mundial, considera que no solo la atención de la salud, la educación y la tecnología son condiciones subyacentes fundamentales de la competitividad económica y claves para el crecimiento económico, sino que también lo son el enfoque que debe tener un país en la innovación, la sofisticación de las prácticas comerciales y la cultura empresarial. Los gobiernos también tienen que innovar en sus métodos de administración pública.

Señoras y señores,

En esta era de rápido avance tecnológico y difusión de las tecnologías de la información y las comunicaciones, tenemos la oportunidad de escuchar a las personas y de asociarnos para alcanzar el desarrollo sostenible en una escala sin precedentes. Tomemos, por ejemplo, el creciente número de iniciativas que promueven la participación, la gobernanza y los servicios por medios electrónicos: en 2012, el 70% de los Estados Miembros de las Naciones Unidas ofrecieron un portal único de servicios públicos, en comparación con el 26% en 2003 .

Los gobiernos están aumentando la eficiencia y la transparencia mediante el suministro de más información en línea, la simplificación de los procedimientos administrativos y la racionalización de las funciones burocráticas. A la fecha de hoy, un 25% de los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas se han embarcado en iniciativas de datos gubernamentales públicos. Los gobiernos están empezando a publicar datos recabados por instituciones públicas, una actividad que conduce a una mayor transparencia y a la creación conjunta de valor. El sector privado y la sociedad civil actualmente emplean la información pública y los conjuntos de datos para crear servicios más eficientes y nuevos productos que van, por ejemplo, desde aplicaciones para el seguimiento del transporte público en tiempo real hasta dispositivos médicos que los profesionales de la salud pública usan para recordar a todos los padres que vacunen a sus hijos. No hay límites para las innovaciones tecnológicas, y sus beneficios pueden mejorar las vidas de millones de personas.

También es importante que los gobiernos otorguen independencia y autonomía a las instituciones que están a cargo de la información estadística. Estas instituciones tienen la responsabilidad de presentar los datos reales de un país. Sin una información transparente y confiable, no puede hacerse un diagnóstico correcto de la situación económica mundial. Es necesario que estas instituciones suministren información fidedigna, para evitar crisis como la que tuvo lugar en 2008, con las consecuencias económicas y sociales que todos conocemos. Asimismo, los datos confiables, junto con los instrumentos actuales y futuros de las tecnologías de la información y las comunicaciones y de almacenamiento de la información, pueden ayudar a hacer frente a las consecuencias de los desastres naturales, como el tsunami en Asia en 2009.

Corresponde a los gobiernos facilitar la transferencia de tecnología y el acceso de todos a la infraestructura innovadora. Una administración pública efectiva y eficiente puede ampliar los beneficios de la innovación a través de la prestación de servicios públicos y generar cambios de manera más efectiva que en el pasado. Señoras y señores,

Es indudable el papel de la gobernanza y la administración pública en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, los objetivos internacionalmente acordados y la visión de Río+20. En tiempos de crisis financiera y económica, y de disminución de la asistencia oficial para el desarrollo y aumento de la incertidumbre, es particularmente importante promover y hacer posible la innovación. El Consejo Económico y Social cuenta con su experiencia para que asesoren a los Estados Miembros de las Naciones Unidas sobre formas nuevas y más efectivas de gobernanza participativa y receptiva, y sobre enfoques administrativos en todos los niveles del gobierno, para cumplir de mejor manera los Objetivos de Desarrollo del Milenio y los objetivos internacionalmente acordados para 2015 y los años siguientes.

Es mi sincero deseo que estos asuntos se debatan de manera particular durante este período de sesiones , y, por lo tanto, me gustaría invitar al Comité a presentar ideas específicas al Consejo para que sean examinados por los Estados Miembros de las Naciones Unidas. También los exhorto a que ofrezcan ideas concretas sobre la forma en que la Secretaría podría hacer un seguimiento y apoyar la ampliación de las medidas positivas que sean relevantes para el desarrollo.

Espero con interés los resultados de este período de sesiones y cuento con sus valiosas ideas y consejos.

Les deseo un período de sesiones exitoso y productivo.

Muchas gracias.

ˆarriba

« regresar

ECOSOC