Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Segmento Ministerial del Foro de Las Naciones Unidas sobre Bosques.

(Nueva York, 14 de marzo de 2002)

Intervención del Embajador Alfonso Valdivieso, Representante Permanente de Colombia

 

Señor Presidente:

La delegación de Colombia desea unirse a lo expresado por la delegación de Venezuela en nombre del Grupo de los 77 y China.

El gobierno de Colombia desea reiterar la importancia que otorga al Foro de Bosques de Naciones Unidas, como máxima instancia para el debate político sobre la gestión de los bosques en el ámbito internacional.

Colombia, como país que aún posee cerca de 57 millones de hectáreas de bosques naturales con baja intervención, y que alberga en ellos una de las mayores riquezas en biodiversidad del planeta, debido a la alta variedad geográfica y ecológica de su territorio, se une a la preocupación mundial por la creciente deforestación, fragmentación y destrucción de los bosques, la pérdida de su biodiversidad y el deterioro de las condiciones de vida de la población que la habitan, así como de quienes dependemos de los bienes y servicios ambientales que estos suministran, para nuestra subsistencia. Aproximadamente un 50% de estos bosques pertenecen a comunidades indígenas, afrocolombianas y de campesinas, muchos de los cuales viven en condiciones de extrema pobreza, un 10% adicional pertenece al Sistema Nacional de Areas Protegidas y el resto forma parte de las Reservas Forestales de la Nación.

El gobierno de Colombia consciente de la importancia de darle a los bosques una mayor relevancia política, y de integrarlos al desarrollo económico y social del país, con el fin de garantizar su uso sostenible y su conservación, formulo y aprobó en el ano 2000 el Plan Nacional de Desarrollo Forestal en el ámbito del Consejo Nacional Ambiental. Posteriormente este plan fue adoptado por el Consejo Nacional de Política Económica y Social, presidido por el Señor Presidente de La República, el cual asigno recursos económicos para la implementacion de varias de las acciones propuestas para los primeros tres anos.

Este plan parte de un proceso de concertación efectuado durante los últimos anos y la construcción de una visión conjunta de sus bosques, entre el sector publico, representado por varios ministerios, (Ministerio del Medio Ambiente, Ministerio de Agricultura, Ministerio de Desarrollo Económico, Ministerio de Comercio Exterior y Departamento Nacional de Planeación) el sector privado y las comunidades. El Plan esta orientado hacia promover la competitividad del sector forestal, su uso sostenible y conservación para beneficio de la población actual y futura en los próximos 25 anos. El Plan establece una serie de metas, indicadores y responsables de su implementacion, así como un sistema de evaluación y monitoreo articulado a un Banco de Proyectos Forestales Regionales. Actualmente, este Plan se ha venido articulando con las agendas de los Departamentos y Municipios del país, y de manera satisfactoria hemos visto como varias regiones del país le han dado toda la importancia que merece el tema forestal en sus agendas de desarrollo regional y local.

Este Plan involucra las recomendaciones del Panel y del Foro Intergubernamental de Bosques relevantes para nuestro país, y define un Plan de Acción basado en las prioridades regionales requeridas para el manejo sostenible, restauración y conservación de los ecosistemas forestales y de las Ecoregiones Estratégicas de nuestro país.

El Plan Nacional de Desarrollo Forestal de Colombia se fundamenta en la aplicación del Enfoque Ecosistémico, el cual permite tener una visión integral de los ecosistemas forestales, incluyendo todos sus elementos y relaciones, los servicios ambientales que estos suministran, así como los componentes sociales, económicos y culturales. El Plan se integra y articula con la Estrategia Nacional de Biodiversidad de Colombia.

La Delegación de Colombia considera que los Planes Forestales Nacionales se constituyen en el mejor instrumento para implementar las propuestas de acción del Panel y del Foro Intergubernamental de Bosques, así como muchas de las acciones contempladas en la Estrategia Nacional de Biodiversidad. El gobierno de Colombia esta altamente comprometido con este plan y ha invertido un gran esfuerzo en su formulación e implementación principalmente con recursos propios. Uno de los mayores retos que actualmente estamos abordando son las fuertes limitaciones financieras, institucionales y técnicas que existen para su total implementacion, así como la dificultad de incidir sobre muchas de las causas subyacentes a la deforestación en nuestro país.

