Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Política exterior Colombiana en materia de derechos humanos

La Constitución de Colombia prevé que los tratados y convenios internacionales ratificados por el Congreso, que reconocen los derechos humanos y prohiben su limitación en los estados de excepción, prevalecen en el orden interno. Los derechos y deberes consagrados en esta Carta, se interpretarán de conformidad con los tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados por Colombia.

Los principios generales para trabajar en el ámbito de la promoción, protección y realización de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario y que guían la acción del gobierno colombiano en este tema son:

• Ratificación de todos los instrumentos internacionales básicos adoptados en el seno de las Organizaciones de los Estados Americanos y de las Naciones Unidas.

• Aceptación de la competencia de órganos tales como la Comisión de Derechos Humanos, la Corte Interamericana de Derechos Humanos y el Comité del Pacto de Derechos Civiles y Políticos.

• Mantenimiento de un diálogo permanente con los relatores temáticos y grupos de trabajo de las Naciones Unidas.

Uno de los componentes del gobierno colombiano en materia de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario es el Plan Nacional de Acción, el cual abarca las medidas y acciones necesarias para mejorar la promoción, protección, respeto y garantía de los derechos humanos y acoge de igual manera las recomendaciones contenidas en la Declaración de Viena de 1993.

El Plan de Acción tiene como objetivos fortalecer una cultura del respeto a los derechos humanos, consolidar mecanismos institucionales de protección de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario y promover su difusión entre la opinión pública; continuar y profundizar las acciones para erradicar la impunidad en materia de derechos humanos y derecho internacional humanitario; reducir los niveles de violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario; mantener abierta una disposición de diálogo con la insurgencia armada, en procura de la humanización del conflicto y de una paz negociada; promover la concertación entre las distintas entidades del Estado que prestan servicios básicos a la comunidad, con el fin de adelantar una política coherente, integral y participativa en materia de derechos humanos y derecho internacional humanitario; diseñar mecanismos de evaluación y gestión que permitan identificar los avances y obstáculos, de manera periódica y sistemática, de la ejecución de las políticas; promover la adecuación de la legislación interna a la normativa internacional de los instrumentos internacionales de derechos humanos y coadyuvar al cumplimiento de los compromisos internacionales adquiridos en estas materias; y promover la colaboración entre el sector público y la sociedad civil, a través de los mecanismos institucionales y legales existentes para fortalecer la protección y el respeto de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario.

La Comisión Nacional Permanente de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario fue creada para dar impulso al Plan Nacional de Acción y esta presidida por el Vicepresidente de la República e integrada además por los ministros con competencia directa en las temáticas de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario y por el Alto Comisionado de Paz y cuando resulte necesario convocara a los Organismos de Investigación y control como la Fiscalía, Procuraduría y Defensoría del Pueblo.

El gobierno colombiano ha invitado a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, a establecer puntos de contacto permanentes en nuestro país y a participar en la Comisión. Esta agencias de Naciones Unidas han venido colaborando estrechamente con las autoridades colombianas en el desarrollo de sus tareas en estas materias. Igualmente el gobierno trabaja con el Comité Internacional de la Cruz Roja y con diferentes organizaciones no gubernamentales.

En el tema de Derechos Humanos, como en otros escenarios de la política exterior, Colombia ha rechazado siempre las medidas y acciones unilaterales, las cuales, además de ser contrarias a los principios y reglas básicas del derecho internacional, han demostrado ser ineficaces para procurar mayores niveles de respeto, protección y realización de los Derechos Humanos.

Sitios de Consulta: