Presidencia | Cancilleria | Naciones Unidas

Español | English

Reforma de las Naciones Unidas

El Secretario General presentó a la Asamblea General su programa de reforma de largo alcance en julio de 1997, e hizo énfasis en la necesidad de una mayor integración, un acercamiento sistemático de las políticas y programas en toda la gama de actividades de la ONU en los campos económicos, sociales y desarrollo. Este programa de reforma ha dado sus primeros resultados y Colombia hace seguimiento continuo a las medidas y de su impacto sobre los programas y actividades de las Naciones Unidas.

Las medidas de cambio en cuanto a planeación estratégica y toma coordinada de decisiones, han sido claves para incrementar la efectividad de la ONU. Debido a esto se organizó el trabajo de la Secretaría de la ONU en cuatro áreas centrales --paz y seguridad, asuntos económicos y sociales, asuntos humanitarios y desarrollo, cada uno con un Comité Ejecutivo para coordinar los programas, en donde la extensiva prioridad central de los derechos humanos está también representada. Incrementar la efectividad de la ONU también ha sido el propósito principal de la modernización de los departamentos y procedimientos. Tales reformas han dado resultados importantes, no sólo en una planeación de políticas mejor coordinada y a más largo plazo, sino también, en la ayuda práctica a los países.

La Convocatoria de la Asamblea del Milenio en el 2000, demandó una participación activa de Colombia en el seno de la Organización. Más allá de una conmemoración, esta Asamblea constituyó un espacio de diálogo fructífero para orientar el papel de las Naciones Unidas en el próximo siglo.

Por otra parte, Colombia seguirá participando activamente en el proceso de reforma del Consejo de Seguridad que se realiza en el seno del Grupo de Trabajo de la Asamblea General. Los resultados deben expresarse en mayor eficiencia y transparencia, mejor representatividad geográfica y respeto por la igualdad soberana de los Estados. Aunque no se prevé una decisión a corto plazo, el tema merece un seguimiento constante.