Señor Presidente y señores delegados,

Quisiera llamarles la atención que la principal causa de la deforestación en nuestro país hoy en día es, sin duda alguna, la expansión acelerada de los cultivos ilícitos en los bosques amazónicos del cultivo de la coca y en los últimos relictos de bosques andinos para el cultivo de la amapola. El control de este flagelo solamente es posible con una alta cooperación de la comunidad internacional, y con la clara conciencia que quienes consumen cultivos ilícitos son altamente corresponsales de la destrucción de los nuestros últimos relictos de bosques tropicales y de su biodiversidad.

El gobierno de Colombia a través del Plan Nacional de Desarrollo Forestal ha venido dando especial énfasis al tema de restauración ecológica, ya que esta presenta connotaciones que la hacen diferente a la reforestación con fines comerciales. La restauración esta principalmente orientada a la recuperación de bienes y servicios ambientales de los ecosistemas forestales, tales como el agua, los suelos y la biodiversidad. De esta forma, el Ministerio del Medio Ambiente de Colombia ha venido implementando desde el ano 1998 el Plan estratégico para la Restauración y manejo de Bosques en Colombia, Bosques para la Paz. En el marco de este programa el gobierno nacional ha invertido 35 millones de dólares en la restauración de 50.000 ha de bosque ubicadas en las ecoregiones estratégicas nacionales. Actualmente estamos en el proceso de implementar un Plan de Investigación y monitoreo, como complemento a este plan.

Teniendo en cuenta la dificultad conceptual y operativa de separar los temas de biodiversidad y bosques, la delegación de Colombia considera fundamental el trabajo coordinado entre el Foro de Bosques de Naciones Unidas y la Convención de Diversidad Biológica, y en este sentido acoge la Programa de Trabajo sobre Bosques y Biodiversidad que se viene desarrollando en el marco de la Convención, y espera que este sea aprobado en la próxima Conferencia de las Partes, conjuntamente con un plan de acción especifico que establezca recursos y mecanismos para su implementacion, así como un sistema permanente de evaluación y monitoreo de sus logros.

El Plan Nacional de Desarrollo Forestal de Colombia le da también especial relevancia al role que cumplen las comunidades indígenas, afrocolombianas y otras comunidades tradicionales en el manejo sostenible de los bosques, ya que estas poseen derechos de propiedad sobre una considerable extensión de nuestros bosques. Para esto, el Plan se articula con los Planes de Vida de las Comunidades Indígenas, los Planes de Ordenamiento Territorial y la Agenda Pacifico XXI elaborada por las comunidades afrocolombianas de la región Pacifica del País.

La gestión de los Planes Forestales Nacionales, especialmente en los países que poseen una alta cobertura forestal requiere de un apoyo financiero decidido de parte de la comunidad internacional, y del reconocimiento de los servicios ambientales y culturales que estos ecosistemas suministran a toda la humanidad. Igualmente consideramos fundamental el desarrollo de un programa de desarrollo de capacidades que nos permita adecuar nuestras instituciones y nuestros recursos humanos, para el logro de los objetivos del manejo forestal sostenible y la conservación de los bosques.

Finalmente, quisiera hacer énfasis en la necesidad de dar un mensaje concreto a la Comisión de Desarrollo Sostenible, sobre la importancia de darle una mayor relevancia política al tema de bosques, y de buscar una mejor articulación con otros sectores del desarrollo, los cuales son muchas veces los mayores responsables de la perdida de nuestros bosques y de la biodiversidad que allí se alberga. Igualmente consideramos fundamental que conjuntamente abramos un nuevo espacio de reflexión y dialogo sobre la nueva ética que debe prevalecer entre el hombre y su ambiente, como base para el logro de los principios del Desarrollo Sostenible.

ˆarriba

« regresar